sábado, octubre 29, 2005

¿Puede ser democrático el socialismo?

Primero habrá que tener claro lo que es socialdemocracia y lo que es totalitarismo. La primera no aparece en el diccionario, por lo que habrá que suponer que sólo se forma por la adición de «socialismo» y «democracia» y, para entendernos, hacer buena la definición de socialismo:
1. m. Sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes.
2. Movimiento político que intenta establecer, con diversos matices, este sistema
(DRAE).
______Mientras que «totalitarismo» es:
1. m. Régimen político que ejerce fuerte intervención en todos los órdenes de la vida nacional, concentrando la totalidad de los poderes estatales en manos de un grupo o partido que no permite la actuación de otros partidos (DRAE).

Afinidades

______Por desgracia en Colombia es imposible para mucha gente encontrar las afinidades obvias que hay en las dos definiciones. Lo único de que están pendientes mis compatriotas es de los modales que se exhiben, de aquello que hace reconocible el estrato al que se pertenece. Una señora extranjera que ha pasado media vida en Colombia me dijo que ella sabía quién era un colombiano en cuanto lo veía. El que no lleva zapatos de Armani es porque no puede pagarlos.
______Pero esas dos definiciones son casi idénticas y lo que no se dice en la de «socialismo» simplemente es tácito. Como que el Estado es una organización marcadamente jerárquica, y que por fuerza el control está siempre en manos de un grupo. En teoría, en las democracias ese grupo va cambiando según la libre elección de los ciudadanos, pero es que también en las teocracias totalitarias el grupo iba cambiando, a tal punto que Stalin fusiló a la mayor parte del Comité Central que lo eligió, y después Jruschov defenestró a sus antiguos compañeros, al igual que Gorbachov.
______O como que la «regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales» implica la pérdida de libertad de los individuos y su sujeción al gobernante. Pues lejos de ser una novedad, el socialismo sólo reproduce la vieja ambición de todos los tiranos de poseerlo todo y controlarlo todo, «por nuestro bien», claro.
______Es verdad que ha habido proyectos socialistas no estatistas, pero sólo han sido ejercicios literarios. Y también que los gobiernos socialdemócratas se han legitimado en las elecciones y muchas veces han entregado el poder a partidos de signo contrario. Pero esos partidos ya entran a gobernar sistemas sociales de hegemonía estatal.

Sentando precedentes

______Porque sencillamente un gobierno o un parlamento elegidos no pueden desnaturalizar las leyes arraigadas, y así como los socialistas no pueden expropiar a todo el mundo con un decreto, tampoco un gobierno liberal podría privatizarlo todo de golpe, con lo que la persistencia del socialismo en el siglo XX en Europa deja una herencia de predominio estatal bastante difícil de cambiar.
______Valga recordar que todo lo que en Colombia se denomina izquierda no tiene nada que ver con la socialdemocracia europea. La Internacional Socialista está representada por el Partido «Liberal» (tal es nuestro lenguaje) y los demás partidos de izquierda comparten todos los discursos del comunismo más sectario, excepto el nombre. Es la misma magia de las palabras que vio Orwell como rasgo totalitario y que encontramos a todas horas en relación con el socialismo.

Violencia y pobreza

______Característico del totalitarismo es concebir al hombre como elemento de un todo, negar toda noción de libertad y responsabilidad individual. Entre las cosas más características que se pueden encontrar en nuestro medio está la certeza absoluta de muchos en que la violencia es el resultado de la pobreza y que no se puede remediar sin erradicar sus causas. Recientemente quien decía eso era nada menos que el procurador general de la República, y uno no sabe si lo de erradicar las causas de la miseria era una sugerencia para que alguien lo matara y exterminara a su familia y su medio.
______Pues si hay alguna causa de la miseria es precisamente el despojo a que la clase de gente como el procurador somete a la sociedad, cosa que por lo demás se sustenta en la violencia y la reproduce. Pero más allá de eso, por una parte es la violencia la que genera miseria, y ésta podría generar cualquier cosa. Si alguien es miserable en este mundo en su origen es la gente del superpoblado Japón, de la helada Suiza o de la lluviosa Irlanda.
______La pretensión del procurador es la salida del promesero de toda la vida, pero con una visión más ambiciosa: quiere que el Estado, o sea él y su gente, se encargue de eliminar la pobreza. Todos sabemos que eso no es posible, pero de lo que se trata es de ensanchar el poder estatal. A los personajes como ése les da igual la miseria.
______Me recuerda a esos médicos que a todos los males de las mujeres los diagnostican como «falta de macho». Es lo mismo, los problemas de la sociedad son para estos personajes simplemente la existencia de cosas que todavía no controlan.

