jueves, noviembre 17, 2005

La oposición bizarra al machismo

Están muy equivocados quienes ponen en duda que la reciente manifestación que hubo en Bogotá contra el TLC fuera en defensa de nuestra identidad cultural. Esas tres palabras encierran más enigmas de lo que parece a primera vista, sobre todo porque en un medio en el que la honradez intelectual es por completo desconocida ocurre que cada cual le atribuye a la «identidad» el color que le conviene, sea el pensamiento Gonzalo o el santanderismo más mezquino, sea el culto de un Gaitán modernizador o la nostalgia de un Galán guerrillero. Lo único en que todos coinciden es en el «nuestra», noción que en un país de rateros casi siempre se debe entender como apropiación indebida.


Noción de identidad


______De modo que para los efectos de este post y para mayor precisión voy a reducir los términos a nociones un poco más vagas (como el famosísimo pedante de Moratín que se expresaba en griego «para mayor claridad»). La manifestación era en defensa de la forma de vivir tradicional en Colombia. Pero al pensar en eso un poco más, se me convierte en algo que ocurre todos los días en todo el Tercer Mundo. No hay otro conflicto que importe en el planeta tanto como ése por lo menos desde el final de la primera guerra mundial: la expansión del modelo de democracia liberal y las resistencias que genera.


Dos Américas


______Lo que ha ocurrido en Colombia en las últimas décadas, al menos desde la Revolución cubana, se podría resumir en la formación de dos facciones claramente diferenciadas, una que aspira a integrarse en Occidente y a adoptar los valores morales y políticos que permitieron la formación de la nación que se llama a sí misma América, y otra cuya único sentido es resistirse a ese modelo, por mucho que se adapte a diferentes respuestas y adopte cuanto puede los rasgos de esa sociedad, como la anciana seductora del famoso relato de Carlos Fuentes. No sólo en Colombia. Es un drama de la América hispana que se manifiesta con toda su crudeza en el moderno maradonismo, corriente que tiene amplios seguidores en todo el continente.


Identidad y jerarquía


______Fue el más lúcido y sincero de todos los intelectuales de la izquierda colombiana, que al mismo tiempo es el que mejor escribe, Alfredo Molano, el que lo expresó con claridad en un artículo que escribió para justificar los atentados del 11 de septiembre de 2001: no todos quieren que los globalicen, la gente en cada lugar quiere conservar sus formas de vida, sus costumbres, sus jerarquías. La defensa de la forma de vida tradicional es ante todo defensa de esa jerarquía, y por eso da igual que estén los intelectuales más exquisitos defendiendo las telenovelas más pedestres, la menesterosa clientela de las redes mamertas con los todopoderosos dueños de la cuota de pantalla. A fin de cuentas, para defender la jerarquía siempre hay algún tipo de servicio doméstico, trátese de niños del Caquetá, de indígenas sometidos a caudillos venales y amenazables, de gentecita urbana necesitada de asistencia, etc.
______De tal modo, los izquierdistas que se burlan de esa manifestación sólo están expresando un desacuerdo con el sector mayoritario de su bando: no importa, también muchos protodoctores de hace treinta años le ponían objeciones al narcotráfico y al secuestro y al final para acceder al empleo estatal que les correspondía por tradición tuvieron que participar en cuanta tarea les pusiera el Partido o el Eme. Siempre hay dos elementos a los que no se puede pasar por alto: los ingresos justos del hombre culto, que no va a tener que trabajar, y las lealtades personales que obligan, sea con la parentela, sea con el bondadoso amigo que provee esos ingresos. El hecho de que sean demasiado jóvenes para comprender eso no hace menos cierto lo que afirmo en este párrafo.


Protegiendo a la mujer


______Y como de eso se trata, la supuesta renovación que trae la izquierda respecto a la situación de la mujer es la farsa más grotesca de cuantas he presenciado en mi vida. Precisamente lo que quieren es defender el statu quo tradicional que garantiza la poligamia del hombre poderoso y mantiene a la mujer en un papel subalterno y dependiente.
______El ejemplo del alcalde Garzón nombrando veinte alcaldesas menores en reemplazo de los corruptos que nombró antes sólo es una muestra más de esa cultura «nuestra». Forma de «empoderamiento» de la mujer: promoción del harén del poderoso. Los alegatos de la lamentable y clónica representante en el trópico de las cien mil hijas de san Mayo del 68 sólo hacen más grotesca la situación. De lo que se trata respecto a los derechos de la mujer no es de las cuotas para cargos públicos, para los cuales la idoneidad no depende de los genitales que se tengan, sino de la consideración como individuos con iguales derechos que los demás.


