martes, enero 31, 2006

La legitimación de las FARC

La vida de la clase intelectual colombiana se puede resumir en una continua intoxicación de mentiras que sólo tienen quien las crea por la frecuencia con que se repiten y tal vez por la alta consideración social de quienes las propalan.
______Un ejemplo grotesco de eso es la suposición de que hubo en el continente «políticas neoliberales» en alguna época, cosa que sólo ha ocurrido de forma tímida en Chile y México, y en este último país en medio de una orgía de corrupción increíble. Da lo mismo, el sabio local no vacila en culpar de todo a un fenómeno que no podría explicar ni siquiera en sus nociones más vagas.
______Como es bien sabido, ése es uno de los recursos más habituales del fascismo: construir un fetiche, el judío, la conspiración judía internacional, el kulak, Lin Piao y Confucio, los «gusanos», Goldstein, en fin, al cual culpar de todo y hacia el cual dirigir el odio forzoso con que se solivianta a la chusma.

El príncipe de la mentira

______¿Por qué cree la gente las mentiras más absurdas? Yo creo que en el caso del colombiano, particularmente del colombiano arribista y pretencioso, que es como se puede considerar a todos los doctores e intelectuales, no existen las ideas sino la pura pretensión de aparentar que se las tiene. Y el camino por el que se pasa de esa grotesca pretensión de superioridad, de lo que en este blog he tenido por un tiempo una plaga considerable, a la certificación de las absurdidades más increíbles es la aspiración a asimilarse a los superiores sociales.
______Es decir, la gente cree las mentiras porque se las dicen aquellos a los que les gustaría asimilarse. Si personas de tanta alcurnia afirman eso, ¿por qué no va uno a repetirlo? Pero también cuenta el talento literario, es decir, retórico, la habilidad para afirmar cualquier cosa con tal desparpajo, tal astucia para halagar la vanidad del lector y tal dominio del arte literario que resulta irresistible.
______ Quien mejor hace eso en Colombia es el inefable dandi taurino. Los sabios de las universidades colombianas están con- vencidos esta semana de que el triunfo de Bachelet es el resultado del fracaso del neoliberalismo y del descontento resultante.
______Pero claro, si yo digo que Colombia es un muladar poblado por subhombres que hieden a abyección y bajeza todos se escandalizan. ¿Cómo se ha de llamar a un lugar en el que la mentira más ridícula es la creencia predominante?

Gremios justicieros

______El caso de los chilenos descontentos no es nada en comparación con la unánime indignación que proclaman en cuanto oyen decir que existen partidarios de la guerrilla, sobre todo en las universidades, y que en realidad las dominan de forma hegemónica. El que tengan tanta influencia los jesuitas de Justicia y Paz y el Cinep en la Javeriana, o los promotores de masacres de Indepaz en Los Andes les parece de lo más natural e inocente.
______Claro que durante los años del Caguán los partidarios de que se repartiera el poder con la guerrilla eran prácticamente todos los periodistas y la inmensa mayoría de los políticos. Respecto de los profesores, dudo mucho de que hubiera alguno que no compartiera el entusiasmo. Son los sectores democráticos, claro.

El bando revolucionario

______Y es que el bando guerrillero tiene mucha trayectoria en Colombia porque a él están ligados casi todos los personajes im- portantes de esos gremios. Los que pasan de los cuarenta años casi siempre tuvieron que ver con las organizaciones revolucionarias que compartían los fines de la guerrilla (construir un Estado a la cubana) y durante la mayor parte de su vida han estado esperando ese gran acontecimiento que les permitiría atribuirse sin muchos esfuerzos el estrato que creen que les corresponde.
______El caso del lamentable columnista es mucho peor: fue uno de los fundadores y tuvo un cargo de mando en la revista Alternativa, la cual abiertamente alentaba las «retenciones» y «expropiaciones». Quien lea con atención encontrará siempre en sus escritos justifi- caciones diversas de las guerrillas, siempre desde el desapego de quien obviamente está por encima de los colombianos (como les gustaría estar a sus lectores).