Derechos

______Otro elemento totalitario que se encuentra a todas horas en Colombia es la alusión a los «derechos económicos y sociales». Aquí se parte de unas palabras introducidas en la Constitución por la indigencia intelectual de los que supuestamente discrepaban del totalitarismo y se introduce un principio universal absoluto. ¿Y yo qué como? ¿Dónde duermo? ¿Qué me pongo? ¿Qué hago?
______Como ya he explicado muchas veces, esas ideas, que también abona la socialdemocracia europea hoy en día, son supercherías retóricas tras las que se oculta la ambición de dominio absoluto de gentes de mentalidad esclavista. El hombre no tiene «derecho» a comer. No puede ir a denunciar que hace varios días no come o que no tiene casa. Ese mundo decretado por los totalitarios es el infierno en que todavía hoy los coreanos del norte mueren de hambre, y los cubanos viven en una miseria casi inimaginable en Colombia
______No es raro que ésa sea la ideología a la que se aferra el procurador, pues lo mismo pasa con personajes como Alfonso López Michelsen o el director de El Tiempo, admiradores del régimen cubano. La dulce perfección de la abundancia decretada siempre se va postergando, pero la denuncia de este mundo cruel en el que todavía hay gente díscola que piensa de otra manera resulta muy útil.

¿También tienen que trabajar los pobres?

______A mí me da casi risa pensar en eso porque en estos días me enteré por el blog de Atrabilioso de que no se encontraba gente para recolectar la cosecha de café. Es verdad que la remuneración, según lo publicado allí, es escandalosamente baja, pero probablemente los caficultores preferirían perder una parte de la cosecha prevista que perder toda la cosecha. Es que cuando se tienen derechos económicos y sociales no tiene mucho sentido ir a matarse cogiendo café por un ingreso como ése. ¡Si se ha de morir que sea en la cola del Sisbén, que para eso tenemos derechos!
______Pero es que a ese respecto vale la pena recordar el Katrina y la situación de millones de negros de esos estados de Alabama y Luisiana. La ignorancia que predomina en Colombia lleva a muchos a jurar que la pobreza de esa gente es producto del neoliberalismo y de la falta de apoyo del Estado, pero es precisamente lo contrario. Los derechos económicos y sociales generaron un tipo humano demasiado pobre para trabajar. El verdadero trabajo de esa gente es votar por los políticos que les aseguran la ayuda y aun prometen aumentarla, y generación tras generación la gente tiene menos capacidad de creer en sí misma y en lo que produce. No es el racismo ni la memoria de la esclavitud, sino la sujeción al Estado lo que los mantiene postrados.

El hombre que quería ser culpable

______Al otorgarnos derechos económicos y sociales en realidad se nos quita la posibilidad y el deber de responder por nuestra manutención, y es sólo un ejemplo de ese vasto despojo que sufre el individuo concreto a manos del Estado. El escritor danés Henrik Stangerup, buen conocedor del socialismo por vivir en un país de larga hegemonía socialdemócrata, publicó en 1973 una novela, El hombre que quería ser culpable, en la que se denuncia un despojo más brutal todavía. Y eso en el país más amable de cuantos han sufrido el socialismo.
______Torben, el protagonista, ha asesinado a su mujer en una borrachera, pero cuando lo procesan los jueces determinan que él es inocente, no porque nadie crea que él no ha hecho eso, sino porque no puede ser que él sea responsable. Ha habido un error de planificación. «Anda, Torben, vete a tu casa», viene a ser la solución del consternado tribunal. La lucha del personaje a lo largo de la novela es precisamente por recuperar la propiedad de su acto. Los ingenieros sociales habían contado con su vida como parte de una máquina perfecta y algo les falló.
______Los católicos han promovido esa novela como demostración de la necesidad de la culpa. Otros más que eso vemos la amenaza de desaparición del individuo bajo alguna viga del portentoso edificio del paraíso. Siendo todo tan bonito y tan justo y tan exento de peligro, ¿para qué va a hacer falta que haya libertad o responsabilidad?

La profesión de los buenos

______Algo que es muy característico de las personas de ideología socialista, que las determina fatalmente, según el viejo axioma de la vulgata marxista de que «el ser social crea la conciencia social», es que sus profesiones suelen ser difíciles de ejercer por fuera del Estado. En las sociedades en que no hay cultura de la libertad sencillamente se van formando generaciones y generaciones de burócratas que derivan rentas holgadas y un poder considerable gracias a la existencia de la máquina que otorga derechos. Por eso no importa que el comunismo haya demostrado sus resultados, siempre quedan sus usufructuarios necesitados de respaldo social para construir su utopía.
______También por eso los políticos de orientación socialista tienden a recurrir a todo lo imaginable para asegurarse el poder, y aun a forzar los límites de la democracia si ven que pueden hacerlo impunemente, pues expulsados del poder corren el riesgo de quedarse sin rentas. En realidad el socialismo es la salida profesional y la opción de mando de esos sectores sociales, por lo general relacionados con las viejas oligarquías a las que las revoluciones burguesas fueron desplazando.

