sábado, octubre 08, 2005

Chávez, el cineasta de la historia

Por Luis Diego



______Desde hace años la oposición venezolana ha venido publicando una larga lista de denuncias y quejas contra el régimen de Hugo Chávez, las cuales en un momento dado llegaron a causar solamente desgaste y cansancio en la opinión pública, hasta tal punto que los críticos perdieron apoyo popular. Ante los últimos hechos ocurridos, ya es hora de abrir los ojos y tomar una actitud vigilante con respecto al rumbo que Venezuela está tomando.

______Cuando Hugo Chávez era un desconocido teniente coronel, sorprendió a Venezuela y la región con un intento de golpe de estado fallido contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez, en febrero de 1992. Para ese entonces Venezuela llevaba varios años sumida en una crisis que a pesar de haber estallado en 1983, una década después los venezolanos aún se negaban a asumir. Desde 1989, año en que CAP asumió su segunda presidencia, por primera vez en la historia del país, un gobierno tomó medidas antiestatistas: reducción de subsidios, liberalización de precios, reducción de la injerencia estatal en la economía, etc. Era un camino duro pero necesario, tal como muchos otros países habían tomado en la época tras acabarse la bonanza económica de que disfrutaron hasta la década de los ochenta.

______El golpe que Chávez dio sin éxito tenía un antecedente: el "caracazo", o revuelta popular dirigida contra CAP en 1989, pocos meses después de que asumiera la presidencia, cuando los venezolanos comenzaron a saber lo que era pagar "más" por la gasolina, siendo ésta a pesar de las alzas impuestas por el gobierno, una de las más baratas del mundo, jamás comparable con los precios internacionales, incluso en países más empobrecidos que Venezuela. También habían comenzado a hacer mercado con productos no subsidiados, y a tener que tomar medidas austeras para hacer rendir el presupuesto familiar. El "adiós a Miami" y al "ta barato, dame dos" de 1983, apenas seis años después se convirtió en algo más: adiós al derroche, a la vida barata, a la economía artificial que gobierno tras gobierno venía dejando una estela de consecuencias económicas que en lugar de ser afrontadas oportunamente, fueron aplazadas para convertirse en bombas financieras que requerían de terapias de choque que sólo el siguiente gobierno podía atreverse a poner en práctica para poder culpar al gobierno anterior de ser el causante de semejante descuadre.

______El "caracazo" no fue más que una explosión social sin líderes, en la cual quienes más perdieron no fueron los vendedores de alimentos ni insumos básicos, a menos que los televisores, computadoras, motos, ropa y toda clase de artículos electrónicos saqueados principalmente en Caracas, pero también en otras ciudades, sirvieran para subsistir y paliar la necesidad de millones de pobres (muchos, pero no todos nuevos) que había en todo el país.

______Tres años después, cuando a CAP aún le quedaban dos años de gobierno, la economía del país seguía resentida, pero ya había indicios de recuperación. El peligro de quiebra económica estaba algo lejano, los bancos ya no reportaban estados financieros preocupantes, y las reservas internacionales, que siempre habían sido la alcancía de emergencia de los irresponsables gobiernos anteriores (incluido el primer gobierno de CAP, considerado uno de los más estatistas y de mayor gasto público en la historia), y los aumentos salariales habían compensado algo la pérdida de poder adquisitivo posterior al "caracazo".

______Y entonces apareció, pasada la media noche del 4 de febrero de 1992, Hugo Chávez en el canal de televisión estatal transmitiendo desde el Palacio Presidencial su "posesión" como nuevo presidente de facto, tras un sorpresivo intento de golpe de Estado liderado por él, y secundado por algunos compañeros de armas como Francisco Arias Cárdenas en el estado Zulia. Aunque Chávez fue el único que no logró tomar el control total de las Fuerzas Armadas, Caracas, la ciudad que le correspondía a él controlar, fue el lugar donde se dieron los hechos más sangrientos, como por ejemplo la toma del canal estatal (necesario para que Chávez transmitiera su posesión). Alrededor de trescientas personas, la mayoría civiles, murieron durante los hechos en todo el país, aunque se dice que fueron muchas más.