Hábitos de los poderosos


______Pero ese alegato de las cuotas y de los nombramientos del alcalde nos puede desviar de la cuestión principal, cual es la forma de vida tradicional en Latinoamérica y su defensa, llamada «la izquierda». ¿De qué sector político son esos profesores que escogen cada año una alumna y la tienen como amante? ¿Y el señor Gómez Méndez que, según un comentario publicado en El Tiempo y nunca desmentido, cuando era fiscal tenía una cama en su despacho para evaluar los ascensos? ¿Y todos los mujeriegos que escriben en los periódicos o dirigen los sindicatos? ¿Hay o no un molde en el que quepan todos los políticos, los «militares», los intelectuales y los vividores de la izquierda?
______Yo podría hacer una lista larguísima de episodios al respecto, como la guardia femenina que rodea al camarada Jojoy, ahora negado por los que son ricos gracias a su esfuerzo, sobre las tres esposas que le aparecieron a Wilson Borja cuando sufrió un atentado, sobre la trayectoria de cualquier figura masculina conocida de la izquierda colombiana. Quien mejor ha expresado esa forma de ser del hombre latinoamericano, su primitivismo esencial, es García Márquez con esa imagen del general de El otoño del patriarca y los cientos de prostitutas que encontraba en cualquier momento en el palacio. De eso se trata, un gran humanista como Garzón puede haber «coronado» en su larga trayectoria sindical a varios miles de «compañeras». De hecho, alguien me contó hace mucho tiempo que el líder indígena Quintín Lame tuvo cinco mil hijos.


Mixtificación


______Da un poco de miedo pensar que esto lo va a leer una persona de la izquierda colombiana. Si esa persona tuviera la menor noción de lo que es la honradez intelectual hace tiempo que estaría en contra del bando del narcotráfico y de las leyes impuestas a punta de bombas y masacres. ¿Qué van a decir? Que yo estoy expresando un planteamiento conservador contra la libertad sexual. Es porque recurren siempre al mismo mecanismo, a la inversión de los hechos, ellos que son de antes del capitalismo resultan posteriores. Del mismo modo, ellos que son de antes de la institución matrimonial resultan voceros de lo que ocurre después.


La institución matrimonial: antes y después


______Resumiendo muy bruscamente las cosas se puede decir que el cristianismo surgió como mezcla de la tradición judía y la helenística. Lo que lo hizo diferenciarse rotundamente de las demás sectas judías fue su universalismo, su noción de igualdad entre las personas por encima de su raza o de su sexo. En cierto sentido, tienen razón los que atribuyen al cristianismo ese valor de antecedente de la democracia liberal moderna. Como manifestación de ese universalismo se puede reconocer la idea de la sacralidad del matrimonio. El vínculo no se puede romper ni por infidelidad ni por limitación de salud de ninguna de las partes.
______En el Evangelio según san Marcos, X, 1-12 está explicada la respuesta de Jesús a unos fariseos que lo provocaban preguntándole si era lícito o no repudiar a la mujer: «No separe el hombre lo que Dios ha juntado». Porque es que todo lo que implicaba hacer irrompible el matrimonio era simplemente protección para la mujer. En la época ninguna mujer podría repudiar a su marido. Ésa era tal vez una herencia helenística y fue algo que influyó muchísimo en la expansión de la secta cristiana originaria, y también en la popularidad de la religiosidad hasta nuestros días entre las mujeres. Cualquier víctima de un marido irresponsable, borracho, incestuoso, infiel, etc., se aferra a la Iglesia como una institución que la protege. Bueno, de hecho, en Colombia todos esos próceres suelen tener hijos no reconocidos, pero no son los únicos, ¿cuántos colombianos no son reconocidos por sus padres? Ésa es también una «identidad» que defiende la izquierda.
______Porque no sólo se trata de la vida privada de esos señores sino también de un problema cultural más extenso y profundo, que es la indefensión de las colombianas, sobre todo de las humildes y desvalidas, frente a los hombres, sobre todo los poderosos e influyentes.
______Y en ese sentido los valores conservadores son la defensa a ultranza de la familia y de su estructura tradicional, ciertamente con predominio del varón y situación de inferioridad de la mujer, pero esa institución dado el contexto moral predominante es avanzadísima en comparación con esa promiscuidad segura y sin compromisos del poderoso, que es sencillamente la forma de vida tradicional. La supuesta liberación sexual sólo es garantía de diversión para los mismos a costa de las mismas. La imitación de lo que se ha vivido en el primer mundo es sólo aparente, en la realidad las mujeres colombianas son desvalidas en comparación con las del primer mundo y toda asociación kantiana (pues el filósofo consideraba que el matrimonio era un acuerdo de intercambio genital) para el mutuo placer termina pagándola la mujer.