Antiamericanismo

______Característico de las socialdemocracias europeas es su antiamericanismo. Eso explica por ejemplo el papel de un personaje como Mengeland en Colombia en tiempos del Caguán. Sencillamente, los partidos socialdemócratas europeos, encabezados por el sueco, son amigos de las FARC. Pero también son amigos de todos los proyectos totalitarios o antiamericanos que surgen en el mundo, como el Frente Sandinista o el gobierno de Chávez. ¡Nada aseguraría más su poder que una expansión de gobiernos semejantes en Latinoamérica!
______Como en el terreno económico los altos impuestos y la relativa ineficiencia estatal generan desventajas en el plano competitivo, los países gobernados por socialistas buscan alternativas. Buen ejemplo de eso es el actual gobierno español, que ante la amenaza de quiebra de la empresa de astilleros encuentra una buena solución vendiéndole a Chávez barcos de guerra por 600 millones de euros. ¡Así se garantiza el derecho al empleo de los que podrían perderlo en esa empresa!
______Y no está de más recordar el apoyo de ese gobierno a la satrapía cubana. ¿Qué pesa más en la socialdemocracia puestos a evaluarlo, la parte de «socialismo» o la de «democracia? Se puede asegurar que tras ese oxímoron («socialdemocracia») sólo se oculta la necesidad de ocultar las garras, de ponerse la piel de cordero. El socialismo es el fin, la democracia el medio. Por eso es preferible aliarse con Castro que con Bush.

Reemplazar a la Iglesia

Durante la Edad Media una gran parte de la vida humana en los países cristianos estaba administrada por la Iglesia, y en algunos sitios incluso el poder terrenal lo ejercía un obispo o el mismo papa. La modernidad trajo la separación entre la Iglesia y el Estado, entre las creencias y el poder.
______Pero la extensión del poder estatal que pretende la socialdemocracia es una continua invasión del terreno de las creencias. Por ejemplo la escuela pública es cada vez más un elemento de transmisión de ideología que de conocimientos. Pero los ejemplos son muchísimos. En España ya hay quien celebra un Bautizo laico, que no es un acto cualquiera sino un acto refrendado por las autoridades, y ya hay quien pide una Primera Comunión atea. Un rito de iniciación que no incluya los ritos de la fe, pero sí el refrendo de la autoridad.

Matrimonio homosexual

______Cuando en España se discutía la ley que autoriza el matrimonio homosexual, Ángel Acebes, secretario general del Partido Popular, considerado del ala derecha de ese partido, manifestó que su partido estaba dispuesto a aprobar una ley que contemplara para las parejas homosexuales todos los derechos que tenían las heterosexuales. Quien diga que el matrimonio homosexual se impuso porque las parejas del mismo sexo no tenían acceso a beneficios sociales, miente.
______De lo que se trata es de la potestad del Estado de imponer el lenguaje que usa el resto de la sociedad, pues al final todo lo que se discutía era la palabra «matrimonio». Y no es que no haya libertad para llamarse como a uno le dé la gana, pues ni en Colombia podría ir nadie a denunciar que una pareja de señores se llamen «matrimonio», sino que se quiere forzar desde las leyes a llamar así a una unión sin matriz y sin madre. Dentro de poco exigirán llamarse también «heterosexuales», lo cual en Colombia no escandalizaría, pues hace poco apareció en la revista Aló una crónica en la que se presentaba a un travesti como «una mujer del común».

Expansión y conquista

______Vale la pena tener presente todo eso de la continua expansión del Estado, de la alianza «natural» con el chavismo y fuerzas afines, de la tendencia a adoctrinar en las escuelas y apropiarse de la potestad de dictar el lenguaje para tener claro qué es la socialdemocracia. Dentro de esas continuas «conquistas» hay que contar una nueva: en España ya se está proponiendo penalizar los castigos corporales a los niños. Si usted mañana no es capaz de hacer que su hijo obedezca por las buenas y tiene que darle una cachetada, pues no crea que se va a quedar impune. El brazo de la ley llegará hasta usted y le aplicará la sanción que corresponde, pues los expertos ya dictaminaron que los hijos no son propiedad de los padres.
______Ya ven, se hace extenso el temita. Pero sería bueno empezar a darse cuenta de que ese paraíso agradable que en un lugar de hegemonía ideológica antiliberal como Colombia tan perfecto parece es sólo otra forma, tal vez más peligrosa, del mismo peligro totalitario que asomó las fauces con Rousseau y su libertad positiva, alcanzó forma de proyecto con Marx y generó en orgía carcelaria en la mayor parte de Eurasia en el siglo XX.

13 comentarios:

  1. ¿O sea que si una mujer no tiene matriz entonces la pareja que ella y otro hombre conforma no debe ser llamada matrimonio? Es cierto que la discusión orbitaba alrededor de la palabra matrimonio, pero lo hacía fundamentalmente porque esa es la figura legal equiparable a lo que los promotores de la propuesta querían conseguir para las otras uniones. Me parece que el argumento de que lo que querían cambiar era el significado de una palabras es mucho más frecuente entre los detractores.

    La conclusión sobre el uso de «heterosexual», por otro lado, es completamente ridícula. ¿Otro uso efectivo de la retórica?

    ResponderEliminar
  2. Hace mucho tiempo no era testigo de semejante confusión conceptual y dislate argumental.