______Carlos Andrés Pérez logró escapar del Palacio de Miraflores antes que Chávez llegara a tomarlo, y tras reorganizar las fuerzas leales, logró recuperar el control del Palacio, obligando a Chávez a rendirse y desistir de su pretensión de tomar el poder. Desde entonces Chávez vivió entre la clandestinidad y el presidio, tiempo durante el cual estuvo de visita en el Puente de Boyacá en una reunión de agrupaciones bolivarianas, incluidas las FARC, y visitando cocaleros bolivianos y haciendo cierta especie de lobby internacional. Seguramente desde que fracasó en su intento de golpe pensó en intentar tomar el poder por otra vía: la democrática. De todos modos, CAP no terminaría su período, al haber sido encontrado un año más tarde culpable de actos de corrupción, lo cual le costó la presidencia, y el país se conformó con un gobierno interino de ocho meses durante los cuales no se tomó ninguna decisión importante, y vino nuevamente el estancamiento económico.

El primer triunfo electoral

Siendo luego presidente por segunda vez Rafael Caldera, Chávez fue indultado por éste, y ahí fue cuando se liberó el demonio que los venezolanos han venido venerando/soportando durante seis largos años.

______Cuando Chávez se lanza como candidato para las elecciones de 1998, la gente aún tenía una idea muy vaga de lo que él era: un militar descontento que alegaba que la corrupción sólo podía ser derrotada por medio de las vías de hecho. Nadie entendió muy bien su intento de golpe de Estado, ni su entonces incipiente discurso acerca de reivindicaciones bolivarianas. Pero al parecer ya Chávez pensaba dedicarse a lo que parece ser su auténtica profesión: hacer cine, en un sentido figurado. Chávez ha llevado su proyecto político a manera de director de cine, porque quien observa sus actuaciones no puede dejar de notar muy notorias similitudes con modelos históricos anteriores: el Chile de Allende y la Cuba de Castro.

______Sin embargo los venezolanos hasta 1999 sólo habían conocido el duro discurso anticorrupción que Chávez esgrimía como principal arma política, pues Venezuela venía viviendo casos de corrupción política en todas las esferas, sin ver una tendencia clara a castigar a la mayoría de los responsables del desangramiento del presupuesto público, en un país que se juraba rico y obligado a mantener un alto estándar de vida por obra y gracia de la explotación petrolera.

______Ante esta situación, Chávez fue el candidato que mejor supo decir lo que más deseaba escuchar la gente: un país tan rico sólo podía tener tanta gente pobre por culpa de la corrupción, y bastaba con elegir un candidato de armas tomar para cerrar de inmediato la fuga de fondos que aparentemente era la causante de todas las privaciones que repentinamente aquejaban a los venezolanos. Chávez era, como dicen los norteamericanos, "el hombre".

¿Dónde se inspiró Chávez para hacer su propia película?

En resumidas cuentas, la "película" chilena se trataba de un presidente socialista, acusado de tener pretensiones comunistas, elegido por la vía democrática pero enfrentado a un país en crisis en una década convulsionada. Salvador Allende se caracterizaba por una actitud drástica y radical. No fue gratis el haber recibido de regalo un fusil AK47 de parte de Fidel Castro. La llegada de miles de extranjeros, casi todos soviéticos y cubanos, despertaba muchas suspicacias con respecto a la intervención del bloque comunista en Chile y la consolidación de un régimen de extrema izquierda. Las expropiaciones de concesiones mineras, bancos, industrias y haciendas eran frecuentes, y ejecutadas sin discusión ni muchas explicaciones de parte del gobierno.

______Mientras tanto, las guerrillas comunistas veían en el gobierno a un aliado solapado que se negaba a fortalecer las Fuerzas Armadas, las cuales debían conformarse con ver morir a sus miembros en ataques furtivos y atentados, bajo el silencio complaciente de Allende. Entonces, sólo hasta el último momento, una de las fichas más leales al presidente, Augusto Pinochet, recién nombrado ministro de Defensa, traicionó al presidente y lo derrocó, seguro de contar con el apoyo de Estados Unidos e Inglaterra, para restablecer el respeto a la propiedad privada y dar marcha atrás al proceso socialista ya adelantado por Allende.

______Al parecer, Chávez vio la película chilena y si bien disfrutó de su desarrollo, le chocó el desenlace. Aunque Allende comenzó bien la trama, su radicalismo y su excesiva confianza en la cúpula militar chilena le costó la presidencia y la vida.

