miércoles, febrero 01, 2006

¿Quién ordena los secuestros?

No creo que haya nada más dañino para la sociedad colombiana que la torpeza con que se ve el fenómeno guerrillero: por muchos testimonios que se acumulen, la mayoría de la población urbana quiere verlos como unos malhechores rústicos que amenazan a la «gente de bien», es decir, a la gente educada y bien vestida y urbana y de costumbres apacibles. Con absoluta inocencia se les reconoce una vocería de la gente más pobre, y ahí se mezcla el desprecio con la compasión, rasgo que a todas horas se encuentra en Colombia.

La provocación intolerable

______Eso determina fatalmente que este blog resulte muy desa- gradable para mucha gente: aquí se pretende demostrar que la guerri- lla sólo defiende los intereses de una minoría de privilegiados sociales ligados a las clases superiores de la sociedad antigua. En lugar de ver en los guerrilleros unos bandidos, los consideramos la tropa de una elite intelectual con pretensiones muy precisas y bastante habilidad para sacar partido de los crímenes que cometen sus peones.

Razones políticas

______Un buen ejemplo de eso es la discusión sobre el intercambio humanitario. ¿Por qué no aprovechan las FARC para sacar de la cárcel a sus militantes y recuperar poder? Ante todo porque su mayor interés es impedir que Uribe sea reelegido y la causa de los secuestrados es muy útil para los frentes urbanos, de estratos altos, organizados en grupos de lucha por la paz como Redepaz, Indepaz y muchísimos otros.

Presiones sobre el gobierno = más poder terrorista

______Como la capacidad de presión de los familiares de los secuestrados y los ex presidentes, los medios, los gobiernos europeos, etc. es tan grande, la cuestión de los secuestrados es un Leitmotiv de la campaña electoral que no se presenta como promoción de candidatos sino como propaganda antigubernamental basada en las excusas de personas que ciertamente no participan en los secuestros pero sí los negocian. El hecho de que haya franceses que culpan al gobierno colombiano del secuestro de Íngrid Betancourt es sólo un ejemplo de lo que ocurre en toda Europa con los miembros de ONG que tienen relación con Colombia. La labor de un personaje como el premio Nobel José Saramago lo confirma aún más.

Las razones secretas de la guerrilla

______Y llegan a un punto en que el gobierno se muestra dispuesto a ceder y ya no tienen excusa para explicar que en realidad les dan igual los presos y sólo quieren seguirlos explotando para debilitar al gobierno. Entonces aparecen perlas como una artículo del cordinador de Redepaz en el Valle del Cauca, en el que se vuelve sobre la cuestión de si los guerrilleros liberados o amnistiados volverían al monte. Parece que todo el mundo se olvida de que el gobierno ya cedió al respecto precisamente gracias a esa presión, sobre todo originada en El Tiempo. Da igual, algún pretexto hay que sacar.
______La discusión de los lectores de El Tiempo ya deja ver cuál es la causa del antiuribismo obsesivo de tantos sectores. Y también que nadie conoce los límites de la supuesta negociación. Bueno, entre esos lectores figura uno que pone una dirección de correo electrónica de Indepaz. No puedo resistirme a copiarla.

En una dramática aparición en un video entregado a un medio de comunicación nacional, tres de los diputados plagiados dejaron sobre la mesa tres propuestas para su liberación y la de todos los secuestrados: la primera el despeje por treinta días, de los municipios de Pradera y Florida, para negociar el acuerdo humanitario; la segunda, la inclusión de una papeleta para votar la decisión del intercambio humanitario en el marco del Derecho Inter- nacional Humanitario en las elecciones de marzo de 2006; y la tercera, la solicitud de asilo político al gobierno vene- zolano si continúa la falta de garantías para su liberación por parte del Gobierno colombiano y su insistencia en no permitir el acuerdo. De esta forma los diputados pla- giados Nacianceno Orozco, Carlos Narváez y Édison Pérez, pusieron en el primer orden de la agenda nacional e inter- nacional el tema del acuerdo humanitario en Colombia.
______Por medio de un documento audiovisual, que dada la calidad de sus protagonistas y la actual coyuntura, se convierte en un pronunciamiento político que emplaza a actuar con imparcialidad, legalidad y ética política, al primer mandatario y aspirante a la reelección. Aspirante-mandatario que en medio de una fuerte polémica, precisamente por múltiples denuncias en su contra por el abuso de poder como presidente-candidato y violaciones a las garantías electorales, espera su reelección y la de su propuesta de seguridad democrática.
______Pero además, el documento audiovisual es una iniciativa electoral de un grupo de ex diputados y miembros de colectividades partidarias, que por su condición de plagio, no han perdido sus derechos políticos y de participación, y que esperan recibir en igualdad de condiciones, el apoyo del pueblo colombiano en las próximas elecciones de marzo, donde se la juegan con su propuesta por los acuerdos humanitarios, de la cual no sólo depende su vigencia política, sino su derecho a la libertad y a la vida.