    ResponderEliminar
  3. Para J. Sinceramente no quería contestarle, digamos que los hábitos intelectuales suyos y de la clase de barbilindos como usted, bien expuestos en la discusión que tuvo lugar en su blog, hacen que resulte muy aburrido ponerse a explicar cosas a gentuza que al final salen con que no entienden o que eso es "dislate", "confusión", etc., como el imbécil del segundo comentario.

    Resulta que no puede haber ninguna figura legal equiparable a otra dependiendo del nombre que tenga, sino de las disposiciones concretas que haya al respecto en los códigos legales, y ya expliqué que el más radical de los líderes del partido de la oposición aceptaba que todas esas disposiciones fueran equiparables y todo el problema era la palabra "matrimonio".

    Y resulta que "matrimonio" es según el diccionario "Unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales", con lo que lo que hace el gobierno es cambiar el sentido de las palabras al más típico estilo totalitario.

    Y acerca de si lo de "heterosexual" es "completamente ridículo", yo diría que es completamente ridículo que usted lo diga. ¿Qué clase de argumentos son ésos? Sencillamente no puede hablarse de "homosexual", según la retórica al uso, porque el "sexo" es un rasgo de los animales mientras que la personalidad construida culturalmente es el "género", de modo que el hombre que guste de otros hombres construidos culturalmente como hombres será "homogenerista". Ya la columnista Florence Thomas usaba "transgenerista" para referirse a las personas que se operan los genitales.

    Y el gobierno español ya ha aceptado ese término en una ley sobre "la violencia de género", oponiéndose a la Academia de la Lengua. No importa lo que digan todos los clásicos, lo que entienda todo el mundo, lo que salga en los diccionarios, el gobierno ya decidió para premiar a su clientela darle otro sentido a la palabra.

    Y si eso ocurre con la parte de "-sexual", lo mismo se puede dar con "homo-", el homofóbico ya no es el que odia a los humanos ni el que odia lo del mismo sexo, sino el que odia a los homosexuales. Si al Estado le da la gana, dentro de poco también estará impuesto eso.

    ResponderEliminar
  4. Para Catalombia:

    No me diga eso. Y yo que esperaba agradarle. Me va a dar un trastorno.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:07 p.m.

    Nunca había leído tantas sandeces y tantas pendejadas típicas de un furibundo pro-gringo fan del capitalismo -porque como no le falta nada...-

    Y concuerdo perfectamente con Catalombia: "Hace mucho tiempo no era testigo de semejante confusión conceptual y dislate argumental".

    ¿Qué pasa, Jaime?

    ResponderEliminar
  6. Para el anónimo de las 12:07 PM.

    A mí es que francamente me da una tristeza increíble por ustedes, tanto usted como el de Catalombia. Ya no se trata de tener razón o de ser liberales o socialistas, sino de ser alguien que no entiende que en las bodas no está bien subirse a la mesa y tirarse un pedo. Eso es grave y triste. ¿No les enseñaron que el hecho de que a ustedes no les parezca acertado algo no es ningún argumento?

    Mi escrito es modesto, el post de un día: una exposición para iletrados de la visión liberal. Vayan a una página liberal y pregúntenle a la gente qué les parece mi escrito y pensarán que es una perogrullada. ¿Que ustedes no lo conocen? ¿Qué argumento es ése?

    Es grotesco, uno se queda la impresión de que sólo saben discutir con las madres de los niños secuestrados. Sinceramente.

    ResponderEliminar
  7. Jaime descubrimos su blogspot en el Tiempo. Que dicha encontrar alguien que entiende la diferencia entre el socialismo y el mal que siempre trae, con el capitalismo y el bien que ha traido desde el siglo 19 en los paises que lo han practicado, especialment en los EEUU donde mas se ha aplicado los principios del capitalismo.

    No he leido mucho pues lo acabo de descubrir pero tenia que escribirte imediatamente por la alegria que senti. Seguire explorando su blog para descubrir exactamente cual es su filosofia tanto politico como en la etica moral.

    Le invito a que vaya a mi blog. www.kazooobjectivist.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Para Sarita: muchas gracias por sus elogios. Estuve viendo su blog, pero entonces debo deducir que usted no es colombiana.

    Sobre Ayn Rand tengo un conocimiento bastante superficial, pero me considero de su bando. Entre los pensadores liberales estadounidenses tengo un gran aprecio por Thomas Sowell.

    Espero que le guste el resto del blog, que es bastante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Sr. Ruiz:

    Perdonará la tardanza, pero lamentablemente entre mis responsabilidades laborales y mis ocios no había encontrado sitio para esta respuesta. Tal y como decían en un programa de televisión de los 80: “Porque Usted lo ha pedido” procedo a razonar mi comentario: “Hace mucho tiempo no era testigo de semejante confusión conceptual y dislate argumental” a su artículo ¿Es totalitaria la socialdemocracia?


    El primer dislate: Tratar de demostrar su tesis, de marcado calado ideológico, a punta de una burda manipulación del diccionario de la RAE es un flaco favor que le hace al liberalismo. Los colombianos que no andamos pendientes del estrato, mereceríamos un poco más de consideración intelectual.