______Mientras tanto, sólo unos años antes, en Cuba se desarrolló una película con una trama distinta, pero un final feliz. Era lo que Chávez desearía ver en su propio país. La revolución cubana fue exitosa, rápida, y apoyada por gran parte del pueblo. Derrocar a un dictador no podía ser algo tan malo, después de todo. Ni tan difícil, si éste apenas contaba con un ejército mal equipado y poco numeroso. Pero lo realmente bueno vendría después, cuando Fidel Castro, ya perfilándose como presidente de la Cuba post-Batista, dio un vuelco al futuro de la revolución, traicionando a gran parte de sus compañeros de armas y firmando un pacto con la Unión Soviética, para condenar a la isla a unirse al bloque comunista. Estoy seguro de que ese final de la "película" cubana, a Hugo Chávez le encantó.

______Y como buen "cineasta", Chávez encontró en ambas películas, la chilena y la cubana, los elementos claves necesarios para hacer su propia versión. Habiendo sido elegido presidente en un país descontento con la clase política tradicional liderada por Acción Democrática y el Partido Social Cristiano, vio que era hora de hacer su versión de la "película" a la venezolana.

El híbrido

La película venezolana es un engendro entre la chilena y la cubana. Básicamente consiste en la trama de la película chilena (pues la situación de Chile hasta 1973 era mucho más parecida a la venezolana que la cubana), pero con el final de la película cubana. Chávez no tenía tiempo, ni liderazgo ni recursos para llevar a cabo una revolución contra un régimen democrático al que sólo se acusaba de ser corrupto e ineficiente, requisitos que no bastaban para convencer a las masas de que valía la pena derramar sangre para cambiar las cosas. En cambio, con el indulto recibido y las elecciones ganadas, se encontraba en una posición muy parecida a la de Allende, así que la película chilena fue el punto de partida ideal para Chávez.

______Venezuela no es el único país que vio llegar a miles de emisarios, profesionales de la salud y otras ramas, provenientes de un país socialista. La Venezuela de Chávez ha visto llegar alrededor de veinte mil médicos cubanos (al menos dicen ser médicos y nada más). El Chile de Allende vio llegar casi diez mil soviéticos y cubanos principalmente, también supuestos médicos, para realizar jornadas de salud ambulatoria. Las misiones de Chávez para alfabetizar y llevar la salud a los barrios marginados no son más que una copia de lo que Allende hacía en Chile, treinta años antes. Por supuesto, es difícil controlar las labores que los "misionarios" cumplen en los barrios, fuera del alcance de cualquier ente de control desligado del gobierno.
______Aunque los opositores venían cantando la vocación comunista del gobierno de Chávez, poca gente les creía. ¿Acaso creen que el país saudita de América, donde los petrodólares se pasearon y se derrocharon por muchos años, va a cambiar tanto de la noche a la mañana? Pues todo indica que sí, eso es lo que está pasando, y es lo que muy pronto se podría consolidar (por consolidar yo llamo hacerse oficial, reconocido por el gobierno).

______Si bien el mayor error de Allende fue tomar medidas cuestionables que le hacían cada vez más difícil convencer a sus detractores de no estar vendiéndose al imperialismo soviético, Chávez se caracteriza por ser en definitiva, si bien mucho menos culto que Allende (de verdad, menos culto que cualquiera), al menos sí mucho más astuto. Chávez no sería capaz de cantar adónde va a lanzar la pelota sin estar seguro de que será imparable.

La suerte está echada

Y lo peor, es que él sabe que está descubierto. Sabe que no puede desmentir con seriedad las acusaciones de pretender sumergir a Venezuela en un régimen comunista, ni de incendiar la región despertando solapadamente revoluciones entre sus vecinos. Pero se ríe, se ufana de ser imparable, y apenas deja ver un poco de lo que nos tiene preparado, lo justo y necesario para que la indolente comunidad internacional y los aún crédulos venezolanos, no se convenzan todavía de que es necesario detenerlo antes de que sea demasiado tarde.

______Incluso, a sabiendas de que Bush aún está lejos de regresar el grueso de sus fuerzas armadas de Irak y aplacar la opinión pública norteamericana y prepararla para una posible intervención directa en Venezuela, Chávez aún se atreve a desafiar a la más grande potencia económica y militar del mundo, como aquel perrito desafiante que le ladrará a la luna mientras sepa que está lo suficientemente lejos como para que ésta le haga algún daño.