El caso Lewinsky


______Esa forma de considerar la sexualidad por parte de los poderosos en Colombia se puso de manifiesto con ocasión del caso Lewinsky. ¡Con qué condescendencia no se burlaban todos los columnistas de las mujeres estadounidenses que condenaban esa conducta impropia del presidente, como si no fuera un modelo para el resto de maridos del país y por tanto una amenaza de degradación del papel de la mujer! ¡No faltaría más sino que la gente anduviera cuestionando la vida privada de los gobernantes! Quedaba comprobado lo rústica y pazguata e hipócrita que es la sociedad estadounidense en comparación con la colombiana, sobre todo si se piensa en sus sectores intelectuales.
______Si algo significa reivindicación de la mujer es precisamente la asimilación al modelo occidental. Lo que hace que haya miseria y atraso SÓLO es la continuidad de la cultura tradicional, de modo que al cesar la amenaza de la izquierda contra las leyes y las instituciones, es decir, al aplicarse las leyes, es previsible un aumento del empleo y de las oportunidades de estudiar, lo que favorecerá a la autonomía de las mujeres y a sus posibilidades de competir tanto en el mundo laboral como en la creación de empresas. De hecho, precisamente debido a su situación de desventaja respecto al hombre, las mujeres colombianas tienen en conjunto todas las virtudes que determinan la prosperidad mucho más asimiladas que los hombres, y serían mejores empresarias y mejores ejecutivas. Incluso se podría pensar que en conjunto están más preparadas para trabajar.
______¡No son las cuotas que garantizan servicios sexuales a los poderosos sino el Imperio de la Ley que permite producir y competir lo que es redentor para la mujer!

21 comentarios:

  1. La parte mas graciosa de su texto es cuando le da por defender el cristianismo como un antecesor de la democracia liberal y de los derechos de la mujer. Para que molestarse en leer lo que San Pablo decía donde jerarquizaba claramente la relación hombre-mujer (la mujer debe obedecer al marido que es la "cabeza de la familia").Menos en mirar como era la institución medieval del matrimonio (donde la esposa era poco menos que un pedazo de propiedad). Mas chistoso aún cuando trata de presentar la revolución sexual como opresora de las mujeres. Al menos debería citar y no plagiar de manera tan desvergonzada de quién toma ese insólito argumento: Irving Kristol. Yo que pensaba que la opresión de las mujeres era responsabilidad de los hombres que las golpean, las violan y las por debajaean. Pero no, es culpa de la posibilidad que tienen de no depender de algún Jaime Ruiz que las controle para vivir sus vidas como les plazca. Hombre, en serio entre más lo leo más me asombro...¿es ud un personaje real o simplemente una especie de ideologo barato dedicado a defender todo lo indefensible en este mundo?

    ResponderEliminar
  2. Jaime tiene razón. Jesús era un feminista en su época. También, ya que lo menciona, Jesus promulgaba por defender el bien común antes que el particular, invitaba a la caridad, despreciaba a aquellos que controlaban el dinero, rechazaba la autoridad, resucitaba muertos, gestaba revoluciones a la Ghandi, se oponía a las leyes de tipo jerarquico y rechazaba cualquier forma de opresión imperial. Jesús, de hecho, era un, ¿con qué arcaisísmo es que los llama Jaime?, un mamerto de izquierda.

    Desafortunadamente, nada bueno perdura y de las enseñanzas de Jesus sólo quedó una religión hipócrita con varias vertientes igualmente hipócritas que dicen defender sus enseñanzas al mismo tiempo que protegen las tradiciones de "la oligarquía más rancia" (Otro jaimismo). Por ejemplo, siguen creyendo que las mujeres son empleadas de servicio y por eso a las monjas se les enseña la sumisión y son ellas las que tienden a diario las camas de arzobispos.