    Y digo burda manipulación porque para empezar el término socialdemocracia sí que aparece en el DRAE. Usted se vale no de la definición ni del contexto histórico, sino simplemente de sus juicios. Por eso la única forma de sustentar las afinidades es a través de lo tácito, que en su caso quiere decir: “lo que yo quiero demostrar”.

    Así la argumentación que se desarrolla a partir de ahí es absolutamente simplista y maniquea. El mundo está como está exclusivamente por culpa de los socialistas, que según Usted han sido los únicos totalitarios, los únicos asesinos, los únicos culpables de la existencia del estado, que es la caja de Pandora de la civilización occidental.

    Pasemos ahora a los entuertos conceptuales encontrados en los otros párrafos:

    ¿De cuando acá un liberal como usted reniega del principio de autoridad y la jerarquía? ¿O es que su extremismo liberal lo está llevando a situarse en la antípoda, en el anarquismo libertario?

    Es evidente que toda organización requiere una jerarquía. La estatal - sea de la ideología que sea-, la militar, la religiosa e incluso la empresarial, así sea ésta en su mínima expresión: Yo el dueño, tú el empleado. La asociación socialismo=jerarquía=totalitarismo vuelve a ser simplista y demagógica.

    Es un lugar común entre los liberales combatir a como de lugar el estado alcabalero bajo la premisa que está absolutamente demostrado que ese tipo de estados son ruinosos per se. Y resulta que no. Que no está demostrado. Que si uno se detiene a analizar los estudios del Foro Económico Mundial o las estadísticas de OCDE sobre el tema no hay nada definitivo.
    Los primeros lugares los ocupan tanto estados con una concepción socialdemócrata (Finlandia, Suecia o Dinamarca) como estados liberales (Estados Unidos, Taiwan, Singapur). O sea no hay una receta única ni la alternativa es Cuba, Venezuela o Corea del Norte.

    Invito al Sr. Ruiz a que se dé una pasadita por estos estudios y vea con sus propios ojos cómo las empresas privadas finlandesas son muy competitivas a pesar de una pesada carga impositiva (52% de la ganancia bruta) y que la inversión en salud y educación pública (mal que le pese) es significativa.

    Entonces el problema no radica en cuan grande sea la fiscalidad, si no en la eficacia como se invierten los recursos. Es un problema ideológico, no económico. Es una concepción del estado como fuente de beneficio para todos, no como una fuente de favores y privilegios. Son datos y estadísticas contrastadas, no ficciones literarias.

    Ahhh pero es que son nórdicos dirá Usted, convencido en la superioridad genética. No señor no hay tal. Permítame y le cuento:

    En los albores de la era industrial (1768), un sueco llamado J. Westerman se preocupó de las causas por las cuales las fábricas de cerámica y los astilleros de su país, mostraban la mitad de productividad que sus competidores en Inglaterra y Holanda.

    Esta investigación fue publicada bajo el título: “Om de svenske närigarnes undervigt genetmot de utltoändske dymedelst en trögare arbetsdrift”. Que como todo el mundo sabe significa: "Sobre la inferioridad sueca ante los extranjeros por causa de una mala organización del trabajo".

    El estudio mostraba que, contra lo comúnmente creído, la maquinaria usada por las fábricas suecas era esencialmente idéntica a la utilizada por sus competidores. No era pues, una superior inversión en maquinaria lo que daba ventaja a los británicos y holandeses, sino una mejor gestión del recurso humano.

    ¿Sobra decir el por qué de la importancia de la inversión pública en educación?. No. No sobra, una educación pública de calidad asegura la igualdad de oportunidades. Ya cada cual es responsable y libre de aprovecharlas.

    Ahhh pero son amigos de las FARC. No le puedo negar que hay mucho nórdico iluso o mal informado, que les pesa mucho la presunción de inocencia del supuestamente débil, pero con argumentos y datos no son tan obtusos y pasionales como nosotros los latinos. Le recuerdo que las FARC están declaradas grupo terrorista en Europa, han perdido mucho apoyo.


    Ya ve que para desarmar el entuerto conceptual y desenmarañar el lugar común el comentario ocupa tanto como el post. Pero no crea que en todo estoy en desacuerdo con Usted, ¡ni mas faltaba!. Reconozco un agudo sentido crítico y comparto algunas de sus observaciones acerca de la idiosincrasia colombiana (el deme-deme, la doctoritis, el politiqueo, el arribismo, la burocracia), así como condeno todos los crímenes, independientemente de qué fue primero, el huevo o la gallina.

    Pero aún hay más. Su maniqueísmo roza el dislate cuando da por hecho como paradigma de la socialdemocracia europea el bautismo laico solamente por la ocurrencia de casos aislados de díscolos alcaldes pueblerinos. ¿Aceptaría usted como argumento descalificador del pensamiento de Adam Smith lo que se le ocurra a un “deschavetado” Sheriff de un pueblecito de Montana?. Vuelve usted a caer en la demagogia amigo Jaime.