______Hasta ahora los actos del chavismo se han limitado a consolidar el poder absoluto y a confundir y desgastar la oposición para neutralizarla. No se ha podido hablar en Venezuela, tras seis años de poder chavista, de cambios considerables en el país. Más bien se podría hablar de un estancamiento general: hoy, hay 10 % más de pobres que en 1999, año en que Chávez asumió el poder, según reconoce él mismo. El asistencialismo estatal no se ha modificado. Hoy siguen los mismos subsidios y los mismos programas asistenciales de hace décadas, intensificados considerablemente, y dirigidos con precisión política a los sectores que de alguna manera expresan apoyo al mandatario, y siendo negados cada vez con más desparpajo a quienes de alguna manera han participado en actividades de oposición.

______Venezuela actualmente está en un proceso de intensificación del estatismo que deja al primer gobierno de Carlos Andrés Pérez (paradójicamente un enemigo a muerte de Chávez) en pañales. Pero básicamente todo sigue igual: corrupción hasta el hastío (a pesar de que Chávez ganó su primera elección con la promesa de acabar de raíz con la corrupción en la clase política), intervención estatal en la economía, y un deterioro considerable del sistema federal, un logro de una guerra civil del siglo XIX que había puesto a Venezuela a la vanguardia política y económica de la región.

______Cualquiera que visite Venezuela se dará cuenta que es un país sumergido en un aparente caos: denuncias por doquier sobre abusos de autoridad. La Guardia Nacional, el ejército, la policía e infinidad de funcionarios públicos cometen abusos y no parece haber ley ni autoridad que proteja al ciudadano de esto.

______Sin embargo, los chavistas sí parecen tener una especie de protección, pues la ley sí está para servirles. ¿Cuántos chavistas hay presos actualmente en Venezuela por delitos de corrupción o abuso de autoridad contra personas no chavistas? Sin exagerar, me atrevería a decir que ninguno. Y no es porque todos sean unos santos. Solamente con ver a Walter Martínez, un reconocido periodista inmigrante que durante años apoyó a Chávez, decir que se cansó de ver tanta corrupción en el chavismo, y luego ver cómo su programa televisivo con muchos años de trayectoria ininterrumpida es inmediatamente sacado del aire, ya es suficiente para pensar que algo está pasando detrás de cámaras en esta película chavista.

Teoría del caos

Hay una teoría acerca del caos, practicada por varios regímenes comunistas. Según los "caóticos", cuando un gobierno no tiene aún el poder absoluto sobre un país, necesita cierto nivel de desorden y anarquía para desarticular cualquier movimiento de la oposición. Es como extender un pantano que aisla al enemigo y restringe el acceso al centro de poder a un estrecho camino fuertemente custodiado por los leales al régimen.
______Este caos no sólo ayuda a contener al enemigo, quien tiene que enfrentarse a una situación de peligro en la cual puede ser agredido por anónimos que no necesariamente tienen que ser guiados por el gobierno. Basta con alegar que hay caos, para explicar que todo se trata de la acción aislada y espontánea de minorías extremistas que no representan al gobierno.

______Así, toda marcha opositora suele terminar en trifulca, pedradas e incluso disparos, y Chávez aún tiene su área pantanosa disponible para poder decir que él no es responsable de los actos de quienes incluso pudieron ser opositores extremistas que dañan a sus propios copartidarios para justificar sus acusaciones contra el gobierno. Ésta es una actitud ya instintiva que vemos una y otra vez en el gobierno cada vez que es acusado de un hecho de violencia o de corrupción grave: como hay caos, no hay manera segura de llegar a la verdad.

______Y este mismo caos posteriormente sirve al gobierno para justificar el afianzamiento de políticas de seguridad más duras, que no son más que pretextos para afianzarse en el poder y establecer un régimen diseñado para controlar todos los aspectos de la vida cotidiana de los ciudadanos que el presidente considere necesarios, pues después del caos, nada más necesario que el orden: el orden que el gobierno chavista pretende imponer a todo el país, según su conveniencia total.