    Por otro lado, todos sus chismes -el de Quintín Lame es de antología- intentando sustentar el hecho de que los de la izquierda usan su poder para ganar favores sexuales, no tienen nada que ver con la posición ideológica de los mentados, no. Es una condición de los poderosos, pasa de lado y lado. Le aseguro que Pinochet no se distinguía por sus ascetísmo sexual, ninguno de los militares que tuve el placer de conocer en el ejercito se distinguía por su respeto a la mujer. De hecho, creo que las historias machistas más terribles que he escuchado -incluyendo violación de guerrilleras- me las contaron esos oficiales con orgullo y alegría.

    Finalmente, Jaime obvia un asunto clave. Sin la izquierda que tanto detesta, las mujeres hoy seguirían siendo unas sumisas amas de casa protegidas por sus maridos y completamente dependientes. El voto a la mujer no vino de la derecha, no. Vino de las luchas de personas de izquierda por que los derechos civiles de las mujeres fueran reconocidos.

    ResponderEliminar
  3. J.

    Ver a Jesus como un feminista me parece un exabrupto histórico. Si lo vemos desde un punto de vista histórico, Jesus era un rabbi Judío del siglo I D.C, y es bastante poco probable que se apartara de la concepción judaíca de la mujer. Tampoco es lógico verlo como una especie de "izquierdista" de su época, aunque claramente su concepción del manejo de la propiedad y el dinero era bastante "revolucionaria" para la época.

    Por lo demás si alguna cosa razón tiene Jaime Ruiz es que la izquierda en este país - y muchas veces en muchos otros lados- termina reproduciendo los esquemas de dominación patriarcal que supuestamente combate. Incluso muchos izquierdistas ven los derechos de la mujer como un asunto secundario en comparación a otros, tales como la lucha de los trabajadores. En lo que se equivoca Ruiz es en pretender que eso forma parte de una concepción ideologica extendida en TODA la izquierda. Peor cuando trata de negar que es la izquierda la que más ha hecho por los derechos de las mujeres, por la sencilla razón que es inherente a su propia fundamentación ideológica: igualdad y libertad.

    ResponderEliminar
  4. Tiene razón, Sergio, es probable que Jesús hasta le pegara a la mamá de vez en cuando. Claro que creo que describirlo como un rabino es también una exageración. Jesús nunca tuvo -al menos según los evangelios- mayor educación, así que formación de rabino no pudo tener.

    ResponderEliminar
  5. J.

    No creo que "Jesus le pegara a la mama". Lo que si creo es que como un personaje de esa época debía estar inbuido por la concepción de una sociedad fuertemente patriarcal como la judía (la romana lo era también en gran medida por lo demás), donde la mujer no era mucho más que un objeto propiedad del padre.

    En cuanto a lo de rabino, lo digo porque en muchas partes del nuevo testamento lo llaman así ("maestro" o "rabbi"), lo que ha dado mucha especulación por lo demás ha si era un hombre casado o no (según la tradición los rabinos debían ser hombres casados).

    ResponderEliminar
  6. Creo que es Saramago el que en El evangelio según Jesucristo describe una relación superseca entre Jesús y la mamá, ¿no? Saramago dice que la mamá, en la jerarquía familiar de esa época, estaba por debajo de los hijos varones y que seguramente Jesus no la trataba particularmente bien.

    Lo de llamar a Jesus "maestro" es medio natural porque eso es precisamente lo que él era. Tal vez usaba el estilo de los rabinos, pero estaba lejos de compartir su ideología y creencias.

    ¿Dónde andará Jaime hoy? It's more fun when he is around.

    ResponderEliminar
  7. Para Sergio Méndez: digamos que yo ya cuento con que usted va a exhibir una serie de limitaciones más bien preocupantes, pero el nivel de la discusión histórica que plantea ya no es el de un mal historiador sino el de un mal alumno de bachillerato.