    A párrafo seguido, con parcial conocimiento (parcialísimo, si me atengo a que Usted solo bebe de unas fuentes y abomina de las otras), asegura rotundamente que “miente” quien diga que el matrimonio homosexual se impuso porque las parejas del mismo sexo no tenían acceso a los beneficios sociales.

    Claro, aquí salta esa supremacía moral (que tan bien se ve bajo palio): Quien discrepa de su afirmación miente, y como mentiroso su punto de vista es descalificado por no decir condenado.

    Yo digo que Usted “peca” de impreciso y parcial. Sí, es verdad que Ángel Acebes dijo que su partido, el PP, estaba dispuesto a aprobar una ley de unión de parejas del mismo sexo. Pero ¿Cuándo lo dijo? ¿Bajo que circunstancias? ¿Qué antecedentes había?

    Lo dijo cuando era inevitable que la mayoría del congreso iba a aprobar la ley actual. Es decir lo hizo como en el cuento de la zorra y las uvas. El PP en sus 8 años de gobierno se negó a tramitar cualquier iniciativa de ley en ese sentido. Es más, trató por todos los medios de abolir legislaciones forales y autonómicas que equiparaban algunos derechos entre las parejas del mismo sexo y las heterosexuales. Se negó por sus convicciones y cuando ya era inevitable por simple electoralismo Acebes sale con ese chorro de babas.

    El PP está dominado por dirigentes católicos ultra conservadores. El Opus Dei, los Legionarios de Cristo, los Neocatacumentales entre otros. Ahora bien, ¿Dónde queda el ejercicio del libre albedrío? ¿El respeto por el individuo? ¿La igualdad de derechos?.

    Aferrarse al diccionario como si fuese la Biblia dice mucho de Usted, que como docto gramático bien podría aspirar a la Presidencia de la República de Colombia, porque le preocupan mucho las palabras y muy poco los derechos, como a Marroquín, a Caro y Cuervo y hasta el mismísimo Belisario.

    Y ya para terminar, y no con la intención de defender al deschavetado ZP, me veo obligado a precisar de nuevo que arma Usted alharaca sin fundamento. La mentada ley no es más que la modificación del Artículo 254 del Código Civil de acuerdo a la ratificación por parte de España en 1989 de la Convención Internacional por los Derechos del Niño.

    Esta Convención ha sido firmada por todos los países, excepto Somalia, pero no ha sido implementada totalmente en el marco jurídico de varios países entre ellos España o Estados Unidos. La petición para que el gobierno español acoja la directriz del Consejo Europeo, y presente el proyecto de ley que modifique el citado artículo, ha sido del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, comunidad gobernada por el Partido Popular.

    No sé opinarán quienes desde Colombia lean su blog con todo lo que sucede en la satánica y socialista España: bautismos laicos y primeras comuniones ateas, matrimonio de maricas. Muy seguramente se santiguarán y lamentarán que Franco haya muerto.

    Y sí, la cosa por aquí la “cosa” política está muy tensa. Pero otros son los motivos, para explicarlo bien valdría hacer un post.

    ResponderEliminar
  10. Para Catalombia:

    Lo del diccionario: tengo un disco con la 21 edición del DRAE, la de 1992, y ahí no aparece "socialdemocracia". Cualquiera que tenga ese diccionario (también en papel) se lo puede confirmar. Mi resumen del término tal vez no sea lo mejor del post, pero se basa en la definición de socialismo. En todo caso, por si le interesa, en la página de la RAE sale esto (perdone la extensión):

    socialdemocracia.

    1. f. Disidencia del marxismo, consistente sobre todo en rechazar la orientación revolucionaria de la lucha de clases, y en propugnar una vía democrática hacia el socialismo.
    2. f. Cada uno de los sistemas derivados del socialismo que, al renunciar a la propiedad pública de los medios de producción, aunque no a su regulación y control, tienden a confundirse con el estado de bienestar capitalista.

    PERO a un lado sale un rotulito rojo "Artículo enmendado" y al hacer clic sale:

    Artículo enmendado.
    Avance de la vigésima tercera edición
    socialdemocracia.

    1. f. Movimiento político que defiende una transición pacífica del capitalismo al socialismo por vía democrática.

    Cosa que anula las definiciones anteriores. Un lío.

    Ciertas frases de su texto, y perdone la insistencia, recuerdan esa formación de las universidades colombianas:

    Así la argumentación que se desarrolla a partir de ahí es absolutamente simplista y maniquea.

    De nuevo el epíteto aplastante. Es obvio que mi post es hostil a la socialdemocracia, pero la simplicidad es mejor desbaratarla que sólo nombrarla.

    El mundo está como está exclusivamente por culpa de los socialistas, que según Usted han sido los únicos totalitarios, los únicos asesinos, los únicos culpables de la existencia del estado, que es la caja de Pandora de la civilización occidental.

    No tengo nada en contra de la existencia del Estado sino de su hegemonía absoluta. ¿Eran socialistas los socialistas nacionales del NSDAP? Hay pocos totalitarios más.