______¿Quién ordena realmente los secuestros? ¿Es más responsable un niño de la selva que teme que lo obliguen a comerse a su novia, como ha ocurrido tantas veces, o un personaje como éste? Ni siquiera: los miles de colombianos que leen eso y no ven el cinismo con que se explota un texto escrito por unos señores amedrentados, y tal vez redactado por el mismo comentarista, y permanecen sin inmutarse, como de hecho ha estado casi toda Colombia sin inmutarse ante la industria del secuestro durante décadas.
______Ya es hora de entender que quienes ocuparían posiciones de poder derivadas de un triunfo narcoterrorista son los que pueden enredar el lenguaje a tal punto que la labor a la que fuerzan a unos secuestrados se convierte en una defensa de su libertad y de sus derechos. Pero claro, eso lo digo yo: la mayoría seguirá con su orgullo de ser de estrato 4 ó 5 y mirando con desprecio a esos feos terroristas.

6 comentarios:

  1. Anónimo12:38 a.m.

    OIGA ULTRADERECHISTA:

    CON LAS PIEDRAS QUE CON DURO INTENTO LANZA, BIEN PUEDE ERIGIR SU MONUMENTO.

    ¿TIENE ALGUNA OTRA MENTIRA QUE CONTAR?

    ResponderEliminar
  2. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  3. A mí no me parece que lo que Jaime dice sea cuestión de un "ultraderechista" ni mucho menos una mentira. Si alguno lee eso que escribió Saramago, y no le dan ganas de vomitar, entonces le recomendaría que tome un curso de comprensión de lectura, o si lo entiende y lo comparte, que me diga a qué frente de las FARC pertenece.

    Por un lado, ¿es cierto que los intentos de liberación del ejército siempre han causado víctimas? Claro que no, pero a Saramago lo que no le gusta es que se ataque a la guerrilla porque él se declara comunista y parece que tiene una idea romántica de esos hampones.

    "Por un lado, los intentos de liberación cometidos por el Ejército siempre han causado víctimas entre los secuestrados"

    Por otro lado, ¿se ha puesto Uribe a bloquear cualquier iniciativa?

    "negarse a cualquier iniciativa que pudiera conseguir lo que las armas no han logrado"

    Por supuesto que no. Les ha hecho muchas propuestas, pero a ellos les conviene seguir jugando con esta gente porque le pueden sacar mucho más partido político. En realidad lo último que le interesa a esos desgraciados, son sus propios peones o las víctimas de su plagio.

    "A todo esto ha venido a añadirse ahora un preocupante dato, el de que las familias de los secuestrados están siendo amenazadas de muerte por exigir que les sean restituidos sus parientes"

    Bueno, si es cierto lo que dice Saramago, me queda la duda de quién está amenazando a los parientes de secuestrados. Seguramente no será el gobierno, pero las intenciones de Saramago son muy claras; al fin de cuentas, ya se sabe de qué lado está y la clase de persona que es.

    "La situación se está volviendo insostenible, 3.000 vidas humanas son despreciadas en aras de la razón de Estado y el Gobierno del presidente Uribe no hace más que administrar políticamente las angustias y el terror de la población de su país."