Analogías

Los chilenos que vivieron la década de los sesenta y setenta en su país se sorprenden al ver las similitudes que hay entre el gobierno de Chávez y el de Allende. Y si bien las expropiaciones que Allende realizó fueron copiadas de Cuba, en Chile y Venezuela se han venido realizando no como un acto dictatorial de un régimen totalitario, sino respaldadas por una serie de leyes que dictaminan que la riqueza no se crea, sino que se distribuye y con eso queda resuelto el problema de la desigualdad social.
______Así mismo, el caos tampoco estuvo ausente durante el gobierno de Allende, aunque en su caso fue un arma que no supo manejar bien y finalmente se tornó contra él. Por eso debemos recordar que el final de la película chilena no fue del agrado de Chávez. Entonces ahí es donde éste acopló el final cubano, y donde la situación realmente se empieza a volver preocupante (¿acaso no lo era ya lo suficiente? Según la comunidad internacional y según muchos venezolanos, incluso algunos opositores, no).

______Para nadie es un secreto que Chávez es devoto amigo de Fidel Castro, pero no en el contexto que le podemos atribuir a Gabriel García Márquez, quien en su juventud compartió vivencias con Fidel, sino más bien un amigo advenedizo, un "sobrino" aparecido que decidió arrimársele gratuitamente. Tanto, que venir a decir recientemente que Venezuela y Cuba tienen su destino sellado como una sola nación, realmente es algo más que una típica payasada a que nos tiene acostumbrados el confianzudo presidente vecino.

______Chávez ha importado a Venezuela muchas cosas de Cuba: Los Círculos Bolivarianos, una copia de los famosos Comités de Defensa de la Revolución de la Cuba castrista, y los cuales se cree que fueron la base para crear comandos armados dispuestos a defender con las armas al régimen en caso de invasión de Estados Unidos o cualquier intento de golpe de Estado que algún opositor le dé a Chávez. O la Asamblea Nacional, homónima de la institución que ha perpetuado en el poder a Fidel Castro durante cinco décadas.

Unión con Cuba

Recientemente alguien mencionó que estaban presentando un proyecto de ley para unificar a Cuba y Venezuela, de manera que Venezuela pasaría a ser un estado libre asociado de la isla, algo así como Puerto Rico, pero adherido a un país más pequeño, más pobre y más atrasado en algunos aspectos. ¿Chisme de pasillos? Bueno, eso es lo que yo solía creer, pues soy otro más que se hastió de los ataques frenéticos y compulsivos de los opositores, que ya no encontraban qué alegar para acusar al gobierno de Chávez de todo lo malo que puede llegar a hacer un gobierno. Pero el mismo Chávez me dejó pensando con ese comentario que hizo.

______En enero de este año José Vicente Rangel anunció que el capitalismo era un sistema nefasto y que debía ser abolido, al menos en la Venezuela de Chávez. Yo pensé que se trataba de un caso de mal dominio del idioma. Supuse que se refería al neoliberalismo o a la globalización, típicos fantasmas que los estatistas suelen atacar rabiosamente. Pero no, lo han confirmado: el capitalismo, según los chavistas, es malo, muy malo, y por lo tanto no merece seguir existiendo en su país. ¿Y qué hay donde no existe el capitalismo? Pues ¿qué será? El totalitarismo comunista, el fundamentalismo islámico o una sociedad anarquista. Y Chávez definitivamente no es anarquista, y para establecer un fundamentalismo islámico tendría que rebautizar a 25 millones de venezolanos, empezando por él mismo. Ningún anarquista anuncia que pretende quedarse en el poder hasta al menos el año 2021.

______Entonces le queda lo otro, aquello que algunos aún quieren negar, como si callando la palabra la alejaran del destino de Venezuela, un becerro esperando su turno de ir al matadero: el comunismo, tal vez neocomunismo, o como lo ha bautizado el mismo Chávez: "socialismo del siglo XXI". Un socialismo que no es lo que solía ser, sino algo nuevo, aún no definido con claridad por Chávez, pero que no parece indicar ningún nuevo concepto con respecto al viejo socialismo.

______Recordando el final de la película cubana, Fidel una vez que consolidó su poder en la Asamblea Nacional, en 1961 firmó un pacto de cooperación total con Jruschov, condenando a Cuba a unirse al bloque comunista y de paso enviando al paredón a todos los compañeros que aún esperaban ver implantada la democracia en la isla. Para entonces Estados Unidos reconoció demasiado tarde, que Castro traicionó la revolución, secuestrándola para sí mismo. ¿Pensará Chávez empalmar este exitoso final a su propia película? Seguramente sí, pues a Castro le funcionó, y es mucho mejor que el final de la, para él, triste película.