Mentir es gratis

______El artículo mencionado es una sarta inacabable de mentiras semejantes, como que Washington fomentaba las guerras civiles centroamericanas (fue estremecedor el apoyo que le dio al pacifista salvadoreño José Napoleón Duarte, que resultó impotente para contener a la guerrilla y sólo el partido de los extremistas de derecha estuvo en condiciones de forzarlos a firmar la paz), o que los colombianos votarían masivamente a la izquierda si no hubiera guerrilla.
La izquierda exterminada

______Pero la joya de todo ese artículo lleno de mentiras hábilmente entretejidas es la afirmación de que se ha exterminado a la izquierda no violenta. ¿Se ha exterminado al MOIR, grupo radical que proponía para Colombia algo parecido a la espeluznante revolución cultural china? ¿Se ha exterminado a los trotskistas o a los demás grupos disidentes?
______En Colombia los militares y policías a veces han ayudado a matar a gente ligada al Partido Comunista porque ese partido los mandaba matar a ellos. En todo caso, ya he explicado en otra parte que la parte principal de esos crímenes tenía que ver con la competencia por el tráfico de cocaína y las vendettas entre grupos rivales.
______Es uno de los temas preferidos de la propaganda de las FARC: la idea de que ellos tienen derecho a matar a todo el que quieran y a justificarlo con los crímenes que surgen como consecuencia de su iniciativa. Es algo que en Colombia todo el mundo conoce, pero al ser la guerrilla la fuerza de choque de la oligarquía y de los universitarios, no hay quien denuncie.
______Sería deseable que todos los militares y policías y políticos que han tenido que ver con asesinatos de socios de las guerrillas respondieran ante la justicia, pero de momento lo que ha ocurrido es que han quedado impunes precisamente porque no se los puede combatir porque hacerlo sería facilitar muchos más asesinatos de las guerrillas.
______Lo que pasa es que si los ciudadanos no se dan cuenta de que esa mentira legitimadora del narcoterrorismo y deslegitimadora del sistema democrático es lo que promueven los medios más importantes, que ese mentiroso inverosímil es el columnista más leído y uno de los más premiados del país, que ese discurso es a fin de cuentas el hegemónico de las clases altas (que son las que leen la revista Semana), etc., seguirá el país hundido en el lodazal de esas mentiras características.
______Como ya es rutina aquí, tengo que repetirlo: sólo hay guerrilla porque hay quien la justifica. Los cortes de franela sólo son la sombra que arrojan esas mentiras que entusiasman a la hez de la humanidad, a los colombianos arribistas y serviles, a los subhombres típicos que se forman en las madrasas tropicales.

11 comentarios:

  1. "Quien lea con atención encontrará siempre en sus escritos justifi- caciones diversas de las guerrillas, siempre desde el desapego de quien obviamente está por encima de los colombianos (como les gustaría estar a sus lectores)."

    Obviamente no comentaré las habituales sandeceses que escribe en este artículo, pero es gracioso que quién trata a los colombianos de "SUBHOMBRES" trate de desacreditar a alguién por pretender estar supuestamente encima del resto de los colombianos...¿Cierto Jaimito el cretino?

    ResponderEliminar
  2. Niño Sergio, le advierto que la próxima vez que dé esas muestras de su calidad humana, moral e intelectual le borraré el mensaje.

    Esa categoría de subhombres define a los caballeristas, a los que recitan que los chilenos eligieron a Bachelet (que ya nombró ministro del Interior al principal opositor de Allende) porque están hartos del neoliberalismo o que en Colombia hay guerrillas porque el gobierno mata a los verdaderos demócratas.

    Creo que es una definición exacta, objetiva, desapasionada, ecuánime, modesta, permisiva, tolerante, afectuosa y afortunada. ¿De qué otro modo podría referirme a usted?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:32 p.m.

    Julio Diaz.