    El anarquismo libertario no es lo opuesto del liberalismo sino lo opuesto del totalitarismo. La única diferencia entre el anarquismo y el liberalismo radical está en que el primero o es un ejercicio literario o es como fue en España la aplicación de aquello de "lo que nada nos cuesta volvámoslo fiesta". En Cataluña hubo comunidades que en medio de la Guerra Civil se declararon independientes y emitieron su propia moneda. Un discurso así no puede ser la base de un orden duradero.

    La asociación socialismo-jerarquía no viene de que no exista la jerarquía en determinados ámbitos, sino de que la sociedad igualitaria posible excluye un orden jerárquico social inmutable, mientras que el socialismo tiende a recuperarlo del pasado. En gran medida es persistencia del pasado estamental, tanto en Cataluña como en Colombia (averigüe el pasado de los dirigentes del socialismo catalán). La sociedad liberal es competitiva, no tiene una jerarquía fija. El último puede ser el primero si consigue prosperar. De eso hablo cuando hablo de jerarquía.

    La idea del Estado ruinoso no viene de comparar las sociedades escandinavas con otras sino de la experiencia del Estado del Bienestar en el Reino Unido, EE UU y Europa occidental. Los escandinavos no sólo suman mucha menos población que Colombia, sino que cuentan con una unidad étnica muy fuerte, lo cual es casi todo pues no hay excusa para atropellar al otro como un "indio" o un "gusano", y con muchísimas empresas en el exterior. Puede que Ikea, Ericsson, Volvo, Scania y alguna buena cantidad de empresas provean más recursos a Suecia que sus exportaciones.

    La inversión en salud y educación pública es algo relativo. Ciertamente no es válido ningún sistema que termine significando la exclusión de nadie. La cuestión de la productividad es sólo uno de los aspectos discutibles de la concepción socialista, la de la dominación implícita en tales servicios es todavía más grave. Yo creo que el Estado debe recaudar para pagar escuelas a los que no puedan pagarlas, pero dejar libertad a los padres de escoger el centro al que quieran llevar a sus hijos. Y con los médicos pasa algo parecido, aunque son temas muy largos y problemáticos.

    En todo caso, la objeción al estatismo no es sólo de orden económico, los problemas morales que comporta son mucho más serios. Al respecto, le recomiendo la cita que hay en cursiva en este post.

    Las FARC fueron reconocidas grupo terrorista por la UE con la oposición de Suecia, y Noruega no forma parte de la UE. Y la inversión en educación pública no es un tema que yo discuta. ¿Cómo explicar que la productividad en educación en Colombia es la peor del mundo y que el activismo sindical implica que cuando no hay huelgas el principal esfuerzo de los maestros es formar enemigos de los ricos y de EE UU? Ya he explicado en varios posts anteriores a éste que por ejemplo un gobierno interesado de verdad en formar ciudadanos libres podría regalar los libros de lectura de la primaria, con un coste irrisorio de unos dos dólares por ejemplar y favorecer así el hábito de la lectura. Eso sólo me interesa a mí.

    Acerca del bautismo laico (hay hasta pesebres laicos), es un ejemplo del fenómeno, no el argumento. Lo del matrimonio homosexual lo puse por la cuestión de que el gobierno pretende forzar a la sociedad a llamar de una manera algo que para la gente no es así. Nadie pondría ningún problema en España porque unos gays celebraran una boda. Los católicos pondrían problemas DENTRO DE SU ORGANIZACIÓN, pero si un cura quisiera celebrar el matrimonio la policía no podría perseguirlo. Lo que dice de Acebes es verdad, pero mi punto es la extensión de los poderes del Estado al lenguaje: como ya habían cedido hasta ese punto, por una minucia como el nombre, ¿por qué presentar una ley que divide al Parlamento? Porque en medio tiene que salir ganando el nuevo Dios. Acerca de ese problema del nombre comenta algo Fernando Savater, pero no se da cuenta del sesgo totalitario de imponer el lenguaje y la aprobación social a conductas que a mucha gente no le gustan.

    Lo de la ley que castiga los malos tratos a los niños: ya hace tanto tiempo. A ver: el argumento de que es una actualización de una ley aprobada es leguleyo. Por allá hay alguien que se entera del texto de la ley y ve lo que quiere decir. La triste realidad, comprobada en EE UU sobre todo, es que los funcionarios siempre van a cometer abusos contra los padres. Acerca de las cachetadas también puede buscar en google un artículo de Fernando Savater. ¡Se vuelve otro sector de pobres a los cuales "proteger" para poder tener atemorizada a la gente!

    ResponderEliminar
  11. La simplicidad que le atribuyo viene dada por el maniqueísmo de muchos de los conceptos aquí expuestos. Y es natural que cuando uno pone las cosas de forma absoluta en blanco sobre negro, se pierden los matices, se simplifica.

    En aras de una demostrar que la socialdemocracia es totalitaria usted reduce la socialdemocracia a socialismo. Posteriormente vía RAE utiliza una parte de la definición de socialismo, la «regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales», para relacionar regulación de las actividades económicas con el deseo de los tiranos de todos los tiempos con de poseerlo todo y la regulación de las actividades sociales con el control absoluto de la vida del individuo. ¡Et voila!: la socialdemocracia es tiránica y totalitaria.

