martes, marzo 28, 2006

¡Las guerrillas están infiltrando la universidad!

Ésa era la noticia en El Tiempo esta mañana, y se puede pasar uno el día buscando un adjetivo apropiado para esa novedad: ¿surrealista?, ¿macondiana?, ¿cínica? Ya no vale increíble porque en Colombia hoy por hoy ya no hay nada increíble. Lo que sí es difícil de contestar era si el redactor pretendía burlarse de los lectores o si seriamente cree en algo así.
______Propiamente, las guerrillas son una infiltración de la universidad en zonas de colonización reciente o bien marginadas por la distancia o el relieve. La guerrilla es el fruto de las universidades en lo que éstas tienen de organismo ajeno a la sociedad formado por supuestos depositarios del saber cuya situación de privilegio sólo reproduce el orden antiguo, el de las castas coloniales. De algún modo la tentación de volver a la esclavitud es inevitable en ese gremio y por eso las urnas son un estorbo.

¿Para qué matar gente?

______Quien se detenga a pensar un poco en el origen de la violencia encontrará siempre la incapacidad de convencer a otros de hacer lo que uno quiere. En el caso de las guerrillas no se trata precisamente de falta de aptitud persuasiva o de locuacidad por parte de los doctores, sino de que lo que pretenden, asegurarse el mando y las rentas sin corresponder con ninguna productividad, es inaceptable para el resto. ¿Habrá que repetir que eso es sólo lo de siempre, que el de condición social superior no tiene que trabajar?
______Ése es el sentido del ensueño teocrático que tan irresistible sigue resultando en la mayoría de las universidades de Occidente a la mayoría de los profesores y alumnos. Quien se preocupe por la pobreza o por la equidad ve inmediatamente en esas pretensiones el mayor peligro, y si le falla el olfato se lee en diez minutos un resumen de historia del siglo XX y lo tiene claro.

La persistencia de la memoria

______Lo que desespera con los doctores colombianos es que esas evidencias no les demuestran nada. Y esa increíble obstinación tiene que ver con otro rasgo antiguo de la mentalidad hispánica, la resis- tencia a la razón, a la crítica, al conocimiento. El orgullo del dominador es capaz de negar cualquier cosa. De algún modo nuestras madrasas representan una permanencia espiritual en la Contrarreforma y en el Barroco.
La guerrilla es la universidad

______Las guerrillas no sólo nacen en la universidad sino que tienen ahí su principal sede, siempre la han tenido. La inmensa mayoría de los miembros de las organizaciones comunistas son personas que tienen o han tenido relación con la universidad, la mayoría de los miembros del Comité Ejecutivo Central del Partido Comunista de Colombia son profesores universitarios.
______El encontrar grandes diferencias entre las organizaciones que comparten objetivos con las guerrillas y éstas es otro rasgo de mentalidad leguleya: no se les puede demostrar ninguna participación en actos delictivos, por tanto son distintos a la guerrilla. Lo terrible, lo que ha permitido el derramamiento de sangre hasta ahora y lo asegurará por décadas, es el silencio de los demás, la sujeción a ese orden. Si hubiera un rechazo manifiesto de la mayoría a los que esperan el paraíso que pretenden las guerrillas y trabajan dentro de la legalidad por él, no habría guerrillas.

La Colombia genuina

______Bueno, ese modelo de sometimiento es general: si algo es unánime en Colombia es la admiración de quienes leen los artículos de opinión por los defensores de la utopía castrista. Es verdad que los favorece el dominio de la retórica y el linaje, pero ¿cómo es que nadie les dice que eso sólo conduce al infierno y en cierto modo legitima los crímenes de las tropas de niños? Es que esa retórica reproduce a la sociedad.
______Y esa legitimación en la práctica es la que sostiene a la guerrilla. Es decir, ésta viene a ser pura resistencia de la Colombia jerárquica a la globalización, expresión de los que ven amenazado su dominio y temen una sociedad competitiva. Es decir, de la universidad.

¿Para qué podría servir la universidad?

______Un amigo me ha dicho que un planteamiento así sólo genera resistencias y agresividad. Yo me pregunto ¿cuántos cientos de miles de colombianos no estarían trabajando en empresas de software para el mercado de los países ricos si la universidad enseñara a la gente a ser productiva? ¿Cuántos traductores habría? ¿Cuántos resultados en la escuela Primaria y en el Bachillerato?

Lo que se aprende y enseña

______Lo que aprenden los estudiantes es sólo la urgencia de derrocar el sistema político y económico existente para imponer uno como el cubano, en el que el príncipe consulta a los estudiantes, según se enseña en la Universidad Pedagógica con testimonios irresistibles, como un estudiante cubano invitado por la universidad. Los maestros salen de ahí a sembrar el descontento y el anhelo de justicia, y entre tanto se les olvida que la gente necesita aprender a leer y a efectuar operaciones aritméticas.