    Resulta odiosa la palabra de moda: La guerrilla a desprestigiado la lucha Política de Izquierda, yo soy de los que creo que la Izquierda Política no estuviera donde esta en estos momentos sino fuera por lo que han hecho los hombres armados. Los Garzones salieron del Sindicalismo mas radical y su base de votos fue construida por guerrilleros gracias a los Paros Armados ¿Cuántas personas no recibieron prebendas exageradas gracias a esas acciones? Todos ellos votan hoy por la “Izquierda democrática” de la misma forma la Izquierda en Armas hizo que muchos oligarcas se fijaran en ellos para construir un proyecto Político, por que hoy lo que representa la Izquierda es la lucha por la conservación de la estructura social antigua que rige a Colombia, un proyecto que cuenta con miles de personas influyentes y con poder y otro tanto de escaladores que esperan su oportunidad, la mayoría de ellos salidos de las Universidades Publicas.

    La Izquierda nunca se desprenderá de la guerrilla por que nacieron juntas y cada día será mas difícil descifrar cual es el brazo de cual.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:18 a.m.

    Mi querido calumnista.

    Quiero partir de algo interesante en lo referente a su articulo “la gente cree las mentiras porque se las dicen aquellos a los que les gustaría asimilarse”, creo que las mentiras se han vuelto algo necesario en plano político y social, mas viniendo de los politiqueros tradicionales, la funcion de tales mentiras es mantener andando a la sociedad, escondiendo sus crímenes, criminalizando a la población y haciendo ver que las luchas populares no son mas que el llanto de un niño que nunca creció.
    Cuando usted habla de neoliberalismo pareciese que no a leído del tema y que no tuviera en cuenta que eso llamado neoliberalismo existe y fue la base de la apertura económica que sumió a Latinoamérica en su mas grande crisis en los 80s y 90s.
    También parece que usted olvida el largo historial de agravios del intervencionismo Norteamericano en Latinoamérica, para comenzar con un caso conocido, Panamá, y un caso reciente el intento de secuestro de Chávez en Venezuela en el golpe de estado.
    Mi querido calumnista si existen y se mantienen las guerrillas es por que el proyecto político que los sustenta es vigente y en un momento de la historia fue traicionado por el gobierno de turno, o acaso los Colombianos ya olvidamos el exterminio del que fue victima la UP, (unión patriótica).
    Respecto al tema de las guerrillas en las universidades, creo que si su presencia es tal en ellas es por que en estas el Colombiano promedio aprende a discernir de manera critica frente a su razón de ser en un contexto social, aprende a conocer y reflexionar su historia, y lo que esta historia demuestra que nosotros los colombianos siempre hemos sido engañados y ultrajados por los gobiernos de paso, por lo que esta realidad desconocida al esclarecerse pasa a ser manifestada en forma de lucha, social, política o armada, pregúntele a un estudiante de la nacional, la libre o la pedagógica, que piensa de su país, y este le contestara de manera argumentativa, ahora pregunte lo mismo en una universidad como la Sergio arboleda, y cuando termine pregúntese usted mismo querido columnista, en que parte le dijeron mentiras y a quien les sirven tales.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:37 p.m.

    Hace falta el ultimo esfuercito para desacerse de la escoria comunista. Caballero, faciolince, garzon, petro y el resto de auxiliadores de la guerrilla deberían recibir la lección de una vez por todas.

    Hay que ahorrarles el disgusto de ver llegar con los pies por delante a jojoy, tirofijo, cano y demas parranda de asesinos y secuestradores.

    Y los que queden en las universidades publicas o en los sindicatos andaran con el rabo entre las piernas y bien calladitos si no quieren lo mismo

    ResponderEliminar
  6. Para Julio Díaz:

    Yo sí creo que hay políticos de izquierda que quieren que no haya más guerrilla, el problema es que no pueden decir eso porque pierden apoyos y se arriesgan a que los maten, como les pasó a Jesús A. Bejarano y a Eduardo Pizarro. Son políticos que comprenden que su poder y sus rentas crecerían si no hubiera secuestros, y que han roto con los secuestradores. Pero, claro, no pueden desautorizar las bases de su discurso: ¿quieren un régimen como el cubano o quieren que tampoco haya más tiranía y haya elecciones libres en Cuba?

    Ése es todo el ser de izquierda. Claro que nunca falta el asqueroso que condena por igual al régimen cubano y a los "gusanos" y se opone a cualquier cosa que signifique realmente plantear la libertad de la gente.

