martes, febrero 21, 2006

La perspectiva anticomunista

En Colombia se encuentra la mayor comprensión para cualquiera que aborrezca a la guerrilla, sobre todo porque los que la apoyan siempre pueden culpar al gobierno, al FMI, a Bush, al capital financiero o al Frente Nacional. La oferta de culpables es variadísima. Es que incluso se puede condenar al sindicalismo estatal, que es la organización de la clientela de la guerrilla: también se puede decir que el sistema que excluye a los pobres les impide alcanzar el bienestar minimo que alcanzaron los empleados estatales gracias a la lucha. Lo que no se tolera es que uno se declare contra la izquierda: ahí ya no hay modo de admitirlo como persona buena. En fin: como persona urbana y de clase media y bien educada.
______No debería haber ningún problema en condenar la aversión a la izquierda, lo que pasa es que a ésta cada uno la sitúa en un plano diferente y al final el sentido propio de «izquierda» en Colombia es «castrista» o «afín al castrismo». No quiere decir que a veces no se describa una izquierda no castrista, pero al final la vida colombiana está hecha de lealtades personales, más que ideológicas, y todo va remitiendo al poder de los grandes castradores.
______Es cuando hay que ponerse muy firmes respecto a los principios: es verdad que el comunismo en los países atrasados es sobre todo expresión de la defensa de la vieja sociedad ante el avance de los valores liberales, pero el conjunto doctrinal termina pesando y alentando a los criminales más despiadados. Puede que las FARC como expresión de todo tipo de ambiciones fueran fatalmente criminales, pero su obstinación polpotista tiene mucho que ver con el adoctrinamiento que recibieron muchos de sus dirigentes en la Rusia soviética.
______Es que todo lo que han hecho las FARC puede resultar muy impresionante en Colombia, pero en el conjunto de la historia contemporánea es insignificante. Es casi nada si se compara con lo que hicieron los comunistas en el poder en otros países. Y desde luego es rotundamente falso que se haya acabado, por el contrario, ciertos personajes como Hugo Chávez o Evo Morales se han encontrado el tipo de retórica eficaz para mantenerse de forma perpetua en el poder, la militancia formada en esos discursos resulta de lo más cohesionada y disciplinada y en conjunto como estructura de dominación sigue dando buenos resultados.
______De modo que hay que decirlo con claridad: el comunismo no sólo fue un crimen sino que fue el mayor crimen de la historia, lo sigue siendo en Cuba y Corea del Norte, y también en Colombia, en forma de tropas asesinas narcoterroristas y de contrahechos morales que culpan de la existencia de esas bandas a la prohibición de las drogas, prestos a culpar también a la industria de transplantes cuando el tráfico de órganos reemplace a la cocaína y la heroína en la economía del crimen.
______Y el problema es que la cadena de lealtades hace que en realidad haya pocos anticomunistas: la gente no condena realmente el secuestro, pero no le gustaría sufrirlo, claro; ni condena tampoco la esclavitud, algo que en un país tan primitivo y deforme moralmente se da casi silvestre, sino que condena estar en el lado sufriente de la esclavitud.
______Y tal vez sea esa falta de principios generalizada la que permite existir a la guerrilla: ¿cuántas veces habrá que decir que casi todos los políticos y casi todos los periodistas aplaudieron la negociación de las leyes que pretendía el gobierno de Pastrana con una banda de asesinos, prescindiendo de la democracia y de la voluntad de la gente? ¿Habrá quien se acuerde de que cuando Mockus organizó una protesta contra las FARC salió a condenarlo el actual alcalde, porque esa protesta era sólo contra la guerrilla y no también contra el ejército?
______Sin un planteamiento anticomunista no puede haber resistencia firme al proyecto guerrillero ni lealtad de la comunidad a un proyecto de vida que asegure las libertades: cualquier político de los de siempre transará con la guerrilla, que sí es firme en sus principios, y sencillamente terminará vendiéndole a los esclavos. Y no se puede decir que éstos no se lo merezcan, porque es que a la naturaleza del colombiano el comunismo no le repele: todo depende del rango que ocupe. Por eso pasa lo que pasa.

5 comentarios:

  1. Esto es lo que dice un dirigente socialista venezolano, y vale la pena leerlo porque es algo muy diciente sobre la realidad de los resultados del comunismo ortodoxo y sus facetas renovadas bajo la forma "bolivariana":

    LIMOSNAS NO, EMPLEOS DIGNOS SÍ/ Luis Manuel Zerpa (*) PDF Imprimir E-mail
    martes, 21 febrero 2006

    Uno de los problemas sociales que incide negativamente en la tranquilidad de los ciudadanos es el desempleo. También en el desarrollo integral de un país. En Venezuela, el desempleo siempre ha sido motivo de angustia e incertidumbre para la gente y para los gobernantes, los cuales por cierto, en campaña electoral, prometen "villas y castillos" para enfrentar y reducir este flagelo social. Pero una vez alcanzado el poder, se olvidan de sus ofrecimientos, de sus promesas y, nuevamente, la angustia se apodera de la gente, provocando en ella desazón, desilusión y desespero.