La plata de todos

______Y mientras los recursos estatales se gasten de forma tan copiosa en mantener esas bases de la guerrilla será inevitable que mueran soldados y personas humildes en la periferia del país. ¿Alguien se ha dado cuenta de que de la Universidad Nacional no salen precisamente muchos desarrollos tecnológicos, ni siquiera productos tecnológicos rutinarios, pero sí infinidad de proclamas contra el neoliberalismo?
______Lo que asegura que haya guerrillas es la resistencia de la gente a reconocer en esas bandas a su sociedad, un orden que se da por tácito y que para el observador extranjero es un endemismo inverosímil, como las mutilaciones de los danis de Nueva Guinea o las leyes de propiedad de los masai.
De la piedra al cilindro

______Las guerrillas nacieron como proyección del movimiento estudiantil, el viejo tirapiedras con desventajas sociales y vocación épica se fue a hacer la revolución a regiones en las que lo acogía la vieja estructura del Partido Comunista y los recursos soviéticos. Los demás tenían y tienen puestos seguros en las empresas estatales. El hecho de que todavía se tiente a los estudiantes a salir a crear disturbios, de que lo hagan las mismas organizaciones dirigidas por las mismas personas, sólo es prueba del efecto del adoctrinamiento.
______Bueno: eso suena muy convencional: la gente cree que es el adoctrinamiento marxista, pero sólo se trata de la mentalidad tradicional, dada a reconocer cualquier jerarquía basada en la violencia. El estudiante se va convenciendo desde que tiene la oportunidad de entrar a la universidad de su condición superior sobre la sociedad, y cualquier adefesio retórico, cualquier simetría aparente, cualquier resentimiento bien espoleado, le sirven para lanzarse a quemar buses y matar policías.

Indigencia y soberbia

______Basta con pensar en la conciencia del mundo que se tiene a los veinte años para comprender hasta qué punto es fácil formar asesinos mediante la combinación de halago de la vanidad, de fomento de la envidia y de identificación con las castas superiores de la sociedad.
______De algún modo el problema guerrillero sólo es una reforma universitaria pendiente, pero no parece que este gobierno la vaya a emprender. Hace falta que la gente despierte y se rompa la burbuja que mantiene a Colombia en otros siglos. Que se entienda que la universidad es una inversión de recursos de todos los ciudadanos para formar personas productivas y no amos brutales convencidos de estar guiando ganado.
El espíritu talibán

______He hablado de madrasas, las escuelas coránicas. Allí se forman los talibán, palabra árabe que es sólo el plural de talib, ‘estudiante’. Las universidades colombianas forman al talibán occidental, y tal vez la raíz islámica de España, sobre todo de las regiones que enviaron a su gente a conquistar América, tenga mucho que ver en esa condición de nuestras mal llamadas universidades. Pero haciendo a un lado ese rasgo exótico, ¿no es casi idéntica la doctrina que se aprende en sitios como la Nacional y la que formó a los revolucionarios afganos?

2 comentarios:

  1. Con respecto a: "¿cuántos cientos de miles de colombianos no estarían trabajando en empresas de software para el mercado de los países ricos si la universidad enseñara a la gente a ser productiva?"

    Hay bastantes y si se pone en la tarea de averiguar en lugar de lanzar afirmaciones sin fundamento verá que el 90% tienen carrera universitaria.

    Y si se pone a mirar las estadísticas de los integrantes de las guerrillas actuales, no son universitarios sus miembros, como tal vez si lo fueron en la época del m-19, cuando las guerrillas si tenían ideólogos y no solo tiraplomos.

    ResponderEliminar
  2. Para Kamilo Klauss:

    Usted me hace recordar a una muchacha del aeropuerto a la que le expliqué que abusos como el impuesto por salir del país espantaban a los turistas me replicó que llegaban por montones. De eso hace como diez años y me quedé mucho tiempo pensando en que para ella ver llegar a cien cada día es impresionante. Yo pensaba en España que recibía 50 millones de turistas y para ella 50 mil eran muchos.

    Lo mismo está usted: "bastantes" son 400 y también 40.000. Yo hablaba de cientos de miles. Y más del 90 % habrán ido a la universidad. Aun en el peor de los casos, un muchacho entra a la Nacional y no aprende otra cosa que tirar piedra y quemar buses. ¡Pues ese muchacho tiene muchas ventajas para programar que no tienen otros, porque sin una cabeza eficaz no podría pasar el examen!

    Pongamos que en los últimos 20 años hayan salido unos dos millones de colombianos de las universidades. ¿Cree usted que hay 200.000 que trabajen en programación? Yo le puedo asegurar que si se contaran los empleados estatales de origen universitario que serían despedidos en un país civilizado, habría más de 600.000.

    Claro, alguno tiene que aprender a programar y trabaja con eso, pero no llegan a ser ni un 1 % de los que estudian.

    Y respecto a la composición de las guerrillas, es obvio que una persona acomodada no va a arriesgar su vida de forma tan estúpida. Los que lo hacen son los pobres niños sicarios de todas las violencias colombianas. Pero cuénteme, ¿cuántos profesores de universidades públicas son antiamericanos y anticapitalistas? ¿Cuántos van a votar por Uribe y cuántos por Carlos Gaviria?

    Claro, siempre queda la cuestión de que en Colombia cobrar las masacres es honroso porque es de estrato 6 y lo feo de cometerlas es ser de estrato 1.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.