______Y todo parece indicar que así será, y muy pronto: la Asamblea Nacional en Venezuela será renovada después de las elecciones de diciembre. Elecciones en las cuales el gobierno ha anunciado que planea obtener un 70 % de los puestos. Con un Consejo Nacional Electoral independiente, esto sería una especulación, pero con un CNE dominado por chavistas, y con un sistema de votación electrónico totalmente controlado por el régimen, sería lo más normal.

______Desde la bonanza petrolera del año pasado, el gobierno de Chávez ha venido acelerando el paso de su afianzamiento en el poder. La increíble maroma de elevar el número de magistrados en la Corte Suprema de Justicia, para nombrar nuevos magistrados leales a Chávez y asegurar la mayoría en dicha corte, junto con la intensificación de las expropiaciones de industrias y haciendas, indican que el gobierno ve muy cerca el momento clave para dar el giro definitivo y recrear la escena de Fidel Castro firmando el pacto con Nikita Jruschov. El fin del caos se acerca (y no es para alegrarse, precisamente).

Mostrando los dientes

Juan Manuel Santos denunció la intención de Venezuela de comprar un gran número de aviones Mig29 a Rusia, lo cual el gobierno de Chávez negó rotundamente. Pero ¿entonces qué hacen unas fotos de unos Mig29 rusos parqueados en una base aérea venezolana esperando su evaluación por personal militar venezolano que considera su compra, y publicadas en el sitio web del Club de la FAV? ¿Para qué necesita un ejército de 80.000 efectivos la compra de 100.000 fusiles AK103? ¿Qué harán con los viejos fusiles FAL? ¿Es tan incierto que Chávez haga algo más que simpatizar ideológicamente con las guerrillas colombianas, y compartir una foto en el Puente de Boyacá? Ése es un breve ejemplo de la larguísima y agotadora lista de denuncias que han hecho quienes se oponen al gobierno de Chávez. Pero lo más grave, es que una a una, muchísimas de estas denuncias están demostrando con el tiempo tener fundamento.

______Después de las elecciones para la Asamblea Nacional, cuando Chávez consolide el 70 % de ésta bajo su control, la gran mayoría de esas preguntas tendrán respuesta. Porque para ese entonces, Chávez estará en mejor posición de la que logró Allende, y tendrá un respaldo (del ejército, las entidades estatales, y el 40 % de la población) muy similar al que tenía Fidel Castro cuando grabó la escena final de su exitosa película.

______Ésta es la película venezolana, que bien podría llamarse "Venezuela vs. Venezuela", al tratarse de un país fraccionado donde los no chavistas son mayoría, pero están tan divididos entre regresar al viejo camino de la democracia fallida y plantear una nueva propuesta democrática e incluyente que aún no tienen clara, que al chavismo le basta con reunir un 40%, incluso 30% de los votantes para tener la victoria electoral (sin contar con el elemento fraude) garantizada.

______A menos, claro, que el director, guionista, productor y protagonista de dicha película decida llamarla "Mi Lucha" en alusión a los libros escritos por Hitler. ¿Por qué no? No es tan ilógico si tomamos en cuenta que el bolivarismo que Chávez propone tiene un corte marcadamente marxista. Así que si Chávez no tiene problema en juntar a Marx y Bolívar en un solo bodrio ideológico, no se puede descartar que él mismo termine emulando a Hitler.

20 comentarios:

  1. Me parece que Chavez tiene mas de Hitler que de Marx, y el cuento de ser Bolivar no es mas que ironia y burla contra el chapeton y oligarca con infulas de emperador del nuevo mundo.

    Bastante clara la sequencia de hechos, y gracias por ese informe.

    Pero hay algo que no tiene sentido, lo de que es venezuela quien se anexa a Cuba, es algo asi como que el satelite-isla comanda al planeta-pais anclado a main land. Pero se puede entender desde el punto de vista de estrategia chavista, es decir lo de 'tira la piedra y esconde la mano', y tambien porque asi pueden argumentar la trillada politica antigringa contra Fidel, y prueban si les resulta asi ganar la simpatia internacional a favor de esa consolidacion ya declarada oficialmente. Ese matrimonio ya oficial les conviene porque reunen el poder del petroleo y la supuesta intelectualidad y profesional de Cuba, mas el conocimiento de la vieja rusia y de francia que no demorara en aprobar la legalizacion de esa union ilicita hasta ahora.