    ResponderEliminar
  7. Para el anónimo de las 11:18 PM:

    Figúrese que aquí hay montones de comentaristas que me insultan de todas las maneras imaginables porque relaciono las universidades y las guerrillas. Usted es el único que tiene la decencia de admitir que eso es así. El que se muestre a favor de las guerrillas es algo sobre lo que no voy a discutir. Sobre la UP ya publiqué un post y no creo que tuviera nada que añadir...

    Por si le interesa el tema del neoliberalismo, lo invito a leer páginas neoliberales como liberalismo.org o neoliberalismo.com. Esa doctrina económica sólo se aplicó a medias en México, en medio de gravísimos escándalos de corrupción, y en Chile, donde comenzó en los años setenta con los ministros de economía de Pinochet. Chile hoy es el único país de Suramérica que se acerca al primer mundo, mientras que México ha experimentado un crecimiento significativo del bienestar y la prosperidad. La afirmación de que la miseria de Latinoamérica viene del neoliberalismo sólo deja ver una ignorancia deprimente. ¿Era neoliberal el régimen de Samper? El de Gaviria permitió un crecimiento económico sostenido a costa de aumentar el déficit público, pero al menos se crecía. La política económica de Samper es exactamente lo contrario del neoliberalismo, es el viejo mercantilismo en el que los recursos se gastan en enriquecer a Santodomingo y se arrastra al país a la miseria, aumentando la pobreza, el déficit y provocando una recesión. El gobierno de Samper es el gobierno de la izquierda en Colombia: de la politiquería tradicional, de las rentas estatales, de las presiones violentas y los cortes de franela, de la palabrería pomposa y los derechos fundamentales y la justicia social.

    Neoliberalismo es algo muy simple, es la racionalidad económica que han aplicado todos los países que hoy son ricos. En Latinoamérica eso no puede ocurrir porque los poderes de siempre necesitan robar y robar y robar. Para eso organizan a sus hijos para que salgan a matar policías (pues a las universidades van los hijos de los ricos y no los de los pobres, que mayormente no acaban ni la primaria), organizan a sus "fichas" para que vociferen y amenacen (pues los sindicatos estatales vienen casi siempre de gente que accedió al puesto por recomendación de algún político, obviamente entendiendo que el principal recomendador es otro político, el sindicalista, miembro de un partido tradicional, el comunista, que es el más clientelista), y también organizan a sus niños sicarios para que secuestren y roben.

    Es fácil: neoliberalismo es lo que hace que Corea del Sur sea un país del Primer Mundo, lo opuesto es Cuba o Corea del Norte o la izquierda colombiana: la jerarquía social congelada por una máquina de terror.

    ResponderEliminar
  8. Para el anónimo de las 12:37 PM:

    No, Javier, no creo que eso sea muy bueno, aunque a ustedes siempre les gusta pensar que todo el mundo es como ustedes. Lo extraño es que no tenga el valor de publicar esas "opiniones" en su blog o al menos de usar su nombre.

    ¡Claro, cualquiera que se queje de que Caballero critique al gobierno por no ofrecerle algo bueno a la guerrilla o diga que en Colombia no se puede ser de izquierda porque lo matan a uno, ya es un asesino! Todo ladrón juzga por su condición.

    ResponderEliminar
  9. Jaime. Mientras no tengas conciencia nacional y no tengas un pensamiento global no podrás escribir más que cursilerías con estas. Escritos derechistas que podrán tener sentido, pero al mezclarlas con ínfamias sobre la izquierda te dejan mal plantado y obviamente sin credibilidad y por no decir que sin razones para seguir tus escritos (ooops, lo dije).

    ResponderEliminar
  10. hombre no sabia que ud un neoliberal amenace con borrar
    de su blog opiniones que no comparte,y luego critica el regimen cubano,que moral doble la suya,buen escritor si,buen critico literario si!pero no mas!

    ResponderEliminar
  11. Zángano: está usted muy confundido, lo liberal no es no borrar lo que ensucia la página de uno sino no pretender censurar a los demás que quieran abrir sus páginas y escribir lo que les dé la gana.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.