    Este gobierno "revolucionario" prometió hace ya siete largos años reducir el desempleo, el cual rondaba aproximadamente el 11%. Sin embargo, a pesar de los inmensos recursos económicos que ha manejado, el desempleo ha llegado alcanzar hasta el 20%, un porcentaje extremadamente elevado y preocupante, pues significa que aproximadamente un quinto de la población venezolana está fuera o excluida de los beneficios que ha podido producir esa extraordinaria riqueza que ha manejado el actual Gobierno nacional.

    Dada su incapacidad para generar empleos dignos y productivos, a través de inversiones fuertes y seguras que garanticen felicidad y bienestar a la familia venezolana, el (des)gobierno que detenta el poder casi de manera absoluta, sectaria y prepotente, ha optado por la vía más fácil; regalar el dinero, sin ningún tipo de control. El (des)gobierno se fue por el camino de la dádiva, de la limosna denigrante, ofensiva e indigna. Creó unas denominadas "misiones" que no son más que unas groseras instancias para mitigar el hambre y la miseria que hoy afecta a más del 80% de la población.

    Valiéndose de la circunstancia que ha producido los elevados precios del petróleo y, por ende, de los inmensos recursos que ese mineral ha generado en los últimos años, el (des)gobierno actual ha jugado con el hambre y la miseria de la gran mayoría del pueblo, dándole miserables limosnas, las cuales no solucionan las necesidades básicas de la gente, de la población.

    Estamos seguros que la gran mayoría de los venezolanos rechaza esta forma de combatir la pobreza y la miseria. Estamos seguros que rechaza esta forma dadivosa, limosnera, como el (des)gobierno pretende combatir el desempleo. Los venezolanos no queremos dádivas. No queremos limosnas denigrantes y ofensivas. Los venezolanos aspiramos que estos problemas sociales que afectan la tranquilidad, el bienestar y el progreso de la nación, se resuelvan a través de una masiva generación de empleos estables, dignos y productivos, que les garantice y les asegure un futuro social y económico estable y duradero.

    Limosnas no. Empleos dignos, productivos y estables sí... Ya basta de incumplimientos, de ineficiencias e ineficacias, de corrupción, de bla, bla, bla, bla... Punto final: Si bien es cierto que en los últimos días se ha visto una acción positiva del gobierno municipal tendiente a mejorar el aspecto físico de nuestra Ciudad Guayana, a pesar de la aptitud y actitud antipueblo que han asumido los "ilustres" concejales de obstaculizar el presupuesto municipal, no es menos cierto que los problemas puntuales de mayor incidencia en la calidad de vida de los guayacitanos continúan sin resolverse y sin ningún tratamiento que nos permita aseverar que en el mediano o largo plazo vamos a tener nuevamente la ciudad progresista y digna que una vez tuvimos.

    Problemas que han venido desmejorando la calidad de vida de nuestra ciudad como el grotesco transporte público, el deterioro de la vialidad urbana y suburbana, la oscuridad reinante en el 80% de la ciudad, la perversa y angustiante inseguridad pública, la indigencia, la escasez de agua potable, la falta de señalización y rayado de casi todas las calles y avenida principales de la ciudad, el deterioro de las escuelas del municipio, el abandono casi total de los asentamientos campesinos, amén de lo que ocurre en los centros de salud y servicios básicos, no han sido atendidos ni tratados por este gobierno municipal... Por lo que es necesario que este gobierno municipal se ponga las pilas y comience a trabajar en pro del bienestar y progreso de todos los habitantes de este importante municipio del país...

    (*) Secretario general del MAS-Bolívar

    ResponderEliminar
  2. Diegoth, qué montón de mentiras y razonamientos torcidos. Si sólo el 40 % de los venezolanos quisiera de verdad la caída de Chávez el régimen no duraría ni un mes. Pero él habla en nombre de "los venezolanos" y uno no se explica quién eligió a Chávez y a los chavistas en todas las elecciones que ha habido. También se le nota la adscripción socialista en la protesta porque el gobierno regale plata y no empleos. Lo que debería hacerse con la plata venezolana es repartirla entre todos por igual, garantizando una proporción fija para cada ciudadano, que podría dejar en herencia su parte. Así eso no serviría para financiar el crecimiento de la población. El Estado se financiaría con impuestos sobre las rentas altas, sobre las empresas y sobre todo con IVA. No importa que muchos venezolanos no trabajaran, al tener capacidad de compra, iría a trabajar gente de otros países.