    Por ejemplo, la jerarquía de San Pablo sería mejor buscarla a ver qué es lo que dice. En la Carta a los Efesios defiende la fidelidad y no establece ninguna jerarquía. Pero no niego que lo haga en otra parte, lo que pasa es que yo estoy hablando de la abolición del repudio a partir de Cristo. ¿Quedaba con más derechos la mujer al ser suprimido el repudio o no? Las acusaciones sobre la condición de la mujer en la edad media cristiana son grotescas. ¿Es que estaba mejor en alguna otra sociedad? Sencillamente en la región se había llegado a un matrimonio vigilado por la Iglesia que impedía a los hombres, al menos a los que ostentaban alguna dignidad, mandar a la m. a la mujer cuando estaba vieja. Ciertamente habría dominación porque el estado de la mujer tras la democracia liberal no es "natural". ¿Cómo puede ser necesario explicar eso?

    Para hablar de la condición de la mujer en la edad media cristiana, admitiendo que el machismo ha imperado en todas las sociedades desde el neolítico, basta recordar el amor cortés, pero creo que es un tema demasiado brumoso para usted.

    Creo que me he equivocado con usted tratándolo de mamerto, su caso es mucho peor. Figúrese que en el Manifiesto comunista ya denunciaban Marx y Engels eso que usted llama la revolución sexual, cuando explican que lo de que ellos van a imponer la comunidad de las mujeres es una calumnia, y que son los burgueses los que se acuestan con las mujeres de los demás y aparte tienen a su disposición a las mujeres e hijas de los obreros. Un mamerto no sería tan ridículo de presentar el derecho de pernada de los poderosos como "revolución sexual". Los cambios que tuvieron lugar en el mundo civilizado tras la invención de la píldora y la penicilina no tienen nada que ver con los cientos o tal vez miles de conquistas ventajosas de malhechores como Luis E. Garzón o como en realidad TODOS los sindicalistas, profesores, guerrilleros y literatos de la izquierda. Es que en su confusión cree que es lo mismo un patricio ocioso y millonario colombiano como el lamentable dandi taurino que un luchador social. Es más o menos como esos curas coloniales que bendecían la esclavitud y vivían rodeados de lujos gracias a ella, que la fe religiosa que predicaban era una farsa. La izquierda colombiana es una farsa exactamente ejecutada por los descendientes de los sobrinos de esos curas. Pero eso creo que es demasiado complicado para usted.

    Acerca de la autonomía y libertad sexual que tienen las mujeres de la clase alta o intelectual colombiana, es decir, de la izquierda, ya dejé un link que a alguien como usted, muy preocupado por la libertad sexual de las mujeres le convendría leer.

    ResponderEliminar
  8. Para Sergio Méndez: (Comentario de las 7:05 AM)

    La falacia ridícula de ustedes es hablar de una izquierda ideal para promover un fenómeno real. Son como niños de siete años que fueran a ejecutar una estafa. La izquierda es un poder en Colombia, el del narcotráfico y la Industria del Secuestro que organizó el Partido Comunista desde los años sesenta. No es un constructo teórico. Los cargos sindicales, los puestos en la universidad, incluso en la prensa, son cosas concretas y no entelequias virtuales. A esa izquierda me refiero cuando explico que no es más que los viejos encomenderos disponiendo de las indias jovencitas cada vez que tenían el capricho, al tiempo que sus mujeres vivían sometidas y amedrentadas. ¿Cómo hay que decir para que ustedes adquieran uso de razón?

    En Colombia la izquierda sólo son los descendientes de los encomenderos defendiendo sus fueros tradicionales.

    (Por favor, escriba eso cien veces y después viene a hablarme de izquierdas ideales. Es que da bastante tristeza.)

    ResponderEliminar
  9. Para J:

    Su comentario sobre Cristo amerita un post. Lo de los chismes sobre la promiscuidad de todos los izquierdistas COLOMBIANOS los conozco muy de cerca. Lo que pasa es que usted tiene un talento especial para no entender. ¿Cómo explicarle que en Colombia lo que se llama la izquierda es un montón de hijos de puta que se ganan el sueldo de diez o veinte personas gracias a las amenazas que vierten en las negociaciones sindicales, que a lo largo de la vida trabajan un tercio de lo que trabaja una persona en un pais civilizado, que sencillamente son los esclavistas de siempre defendiendo su orden? ¿Cómo explicárselo? Hay algo de su cinismo que es propio de un idiota, a la manera en que los hombres "normales" que atendían las cámaras de gas tenían adormecido todo sentido moral. El caso suyo es idéntico, a un punto que inspira vómito y lástima:

    Pero usted sigue y sigue con su izquierda y su izquierda y que los poderosos son promiscuos y demás. Es porque ni siquiera lee aquello que trata de refutar. ¿Cómo hay que decirle que ciertamente puede haber violadores y psicópatas y de todo en todas partes, pero que el sentido de la llamada izquierda en Colombia es resistencia a la globalización para defender un orden antiguo? El problema es que esos militares violadores que usted conoció tienen un trabajo defendiendo un régimen democrático, sin duda estarían mejor con un presidente como Chávez. El problema es si se defiende el modelo tradicional o si se asimilan los valores de la civilización liberal. No es que no haya mujeriegos y abusadores entre los políticos de derecha, sino que no es su programa, no es lo que reivindican. Mientras que los de izquierda sí, por eso modelos como el de Fidel Castro, que dispone de quien quiera, o el de cualquier figura mítica de eso bárbaro que se expresa en esa izquierda.

    Tan repulsiva es su idiotez que ahora va a resultar que el sufragio femenino es obra de los castristas que no permiten ni el masculino. ¡Lo que hay que ver! ¿Había mucho sufragio femenino en la URSS o en cualquiera de las tiranías sanguinarias de izquierda?

    ResponderEliminar
  10. "Las acusaciones sobre la condición de la mujer en la edad media cristiana son grotescas. ¿Es que estaba mejor en alguna otra sociedad? Sencillamente en la región se había llegado a un matrimonio vigilado por la Iglesia que impedía a los hombres, al menos a los que ostentaban alguna dignidad, mandar a la m. a la mujer cuando estaba vieja. Ciertamente habría dominación porque el estado de la mujer tras la democracia liberal no es "natural". ¿Cómo puede ser necesario explicar eso?"

    ¿Y despúes de escribir semejante estúpidez osa cuestionar los conocimientos históricos de alguién? Creo que voy a tomar por deporte definitvamente joderle la vida..es demasiado divertido y es gratis (hasta que algún genio le de por privatizarlo) :P

    Antes de seguir haciendo el rídiculo, compare el status de la mujer en el Islam y en la cirstiandad medieval. Creo que no le va a gustar. Y sobre todo, jamás le vaya decir a un historiador eso de que la Iglesia vigilaba el matrimonio para evitar que el hombre la mandara a la mierda.

    Finalmente, un par de versos par tí, o ignorante Jaime Ruiz:

    Primera de Corintios 14:35

    Efesios 5:21-24

    Colosenses 3:18

    Ciertamente San Pablo era un apostol de la liberación femenina....

    ResponderEliminar
  11. Debido a la rudeza completamente innecesaria que Jaime muestra en su respuesta a mi comentario, me retiro cortesmente de esta conversación.

    ResponderEliminar
  12. Para Sergio Méndez:

    1. Gracias por las citas de san Pablo.

    2. Sobre lo que no le gusta del fragmento que cita de mi post anterior, sería mejor que me explicara dónde hay algo remotamente inexacto. El procedimiento infantil de burlarse a priori de lo que dicen los demás, sin ningún argumento, sólo genera desprestigio.

    Comparar la condición de las mujeres cristianas y musulmanas en la edad media resultaría sumamente interesante. Pero primero habría que saber si para usted la abolición del repudio y de la poligamia, aunque fuera en términos sobre todo formales, es una mejora para la condición de la mujer, sobre todo en ese mundo oriental en que nació el cristianismo. Y si derivando de eso podrían estar las musulmanas mejor que las cristianas pese a estar condenadas a ambas cosas. ¡Pero si todavía hoy los grandes jeques de los países del Golfo tienen varias decenas de esposas! Un rey egipcio de principios del siglo XX tenía miles de esposas...

    Yo no he oído hablar de heroínas musulmanas que se puedan comparar en poder con alguien como Leonor de Aquitania, ni en ser respetadas como una Eloísa, una Francesca de Rímini, una Beatriz (la Commedia es del siglo XIII). A lo mejor usted está enteradísimo de cosas así.

    A mí no me divierte discutir con usted porque sin remedio me encuentro con mecanismos psíquicos, intelectuales y morales bastante penosos, pero, como ya he dicho, no está mal que en mi blog haya un mamerto de pesadilla para que la gente compare. Gracias por participar. Procuraré encontrar diversión en las discusiones con usted.