    Me pregunto yo: ¿Fue Uribe el que mandó a secuestrar a esa gente? ¿Es el gobierno colombiano el que secuestra ciudadanos no combatientes? Entonces ¿quién es el terrorista y por qué Saramago culpa a Uribe? ¿Cómo alguien con un poco de decencia es capaz de decir que Uribe administra políticamente el sufrimiento de 3000 vidas humanas? Pero no me sorprende, si algo conoce bien ese viejito es el lenguaje, y con sus perversas manipulaciones es capaz de presentar, en sola frase, a Uribe como el victimario y la guerrilla como sus víctimas. ¡Increíble, vaya talento!

    ResponderEliminar
  4. Icarus, con respecto a Saramago, yo escribí un análisis de ese escrito, que coincide mucho con lo que usted dice:

    Ya se ha estado hablando de que el Premio Nobel de Literatura y de Paz están totalmente politizados (entiéndase, se los dan a los amigotes de la izquierda). Pero de ahí a encontrar a una joya entre las joyas, haciéndole el juego al terrorismo de una manera descarada, y mintiendo terriblemente, ya provoca rebajar este premio a la categoría del Frambuesa de Oro. Cabe recordar que el personajito que citaré a continuación había hecho una "dura" crítica a las FARC hace no mucho, por lo que resulta un poco difícil entender cómo un día jugaría para un equipo y al día siguiente para el contrario. En fin, su crítica a las FARC se basa en lo que puede decir todo izquierdista "respetable" y "decente" que respeta la vida y los derechos humanos: que por culpa de los actos terroristas de las FARC y el rechazo que levantan en la gente, en Colombia la "izquierda" "democrática" (¿eso existirá de todos modos?) no ha tenido la oportunidad de hacerse elegir por el pueblo. Pero seamos más justos todavía: al menos este personajito, a diferencia de otros todavía más descarados, reconoce que las FARC son un grupo terrorista.


    Colombia: Uribe tiene tres mil motivos para no dormir

    José Saramago
    El Periódico de Cataluña

    La situación de los secuestrados en Colombia llegó a un punto crítico que el Gobierno del presidente Alvaro Uribe no parece interesado en resolver.

    Por un lado, los intentos de liberación cometidos por el Ejército siempre han causado víctimas entre los secuestrados y, por otro lado, al negarse a cualquier iniciativa que pudiera conseguir lo que las armas no han logrado, el presidente Uribe, voluntaria o involuntariamente, bloquea cualquier hipótesis de solución.

    A todo esto ha venido a añadirse ahora un preocupante dato, el de que las familias de los secuestrados están siendo amenazadas de muerte por exigir que les sean restituidos sus parientes, algunos de ellos llevando ya siete años de secuestro.

    La situación se está volviendo insostenible, 3.000 vidas humanas son despreciadas en aras de la razón de Estado y el Gobierno del presidente Uribe no hace más que administrar políticamente las angustias y el terror de la población de su país.

    Es hora de que la comunidad internacional, tan justamente preocupada por la suerte de los secuestrados en Irak, ponga también los ojos en lo que está ocurriendo en Colombia. Tres mil personas exigen que sus vidas no sean utilizadas como peones en un ajedrez de intereses que no son los suyos.

    El presidente Alvaro Uribe tiene por lo menos 3.000 motivos para no dormir bien. No puedo más que desearle buenos y largos insomnios.

    * José Saramago es Premio Nobel de Literatura en 1998. Su última novela publicada es 'Ensayo sobre la lucidez'.

    Empecemos por la mentira Nº 1:

    La situación de los secuestrados en Colombia llegó a un punto crítico que el Gobierno del presidente Alvaro Uribe no parece interesado en resolver.: Nadie ha sabido de que Saramago alguna vez haya hablado con el presidente de Colombia o algún miembro del gobierno. Sin embargo, sus fuentes "informativas" le han dicho que el gobierno no tiene interés en resolver el problema de los secuestrados. Sin embargo, esta fuente "informativa" olvidó decirle a José que desde que Alvaro Uribe Vélez es presidente, el secuestro en Colombia cayó en un 70% desde 2002 hasta el 2005. Para no tener interés en el asunto, Uribe es demasiado efectivo. ¿Cómo sería si tuviera algún interés?