    Y cuando creo que ya estamos llegando aun acuerdo frente a que lo malo no es el estado sino la hegemonía absoluta de este, viene Usted, que no ceja en su campaña de satanización de la socialdemocracia y suelta la pregunta histórica:

    “¿Eran socialistas los socialistas nacionales del NSDAP?”

    Aquí Usted toma la parte por el todo y el todo por la parte. ¿Aceptaría Usted Sr. Ruiz una argumentación que implicara considerar Democrática a la República Popular y Democrática de Corea por el simple hecho de que su nombre incluye el término “democrática”?. Yo no.

    Y ya lo veo a Usted viniendo Hayek en ristre. Pero por hoy le hago el quite al tema por que nos une más Ortega y Gasset.

    Coincido con usted que lo más preocupante son los problemas morales del estatismo. Es patente que quienes luchan denodadamente por reducir el estado recortando recursos para la salud y la educación pública, por ejemplo, son los mismos que están haciendo crecer el estado policial a punta de atemorizar a la población. Paradójico.

    Y aquí termino por hoy, porque tengo que ir a comprar la Maizena para los buñuelos.

    ResponderEliminar
  12. Para Catalombia: Bueno, cuando a uno lo acusan de maniqueo siempre hay que temer algo turbio. ¡Todo resulta excusable! ¿Cómo va a haber un bien y un mal? Hay buenos y malos modales, eso sí. Los que son grandes doctores pueden acusarlo a uno de estar promoviendo asesinatos (como el del Bluelephant's Ballad) pero si uno replica, entonces les dan arcadas. ¿Por qué tanta rabia? Porque uno condena a los que en efecto promueven asesinatos. Todo es relativo.

    Acerca de si el socialismo tiende a controlar de forma absoluta la vida del individuo, mucho más que eso, a robarle el alma, lo expliqué en el post con el ejemplo de Stangerup. Acerca de si "socialismo" no vale para definir a la socialdemocracia, resulta que la 23 edición del DRAE dice que es el camino gradual al socialismo (y no es por apego leguleyo al diccionario, sino porque negar que socialdemocracia es socialismo es el colmo).

    El apellido "Socialista" del partido Nazi no era casual, y las afinidades con el comunismo son muchísimas. La primera de las cuales es la inspiración: fue la Revolución rusa lo que animó a Hitler, la revelación de las posibilidades de las masas, la perspectiva de asegurarse el poder beneficiando a la mayoría con el despojo de una minoría, la destrucción de toda sombra de control u oposición. También el dominio estatal, es verdad que había empresarios y banqueros, pero en última instancia obedecían al Führer. El colectivismo era una base del programa nazi, no se ponían "socialista" por perversidad. A diferencia de los comunistas, que le ponían apellido a la democracia y la convertían en lo contrario.

    Dese cuenta de que el totalitarismo afecta a los fines, no tanto a los medios. Una sociedad puede gastar grandes cantidades en perseguir en delito, renunciar a financiar escuelas y hospitales para pagar policías, y no tendría nada que ver con el totalitarismo. Si no hubiera elecciones limpias, libertad de conciencia, de prensa, de empresa, de asociación, etc., entonces se hablaría de totalitarismo. En sociedades como EE UU, demasiado grandes para aislarse del mundo o acomodarse a un orden impuesto por otros, esa obsesión por la seguridad es explicable. ¡Pero qué curioso, los antiamericanos se viven quejando precisamente de que la gente tenga armas!

    Para mí el totalitarismo es "lo social": el camino del crecimiento de la burocracia, del silencio de toda iniciativa que no obedezca al amo, la conversión de los pobres en mendigos. Puede permitirse tolerar grandes abusos, y de hecho conozco gente que vivió en Rusia y me contó que había muchísima delincuencia y corrupción por todas partes, que la gente vivía borracha, etc. ¡No era totalitaria!

    El tema nuclear de mi post es la retórica de los derechos, que en Colombia se presta a una serie de paradojas criminales (como los privilegios de los magistrados que se suben las pensiones hasta 60 o más salarios mínimos al tiempo que proclaman que todos tienen todos los derechos a bienes que son inaccesibles a la mayoría porque los recursos se los roban así), pero que está en la base de la socialdemocracia.

    El totalitarismo es la retórica de los derechos. Si yo tengo derecho a una vivienda y el Estado me la debe, ese Estado pasará por encima de muchas libertades (que es de lo que se trata) para dar ese derecho. En Cuba y Corea del Norte están bien aplicados los derechos al trabajo, a la vivienda, por no hablar de la educación y la salud. Sí, a veces hay que comer hojas, pero el médico siempre está a mano. Extrañamente no les dan trabajo en otros países a esos médicos, pero es por perseguir la revolución.

    ResponderEliminar
  13. Brillante. De lo mejor que he leido sobre el socialismo.

    Deberias escribir entradas como estas mas a menudo.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.