    ResponderEliminar
  13. Para J:

    Dese cuenta de que la violencia está en su conducta, en la absoluta indelicadeza con que da por sentado todo lo que le conviene (como que la izquierda sea algo distinto de la guerrilla o de que se trate de otra cosa que del bando de los sempiternos dueños del Estado, de la defensa de un orden antiguo y bárbaro) repitiendo sus clichés como si uno no hubiera escrito nada. ¿No es eso grosería y rudeza? ¿Puede ser posible que los que aplauden las masacres en Irak, que se cometen para impedir que la gente elija a su gobierno, resulten ahora los proveedores del sufragio femenino? ¿No es eso una falta de respeto atroz?

    ResponderEliminar
  14. Este articulo cobija un solo tema en un contexto amplio, historico y politico sobre todo.

    Pero he aqui mi perspectiva del tema del machismo desde un punto de vista cotidiano y realista, del mundo actual, y relacionado a lo de elecciones:

    El poder, y todo lo que implica esto, esta actualmente en manos de los hombres. Lo mejor para todos es desegregarlo, y en la practica mas que en la teoria.

    No hay mucho secreto en esto de entender y manejar una relacion saludable con las mujeres, ni en el contexto social ni en el politico. En este ultimo lo que se necesita es entender y llenar las necesidades del genero, por si solo e integrado en la sociedad general. O sea, no son las palabras y ofertas demagogas las que cuentan, ni a corto ni a largo plazo, sino los hechos. Esa es la mejor politica, y aplica a todo ciudadano que este fuera del circulo del monopolio tambien, aunque sea varon tiene esa necesidades en comun con las mujeres, quienes sin duda en la practica estan excluidas del poder, en todos los ambitos.

    Y los hechos hablan por si solos.

    Aun para los violentos que se les dio chance de hacer politica contaran, es decir que si su programa politico futuro es incluyente, justo, sincero en vez de demagogo, apegado estrictamente a la ley y el respeto REAL que es TODO lo que buscamos, ese exviolento esta demostrando en la practica que llena los requisitos, y que para las mujeres, que tenemos un radar naturalmente mas afinado para percibir las mentiras, es lo que cuenta y contara, y se votara haciendo uso de ese juicio, y se vivira haciendo ese juicio. No pensaremos sino en la realidad, los hechos, el futuro, no vamos a pensar en que fulanita escribio, canto, bailo, o es descendiente de tal alcurnioso. Esa es la mujer de hoy y la que seguira formandose. Porque el cuento del machismo ya es muy antiguo, somos sobrevivientes de muchas generaciones que nos han requete educado en los tipicos trucos del poder abusivo. Entonces el usar la violencia hoy en dia tiene un poder muy limitado, y ya lo veremos aun en el medio oriental caer aparatosamente.

    Otro ejemplo: digamos que uno solo tiene opciones de elejir un varon, por las razones que sean, uno siempre buscara la evaluacion subjetiva como complemento de los hechos. O sea, ese tipo politico que luego de presenciar un atraco o golpiza a una mujer sale con la propuesta de que 'bueno, aqui no hay mayor problema, sigamos con la solucion de problemas que nos agobian y que es lo que importa', y descarta como tarada a la victima y confia en su poder del lenguaje demagogo, estaria mandando un mensaje terrible para las electoras, porque esta demostrando en la practica su incapacidad para el trabajo que las mujeres creemos es necesario, lo que conduciria a que se pierda la confianza, y o se de abstencion o rechazo de ese poltico (el voto es supuestamente secreto).

    Pero ademas se tendria mas confianza en ese exviolento que demostro con hechos que aprendio la leccion de su vida anterior.

    Claro que en paises como Colombia, donde la fuerza de la violencia es parte de la cultura favorece la impunidad temporal en elecciones sobre todo (sicariato incluido, y hasta cibersicarios uno nota), pero lo que contara son los hechos no la demagogia, ironicamente los mismos politicos corruptos se eliminaran.

    Nota: esa propaganda barata y novelezca para campañas polticas en el tercer mundo cuentan mucho menos que en los desarrollados, y de poco ayuda sera eso de iconos femeninos esgrimidos demagogamente por las dos facciones en pugna, porque a la larga el ciudadano de a pie, y las mujeres, lo que estamos leyendo es el oportunismo para gozarse en los tradicionales metodos sadistas. Y que lo que queremos es que se acaben.