    Lo que interesa es ver la posicion del resto de latino america, ejemplo, el de Brasil y Chile. De Colombia francamente espero que se venda al mejor postor sobre todo si Uribe queda fuera de comision.

    Rangel me cae gordo......... mas que Chavez.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:19 a.m.

    Por supuesto no fue gratuito el regalo del AK por parte de Fidel. Hacía parte del fallido plan de contingencia ante las evidencias de planes golpistas y el incidente del "tanquetazo". A la reunión con los asesores militares cubanos Allende envió a Pinochet, quien se volvió un oficial de confianza tras liderar la represión al intento de golpe referido.
    De otro lado, presentar el golpe del 11 de septiembre como la iniciativa individual de Pinochet, confiado en el beneplácito de Estados Unidos e Inglaterra, es una de esas posturas infantiles de nuestros "liberales". Distintos funcionarios de varios gobiernos de Estados Unidos reconocieron que el golpe se organizó a partir de una reunión del propio Nixon con industriales expropiados y otros líderes. El presidente les dio un plazo de meses para "poner a cantar la economía". Se escondieron alimentos y otros bienes, se hicieron huelgas patronales y se llegó a asesinar a un almirante para luego señalar a un miembro de la escolta presidencial. Hay mafiosos que roban para luego llegar a ofrecer seguridad, se dice que hay veterinarios que difunden enfermedades para luego llegar a vender el tratamiento. Los golpistas estrangularon la economía y demoraron más de siete años para volver a poner a Chile en el nivel de crecimiento que llevaba antes de iniciar su hazaña.
    Minar la economía y la supervivencia de una nación para derrocar a un gobierno es un acto bélico, con visos terroristas (vale también para la - últimamente de nuevo de moda - forma de cambiar gobiernos en Suramérica); además de ser suicida, como se vio en el gran paro de PDVSA, al cual se dejaron arrastrar estúpidamente muchos de sus funcionarios más claves. Lo único que consiguieron fue un desgaste para toda la economía venezolana y la retaliación enfermiza de Chávez, la cual ha venido quitándole a esa empresa buena parte de su personal mejor calificado. Sin embargo, nada de esa retaliación se compara con lo que le corre pierna arriba a la USO por un paro mucho más moderado, de menor impacto, pero evidentemente calificado de conspiración terrorista y seguido de acciones penales y uno que otro homicidio.
    No creo en Chávez y sé que va para donde no es, pero - por ahora - la oposición está condenada si sigue dejándose guiar por líderes cleptócratas o por arengadores tan delincuenciales como CAP, quien no paga las consecuencias penales de anunciar acciones armadas desde La Florida. Así como el Partido Comunista de Colombia ha pagado su imbécil apego a la "combinación de todas las formas de lucha", los líderes de las oposiciones venezolanas no pueden pretender tranquilidad mientras sigan echando pólvora por la boca.

    ResponderEliminar
  3. Me perdonará el usuario anónimo, pero a veces da la impresión de que la gente ve el mundo como un terrible cómic: ¿de qué iba a servir el fusil para contener a unos golpistas? ¿Qué se tomaba Allende para convertirse en un guerrero de elite que hacía frente a un batallón?

    Del mismo orden es el juego de las conspiraciones. Lo normal es que Pinochet contara con la aprobación de mucha gente, tanto en el ejército como entre los políticos, juristas, financieros, industriales, etc. Y tal vez también de la CIA. El caso cierto es que el golpe lo dio sin intervención militar extranjera, que todo el ejército lo apoyó y que se fue cuando quiso a pesar de que la represión nunca fue como digamos un año de guerra en Colombia. Se calculan unos 3.000 muertos, contando a los desaparecidos. ¿Cómo es que la izquierda no consiguió apoyos militares ni tampoco eficacia de sus grupos armados para hacer frente a Pinochet? Es que los votos de Allende fueron más o menos un tercio de los adultos, y con esos votos se iba a implantar un régimen totalitario pasando por encima de la sociedad.