    Uno de los errores más lamentables de esa clase de retórica es la suposición de que la gente quiere un empleo digno y no que le den limosna. No, primero porque no se llama limosna sino "derechos" y segundo porque es más agradable recibir la plata sin trabajar que matarse haciendo trabajos pesados, los únicos que están al alcance de la gente que no tiene preparación. El comunismo se mantiene allí donde llega por el terror, pero también porque garantiza unos mínimos a los que la gente se acostumbra y no exige demasiados esfuerzos laborales. Si los cubanos quisieran realmente un régimen de libertades hace tiempo que Castro habría caído. Pero la gente cuando pierde la libertad que nunca valoró se acostumbra a una indolencia de la que no sale nunca (por eso los problemas de Alemania con sus ossies y de Rusia).

    Sobre Chávez y sobre Castro he leído sendos ensayos o artículos, no recuerdo dónde, que inciden en la misma idea: no vinieron a cambiar lo que ocurría antes, sino a profundizarlo. Antes de Chávez hubo CAP, y el primer CAP corrompió a los venezolanos a tal punto que terminaron eligiendo a un golpista grotesco. Yo creo que toda la retórica socialista de ese dirigente comparte en realidad los presupuestos del chavismo. Quien debe ofrecer un empleo es la sociedad, el mercado, y quien debe merecer un sueldo millonario es cada ciudadano. Esperar todo eso del buen gobierno es protochavizar.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:05 p.m.

    Jairo.

    El problema Venezolano es muy confuso y más para personas que lo vemos y sentimos a distancia, lo que es claro son las raíces de Chavismo que son el sentir del pueblo de allá, talvez por ese motivo la oposición a Chávez no logra cuajar un discurso capas de hacerle contra peso al casi autócrata, por que terminan haciendo una proposición que esta hecho para otro País, la prosperidad es fruto del trabajo duro y del respecto por la iniciativa de los demás algo que no compagina con la forma en que ven la vida al otro lado de la frontera, para ellos la prosperidad significa que el Estado termine por convertirse en un especie de dios que les lleve beneficios que necesariamente no les proporcione el camino del progreso pero que si le demuestre que existe, de ahí se puede contestar el por que de a pesar que el Gobierno Chavista halla destruido la riqueza que existía y de esa forma construido millones de pobres no logre perder el apoyo con que cuenta, de todos modos eso era lo que les tenia el Mesías Bolivariano preparado.

    La oposición Venezolana talvez encuentre su norte cuando trate de explotar las creencias del pueblo Venezolano y termine por hacer proposiciones más audaces que El “Bolívar recargado” para mi el mas indicado tiene que ser alguien que halla tratado de explotar el mito Bolivariano igual que Chávez pero que al mismo tiempo en algún momento de su vida halla militado en la Izquierda (esas son las bases del Chavismo) de todos modos la retórica Izquierdista la combate mejor quien las conoce desde adentro.

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto, Chávez no ha revolucionado nada sino radicalizado la tradición estatista venezolana.

    A lo que me refiero con que vale la pena leer el artículo, es a que desde el punto de vista de los mismos socialistas, Chávez ha sido un fracaso. Es decir, todo sistema estatista busca el aprovechamiento de unos cuantos y entregando limosnas a muchos logra mantener cierta popularidad. Para los venezolanos un gobierno que regale empleos es apenas algo natural y entendible, pues nacieron bajo un pozo petrolero que debería garantizarles todo eso. No van a entender a quien llegue diciéndoles que si quieren riquezas deberían trabajar y producirlas. ¡Nacieron con ella y sólo necesitan quien se las reparta adecuadamente!

    Pero lo que el artículo indica es que ni siquiera dentro de los parámetros socialistas, Chávez está aplicando de manera "eficiente" el sistema esperado por la mayoría de la gente. ¿Entonces cómo quedaría evaluado Chávez desde fuera del socialismo? Pues eso es algo que no vale la pena discutir. Sería como tratar de saber qué tanto vale el oro de 24 kilates sabiendo el valor de la onza.

    Incluso para los mismos izquierdistas venezolanos, como los del MAS, Chávez no ha logrado, ni con todo el dinero con que ha contado, presentar al menos dos o tres resultados contundentemente exitosos de todas sus políticas.

    Que Venezuela, con Chávez o con oposición, insista en seguir el camino estatista, más extremo o más moderado según la "ideología", es otro tema que ya hemos discutido antes.

    ResponderEliminar
  5. jaime nunca antes habia leido una hipotesis como la de este articulo ,de veras crees que a la naturaleza del colombiano no le repele el comunismo? tendrias que explicar que entiendes por la "naturaleza" del colombiano.
    hasta leer esta hipotesis pensaba yo que los valores de la sociedad colombiana estan mas o menos reflejados por las acciones que los colombianos en general adoptan y practican,hago la salvedad,como buen esceptico que soy,que obras son amores y no buenas razones.
    quisieras dar luz sobre este punto?

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.