miércoles, julio 21, 2004

La guerrilla que perdió sus ideales

Siempre produce mucha angustia encontrar a tanta gente que lamenta que la guerrilla haya perdido sus ideales. Lo peor es tener que consolarlos: lo que hace que esas bandas criminales se mantengan son esos ideales. Les puedo asegurar que la mayoría de los miembros adultos de la guerrilla siguen planteándose la toma del poder para imponer el socialismo.

Las múltiples infracciones del código penal que cometen son MEDIOS para ese fin (no hablo de "crímenes", porque el mayor crimen es la pretensión de tomar el poder para imponer el socialismo). ¿Cuáles son los ideales de los revolucionarios? "NOSOTROS destruimos la máquina de poder de los imperialistas (neoliberales, explotadores...) y creamos una máquina de poder que sirva al pueblo, a los pobres, a los oprimidos (como nosotros, nuestras familias, nuestros paisanos y vecinos)". Eso implica despojar a la gente, matarla, etc.

¿Por qué habría de escandalizarnos que después eso se haga? Durante cincuenta años al menos eso es lo que se ha ido a aprender a la universidad en Colombia. En medio de ese primer ideal (la revolución) se cuelan casi imperceptiblemente sueños casi naturales en todo ser humano (vivir en una de esas mansiones del Chicó, desplazarse en un buen carro, tener trato con los intelectuales...) y elementos tácitos de egoísmo: "Yo me dirijo a mi pueblo para llamarlo a construir en esta tierra que sólo ha conocido la opresión por fin una sociedad justa donde el negro no sea menos que el blanco ni la mujer menos que el hombre, donde el que nació entre la basura no sea menos que el que nació en los palacios que construyeron los opresores con lo que le quitaron al pueblo. Yo he estado más de treinta años acompañando la lucha para que este momento de plenitud llegue y por fin Colombia pueda decir que nace como nación que tiene mucho que enseñar al mundo". Siempre hay un predominio de la primera persona.

Quien decide aplicar la justicia a la fuerza le niega a los demás el derecho a aprobar esa justicia. Por tanto, el contenido de esos ideales que la gente echa de menos sólo es éste: "YO MANDO".
Pero esa voluntad está en el fondo de la naturaleza humana, el problema es que la pretensión de aterrorizar y matar se disfraza como una forma de reparar un agravio o de crear un mundo justo.

Pero es que los marxistas han estado descalificando las urnas y el sistema democrático desde siempre. El mensaje implícito es el reconocimiento de una jerarquía de la fuerza, el desprecio de lo que la gente puede elegir. Pero cuando a la gente no se la deja optar por una forma de vida, por un lugar, un oficio, unos hábitos... se la está esclavizando. ¡No es que las guerrillas terminen esclavizando a la gente, sino que era lo que se proponían desde el principio! Esclavizar a la gente era el otro "ideal".

Robarla y esclavizarla. Aquí es donde uno se encuentra con lo que es la guerrilla: una constante de la historia humana. Todos los imperios crecían robando y esclavizando. Pero sobre todo lo que hay es una constante de la historia latinoamericana: los conquistadores vinieron a robar y esclavizar. Los mismos secuestros se practicaron en los primeros años de la Conquista. ¿No?

¡Todos los revolucionarios obedecen a esa mentalidad de guerreros y reproducen un fenómeno tradicional! Lo demás es la típica corrupción del lenguaje. No se dice "robar", se dice "expropiar", no se dice "esclavizar", se dice "liberar", no se dice secuestrar sino retener... Pero a esa mentalidad de guerreros se le suma la ideología heredada de los españoles.

Por eso algo tan obvio como la libertad de opinión se descarta sin problemas cuando se quiere la justicia. Todos los profesores universitarios marxistas aceptaban y aceptan que en Cuba no haya ninguna libertad de expresión o de opinión.

¿Por qué eso? Durante casi ocho siglos España y Portugal estuvieron poblados por árabes y musulmanes. El mismo año del descubrimiento cayó el último reino moro. Las colonias heredaron muchos rasgos de esas culturas. ¿No se les ha ocurrido que es muy raro que en Estados Unidos nunca haya habido caudillos? Es que el caudillo es una institución árabe que todavía existe. Casi todos los países árabes son gobernados por caudillos que se sostienen sobre todo por la lealtad del ejército.

El desprecio de la democracia "formal" o "burguesa" es otro "ideal" de los que hicieron nacer las guerrillas, pero sólo lo tolera la mente porque en el fondo todos tenemos a un Bolívar que espera hacer de las suyas acaudillando a una tropa fiel.

¡Ojalá las guerrillas fueran un club de bandidos! Hace tiempo que se habrían dispersado para disfrutar de sus riquezas fabulosas, o se habrían denunciado y matado entre ellos. La forma en que esas guerrillas, esos comunistas, esa "izquierda", son hoy en día los defensores del statu quo daría para otro sermón más largo que éste. Pero es evidente. Basta con ver quiénes son los votantes de Garzón.

Una de las mayores desgracias de Colombia es que los comunistas conservan un gran prestigio. Los 100.000 muertos que puedan haber causado las guerrillas comunistas en su ascenso hacia el poder no son nada en comparación con los más de 100.000.000 de muertos que produjo el comunismo en el siglo XX en el resto del mundo. Tres ceros de diferencia que a muchos colombianos no les quitan el sueño.

Pero para que deje de haber guerrilla hay que destruir el mito que la sostiene, mirar con ojo crítico toda nuestra historia y defender los valores de la civilización moderna, a los que se opone NUESTRA TRADICIÓN.

Si los guerrilleros perdieran sus "ideales", eso sería algo muy bueno para el país. Podrían irse a vivir en cárceles de lujo o recluirse en un pueblo de millonarios en el que disfrutarían de sus ingentes capitales. Pero a eso se oponen los demás "idealistas" que esperan un gobierno que decrete más inversión social (más puestos para ellos) y esperan que eso se negocie a cambio de la paz.

Éstos son los empresarios del negocio, pero nadie les dice nada, todos aplauden sus "ideales" y hasta les hablan en tono condescendiente (y con secreta admiración) por no haberse vuelto prosaicos consumistas.

5 comentarios:

  1. Anónimo4:04 p.m.

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:12 p.m.

    JAJJJAJJA aca pueden hablar toda la basura que quieran y nadie los molesta. Me asombra la cantidad de fanaticos que tienen. Por algo desaparecieron de otros foros. Les gusta la intimidad. JAJAJJAJAJJA

    ResponderEliminar
  3. Es patético ver a esta chusma, el que proclamaba la pena de muerte para todo lo que le molestara, opinando sobre blogs sin molestarse en crear el suyo. A ver, señor fascista, ¿por qué no abre su propio blog y publica todo el veneno mamerto que tiene adentro a ver cuánta gente lo visita?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:36 p.m.

    nosotros los mas antiguos no emos perdido los ideales aqui el vandalismo se produce solo para tener que comer o el presidente o alguien aparte nos va ha dar

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9:41 p.m.

    y porque no muestran el otro lado de la moneda o es que el "gobierno tradicionalista" ha sido un gran angel q solo se desvive por el bienestar social?? por favor!! como si no estuvieran por encima los intereses de ese nido de ratas q gobiernan este pais...aqui a nadie le importa nadie, el unico fin es conseguir sus propios objetivos pasando por encima del que sea,, mandandolos a la mier...

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.