miércoles, noviembre 23, 2005

¿Quién mató a Mercado?

A propósito de la negociación con las AUC ha habido muchísimo ruido con la demanda de «Verdad, Justicia y Reparación», y ahí no han faltado ni los representantes de la ONU ni las ONG de derechos humanos ni los periodistas ni los partidos de izquierda. Y pese a las dificultades, hasta las AUC admiten un compromiso respecto a todas esas cuestiones.


Víctimas de primera y de segunda

______Lo que no se entiende es por qué a las víctimas de las guerrillas no les corresponde ninguna reparación, ninguna justicia y ni asomo de verdad. ¡Tanta es la mentira con respecto a esas víctimas, que los propios jefes del narcoterrorismo se presentan como sus defensores!
______Buen ejemplo es el caso de José Raquel Mercado, personaje que al parecer no tenía familia ni amigos, tanto es el miedo que inspiran todavía sus asesinos, ahora prestigiosos, ricos y dueños de buena parte del Estado. La única noticia que yo tengo de Mercado es un parrafito del libro de Vera Grabe Razones de vida, del que El Tiempo publicó en internet una buena parte, y elogiado por casi todos los que tienen influencia en Colombia, empezando por Mauricio Vargas.
______La líder del M-19 aseguraba que ese asesinato había sido reclamado por el pueblo de muy diversas maneras, a través del «juicio público» que le hicieron, y que al matar al sindicalista ganaron reconocimiento como «justicieros del pueblo».


Sólo un poquito de verdad

______Cuando proclamo ese deseo de saber qué ocurrió, quién ordenó el asesinato, quién lo cometió y muchas otras cosas no estoy pensando en absoluto en ningún tipo de persecución penal contra los autores. Es que no todo es el Estado y las leyes, las cosas más importantes carecen de relación con eso.
______Hay dos rasgos de Colombia que casi definen al país y ponen a cada persona a mirarse al espejo: uno es la valoración extrema de los buenos modales. Parece que ningún crimen es más grave que la mala educación. Si Thomas de Quincey volviera a nacer no habría escrito aquello famoso de que se empieza por un asesinato y si no se tiene un poco de control se termina dejando las cosas para el día siguiente. En Colombia es literal, los asesinos del M-19 son los políticos más valorados y votados por la gente instruida, salvo cuando hay de por medio alguna esperanza burocrática.
______Y complementario a ese rasgo está el culto de las leyes: parece que la única preocupación de la gente a la hora de obrar sea el peligro de ir a la cárcel. En cuanto la cárcel está descartada, pues en el caso del M-19 era el resultado de un proceso de paz, ya no hay ninguna responsabilidad moral. ¡Preguntar por Mercado es de mala educación, es decir, es el verdadero crimen! La agresividad de la mayoría de los blogueros colombianos contra País Bizarro es sintomática al respecto.


El mejor negocio

______Yo tengo la sospecha de que quienes ordenaron matar a Mercado y quienes cometieron ese asesinato son hoy prósperos jefes de ONG de paz y derechos humanos. Esa gente se gana el sueldo de un ministro, y ciertamente no tiene que responder por nada. Sin hablar de los millones que obtuvieron como terroristas y al desmovilizarse.
______Ojalá alguien empezara a darse cuenta de que no hay ninguna causa de los crímenes actuales y futuros más importante que ésa. Si matando gente se accede al bienestar económico, al reconocimiento y a la seguridad, ¿qué clase pendejos son los que no «le jalan» a eso?


¿Quiénes son los criminales?

______Y la paradoja terrible es que así como el verdadero crimen para los colombianos es la mala educación, o el atrevimiento de decir la verdad o preguntar por el paradero de las víctimas o de los miles de millones del secuestro (que dirigían próceres nacionales como el actual gobernador del Valle, miembro del Comité Ejecutivo Central del Partido Comunista en los años ochenta, cuando no había separación con las FARC), la triste verdad es un poco al revés. El crimen más grave es aplaudir a los asesinos de mercado, votar por ellos, saludarlos, legitimar tardíamente ese crimen cobarde.
______Pues lo que determina la vida humana es la ejemplaridad. Mientras siga siendo honroso haber asesinado a una persona, va a ser imposible disuadir a los ambiciosos de hacerlo, y más cuando a más muertos más poder. En buena medida, la cadena de crímenes que ha soportado Colombia desde esas fechas, incluidos los del narcotráfico y el paramilitarismo, es sólo una proyección de esa proeza premiada, rentable y eficaz.

6 comentarios:

  1. Anónimo3:38 p. m.

    Lo que sorprende es que los últimos acontecimientos que han salido a la luz publica sobre el comportamiento de los del M solo les halla restado dos puntos en las encuestas sobre buena imagen, es que también tienen mucho poder, un Juez llamo a Belisario a declarar eso hará pensar que el Ex Presidente fue el culpable de la toma, a Navarro y los demás asesinos nadie los llama.

    ResponderEliminar
  2. Para el anónimo de las 11:38 AM

    Bueno, los jueces no los pueden llamar porque el acuerdo de paz los dejó impunes, y si se mantienen en las encuestas es porque representan a sectores sociales muy concretos, que saben muy bien qué quieren y por qué votan por ellos. Todo, todo el problema es que el resto de la sociedad se vaya dando cuenta de lo que representan esos sectores.

    Y es difícil: propiamente, lo que la gente desea es ser como ellos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:18 a. m.

    La justicia por mediospropiosy particularesno es de hoy. Lástima que sea el presidente Uribe quien tenga aglutinados a los que se creen salvadores de la patria.¿Movimientos de Salvación Nacional?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:31 p. m.

    No será que Petro, es el representante de las FARC y del presidente Chavez en el senado colombiano? Y lo que buscan es desastibilizar el país ante el mundo y hacerlo entrar a la fuerza en el mal llamado socialismo bolivariano?

    ResponderEliminar


  5. elobservadordelpueblo.tumblr.com

    ResponderEliminar
  6. ¿Por qué los terroristas del M-19 asesinaron a Mercado?

    Acá la respuesta:

    http://elobservadordelpueblo.tumblr.com/post/53853739560/el-holocausto-del-19-de-abril

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.