    Conclusion: bajense del bus, propongan y realizen un plan realista, son pocos los que comeran de cuento. Sugiero eso, y sugiero que lo demuestren trayendo al mabito publico y de los foros a sus mujeres, que se vea en hechos lo que dicen en palabras. Ese creo que gana y perdurara en el poder.

    ResponderEliminar
  15. La tactica electorera del cibersicariato o sicariato mediatico es ponerse la soga en el cuello, por lo de la globalizacion, es tan bobo como invertir en un polo turistico donde se dan actos criminales ante los turistas como metodo de promocion del talento criollo. Y que traduce en lenguaje universal, somos sicopatas. Quien regresara asi? quien comerciara asi? y quien es la cabeza visible de esa sociedad?

    Hechos!

    ResponderEliminar
  16. Anónimo4:44 a.m.

    Jajjajajaj, ojala yo no llegue nunca a la triste situación de Jaime Ruiz, que tiene que acompañar cada argumento con una carga de insultos. De nuevo, la siguiente frase de Margaret Thatcher me parece pertinente:

    "I always cheer up immensely if an attack is particularly wounding because I think, well, if they attack one personally, it means they have not a single political argument left."

    Galactus

    ResponderEliminar
  17. Para Mary T.:

    Figúrese que a mí me parecería muy machista un hombre que llevara a su mujer a los foros y actos públicos. No veo ninguna diferencia con prohibirle ir. ¿No se supone que es libre?

    Y lo de eso que usted llama cibersicariato, y que no entiendo bien qué es, me parece que no estamos de acuerdo. El TLC es funesto para los poderosos porque puede encarecerles el servicio doméstico, el control de las mentes, etc. No les interesa que suba la renta del país sino la suya propia, y para eso tienen el petróleo y el carbón y el gas y la coca. Lo que no quieren es que haya un país como los demás, sino seguir siendo los amos.

    No es raro que salgan a defender el monopolio sobre las mentes, es que en una competencia libre siempre salen perdiendo.

    ResponderEliminar
  18. Para Galactus:

    Amén. Claro que de lo que hablaba la señora Thatcher era de las descalificaciones ad hominem mientras que yo sólo expreso reacciones a "argumentos" que son falacias cínicas. Violentas (mis reacciones), es verdad, pero no propiamente sin argumentos. Menos violentas "estructuralmente" que las falacias.

    Pero no se preocupe, usted no corre ningún riesgo de ser insultado. ¡Sabe guardar bien sus argumentos de modo que nunca se queda sin ellos!

    ResponderEliminar
  19. Galactus,

    pienso que la sra Thatcher tiene razon en lo de que los ataques personales significan, pero yo no pasaria mas alla de reconocer el que se que se quedaron sin argumentos politicos. Me esforzaria en no establecer un condicionamiento entre agresion y felicidad, y solo responderia a las agresiones personales cuando sea esencial.

    Ruiz,

    esta demas repetirle que no lo son en la practica. El hecho que usted vio necesario escribir este articulo le demuestra en parte eso. O no? es que a veces la palabra libertad es redefinida en politica, ya es parte de esta. Por lo demas, en cuanto a lo del TLC mas o menos estoy de acuerdo.

    El cibersicariato lo defino exactamente como en la vida real, excepto que ocurre en el ciber espacio. Pero como que uno camina en este con ciber chaleco. jaja, que dientes tan grandes tiene el lobo.....

    ResponderEliminar
  20. Para Mary T.

    Yo vi necesidad de escribir este artículo porque es otra prueba más de que la retórica de la izquierda sirve para defender un mundo anterior al capitalismo, en este caso incluso anterior al matrimonio cristiano.

    Acerca de la libertad de las mujeres pongo un ejemplo, la opinión de mi mujer sobre la política es que es una gran pérdida de tiempo. Nada le molesta más que el hecho de que yo dedique tanto tiempo al blog. Tiene razón, claro, pero su problema no es no tener libertad para opinar. Es que opina con mentalidad conservadora.

    ResponderEliminar
  21. Pues para que notemos la gran diferencia:

    yo, en cambio, no tengo esa libertad de hablar en un foro/blog sobre mi vida persona. Y es en mi opinion y para mi vida, definitivamente lo mejor.

    De todas formas, debiera decirle a su partner/compañera/mujer que hace falta su opinion en los foros, seria altamente apreciada esa opinion conservadora e inteligente, hay pocas por estos lados de ese estilo, y en cambio hay mucha vulgaridad de machitos.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.