    Mentira Nº 2:

    Por un lado, los intentos de liberación cometidos por el Ejército siempre han causado víctimas entre los secuestrados y, por otro lado, al negarse a cualquier iniciativa que pudiera conseguir lo que las armas no han logrado, el presidente Uribe, voluntaria o involuntariamente, bloquea cualquier hipótesis de solución.: Por un lado, la fuente "informativa" le mintió a Saramago (suponiendo que él es sólo un tonto y no un mentiroso malintencionado), pues dice claramente "siempre han causado víctimas entre los secuestrados", lo cual no es cierto. Si bien hubo un caso sonado, tal vez dos, en los que un gobernador secuestrado, o una ex ministra secuestrada fueron asesinados (aclaro: fueron acribillados por la mismísima guerrilla de las FARC) cuando el ejército llegó a rescatarlos, cualquiera que esté pendiente de las noticias en Colombia podrá citar de memoria en menos de un minuto al menos 10 casos de liberaciones llevadas a feliz término, en las que todos los secuestrados son rescatados vivos, y si hay algún muerto, se trata de un secuestrador o algún soldado caído durante la operación. Como esta es una mentira doble, ahora viene la segunda parte: si un delincuente nos obligara a matar a nuestras madres a cambio de salvar al mundo, pues creo que alguien terminará acusándonos de ser los causantes del fin del mundo. Saramago plantea una situación obscena, en la que el gobierno debería aceptar (entiéndase OBEDECER) las exigencias de las FARC para liberar a 63 políticos y militares secuestrados a cambio de 500 guerrilleros, expertos en explosivos y secuestradores presos. Por supuesto, a lo que el gobierno también estuvo negándose para desgracia de Saramago, es a desmilitarizar un par de territorios estratégicamente ubicados en la frontera con Ecuador y el Pacífico (como para no traficar drogas y armas durante el despeje), durante al menos dos meses, con la excusa de que la guerrilla necesita "seguridad" para poder movilizarse, llevar a los secuestrados y recibir a los suyos a cambio. En fin, esto es lo que Saramago desea: que el gobierno se rinda ante la guerrilla y exponga la seguridad nacional y 44 millones de seres para resolverle un problema a 63 familias. Y ni hablemos de que las FARC en realidad no quieren hacer el intercambio, sino que sólo buscan desgastar al gobierno y deteriorar su imagen extorsionándolo con el tema de los secuestrados. Pero mejor sigamos, que aún hay más.

    Mentira Nº 3:

    A todo esto ha venido a añadirse ahora un preocupante dato, el de que las familias de los secuestrados están siendo amenazadas de muerte por exigir que les sean restituidos sus parientes, algunos de ellos llevando ya siete años de secuestro.: Esto ya es desconcertante. Sí, uno, tal vez dos familiares (los que más hablan en público) han dicho, mas no se ha confirmado, que recibieron amenazas de no se sabe quién. Incluso las mismas FARC podrían amenazarlos por haber dicho algo que no les convenía. Saramago no dice quién amenazó, pero el subtexto de su escrito sugiere que la amenaza vendría de parte del gobierno o de alguno de sus aliados. Pero sin pruebas (y en Colombia siempre que amenazan, la Fiscalía debe decir si realmente existen pruebas o no de la amenaza), esta sugerencia sólo puede ser usada para manipular a la opinión y atacar al gobierno. ¿O es que la Constitución le exige al gobierno hacer un intercambio de presos por secuestrados? ¡Ninguna constitución lo hace! Es más, la Constitución sí obliga al gobierno a ordenar el rescate militar de los secuestrados (y por supuesto, esta es la primera opción que los que juegan con las vidas del "ganado" de la guerrilla se niegan a que sea ejecutada).

    Mentira Nº 4:

    La situación se está volviendo insostenible, 3.000 vidas humanas son despreciadas en aras de la razón de Estado y el Gobierno del presidente Uribe no hace más que administrar políticamente las angustias y el terror de la población de su país.: Ya Saramago me está dando demasiado asco. ¿Quién causó la desgracia de estas 3.000 personas? Las FARC, ni más ni menos. ¿Quién debe liberarlas? O las mismas FARC, o el ejército a la fuerza. Pero Saramago advierte que es el gobierno quien "desprecia" a las víctimas. ¿Qué le costaba decir "maldita guerrilla, suéltalos ya, sin condiciones"? En fin, el gobierno colombiano es quien se desgasta y quien se debilita con la mancha del secuestro. En cambio la guerrilla es la que tiene todas las de ganar mientras tenga a sus 3.000 "cabezas de ganado" pudriéndose en la selva para poder culpar al gobierno de no rendirse a sus exigencias descomunales que ningún gobierno serio, en ningún país serio y respetable en este planeta, aceptarían. Si alguien se ha negado sistemáticamente a hacer el intercambio porque cada día que haya secuestrados en el país, tiene una ventaja política que administrar, es la guerrilla, no el gobierno. ¿Entonces cómo va el gobierno a ganar con lo que pierde? Este señor ya me está haciendo dudar de su inteligencia.

    Mentira Nº 5:

    Es hora de que la comunidad internacional, tan justamente preocupada por la suerte de los secuestrados en Irak, ponga también los ojos en lo que está ocurriendo en Colombia. Tres mil personas exigen que sus vidas no sean utilizadas como peones en un ajedrez de intereses que no son los suyos.: Yo llevo tiempo diciendo que la comunidad internacional debería ayudar a Colombia presionando a la guerrilla, congelando sus cuentas bancarias, rechazando sus visas, apresándolos cuando los encuentre departiendo con cinco intelectualoides repugnantes en cuanto café bohemio de París o Copenague acostumbren reunirse, y viene este miserable y asqueroso viejito a llevarme la contraria. ¡Según Saramago, la comunidad internacional debería joder al gobierno para que éste se rinda más rápido a la guerrilla! Es que Saramago jamás menciona que las FARC son quienes usan a los secuestrados como peones en su ajedrez político para desgastar al gobierno. Se limita a decir que es Uribe quien se niega al intercambio para no perder políticamente (pero eso sí, se cuida de no decirnos QUÉ GANA EL GOBIERNO CON ESO, y mucho menos QUÉ PERDERÍA si se hiciera el intercambio). ¡Por Dios! Nada ayudaría más a Uribe, especialmente ahora en época de elecciones, que lograra la libertad de aunque sea 63 de los 3.000 secuestrados sin comprometer la seguridad nacional.

    Mentira Nº 6:

    El presidente Alvaro Uribe tiene por lo menos 3.000 motivos para no dormir bien. No puedo más que desearle buenos y largos insomnios.: Este viejito me da tanto asco, que tengo que leerlo antes y no después de comer. Porque por cierto, Saramago no menciona jamás que las FARC no están dispuestas a liberar a los 3.000 secuestrados. No sé por qué menciona esa cifra tan alta, si alrededor de 2.923 "cabezas de ganado" están de "engorde" para canjearlas por dinero con sus familiares, mientras que apenas 63 políticos y militares son los que están dispuestos a entregar a cambio de los 500 matones presos que exigen.

    Vaya "lucidez" de ensayo la de este criminal de escritorio, culpar a un presidente de no solucionar el problema de 3.000 personas a quienes no dejan rescatar.

    ------------

    Fíjese que los dos hicimos un análisis bastante parecido. Imposible que dos o tres personas interpreten exactamente igual de mal a Saramago. Más bien yo creo que el "anónimo" (que no es más que el conocidísimo alias Virgilio de otros foros) fue quien ni se molestó en leer lo que escribió Saramago y mucho menos se molestó en considerar la idea de que podía haberse equivocado.

    ResponderEliminar
  5. Para el anónimo de las 8:38 PM

    Usted tiene que ser alguien que está acostumbrado a hablar con las madres de los niños secuestrados, de otro modo no se entiende que crea que la gente va a someterse a sus afirmaciones sin intentar demostrarlas. ¿Cuál es la mentira? ¿Cuál es el ultraderechismo?

    El único argumento suyo es el miedo que cree que inspira.

    ResponderEliminar
  6. Diegoth: Acabo de leer su artículo y es obvio que interpretamos exactamente lo mismo. Gracias por pegarlo aquí.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.