    Lo de los alimentos escondidos por orden de Nixon es lo más infantil que he oído en años. ¿Andaba el presidente estadounidense organizando caceroladas en Santiago? Si hubo escasez fue sencillamente por la fuga de capitales y la parálisis productiva que acompaña a los procesos recesivos. La condena a las huelgas patronales ya es un discurso totalitario: es que no tiene por qué haber algo como eso porque las empresas son de sus dueños y las cierran cuando les da la gana. Los países en los que eso resulta obvio se llaman hoy "países ricos", mientras que aquellos a los que a todo le salen dueños se llaman "países pobres". Si a los empresarios no les gustaba el gobierno y por eso no querían vender sus productos, estaban en todo su derecho, pues las cosas eran de su propiedad. Otra cosa es que trataran de impedir el abastecimiento por otros medios.

    Lo de estrangular la economía es chistoso: lo que estranguló la economía fue la política de Allende, y Chile era entonces MUCHÍSIMO MÁS POBRE que en 1970 y MUCHÍSIMO MÁS POBRE que Cuba en 1959. ¿Cómo es que entonces Cuba a pesar de recibir durante treinta años 5.000 millones de dólares soviéticos (como diez veces lo que recibe cada año Colombia por el Plan Colombia) es mucho más miserable que cualquier país hispanoamericano?

    Son las trampas del lenguaje típicas de los mamertos: en medio, como sobreentendido se va diciendo que las cosas son del gobierno y que si alguien se cree su dueño las está usurpando.

    Pero la cosa va y va, la mezcla de sobreentendidos totalitarios con disparates conspirativos. ¡Nixon es el terrorista porque los empresarios chilenos no obedecían a su gobierno!

    Lo de Chávez es otra cosa. Mucho antes de la huelga de PDVSA ya se habían cerrado la mitad de las empresas. Es que el programa de Chávez consiste en cerrar empresas, no quiere empresarios ni gente con empleos productivos y bien pagados que no obedece a los programas bolivarianos ni agradece las misiones. La resistencia de toda la clase media era genuina, y aun el hecho de que el rechazo al sátrapa fuera generalizado. Lo que pasa es que la oposición venezolana carece de líderes y visión, pues a fin de cuentas el bolivarismo-chavismo es como la identidad del país. Supongamos que en los últimos doscientos años Colombia ha vivido tres cuartas partes bajo gobiernos elegidos y en todo caso reconocidos por la mayoría. En ese tiempo Venezuela no ha vivido siquiera un tercio. Chávez es el híbrido de Juan Vicente Gómez y Carlos Andrés Pérez, y ciertamente encuentra su gente entre los funcionarios vocacionales que toda republiqueta de mierda de éstas produce y la masa de desharrapados que se agolpan a recibir limosna porque el país de todos modos los va a excluir.

    No entiendo por qué dice usted que Chávez no va por buen camino. Para usted va por buen camino: ya empiezan las expropiaciones, ya tiene amedrentada a la oposición, pronto tendrá otra Cuba y tal vez una guerra de liberación en todo el continente, pues la selva y el aislamiento producen en todas partes personajes como usted, partidarios del crimen que puede asegurarles un buen puesto, enemigos de la propiedad y del esfuerzo productivo, seguidores fijos de cualquiera que parezca ir a tener éxito robándose lo ajeno.

    ResponderEliminar
  4. Mary T.: es curiosa su observación de que Chávez se parezca más a Hitler que a Marx. En enero estuve en Venezuela, y allí vi un documental sobre el ascenso al poder de Hitler. No sé por qué, pero ese documental me dio la fuerte impresión de que se refería perfectamente a Chávez. Bastaba con hacerlo a color y cambiar la palabra "Alemania" por "Venezuela" y "anticomunismo" por "antimperialismo", y prácticamente estaríamos hablando de lo mismo.

    En cuanto a la unificación de Cuba y Venezuela, pues Fidel Castro es algo así como un ícono del socialismo, un ser divino para Chávez, tan tosco e inexperto en la cuestión de gobernar un país por décadas bajo el manto socialista. Castro es su mentor ideológico, aunque nadie tenga muy claro realmente cuándo a Chávez se le ocurrió fomentar esa amistad de última hora.

    En cuanto a los demás países, lo único que es seguro es que su tendencia será a no intervenir en lo que pase en Venezuela, a menos que ese país empiece acciones armadas contra Colombia de alguna manera torpe y muy difícil de justificar.

    ResponderEliminar
  5. Usuario Anónimo: jamás he sabido de ninguna señal de recuperación económica en Chile durante el gobierno de Allende. Él recibió un país con una economía deprimida, y para el 10 de septiembre de 1973 la situación estaba aún peor.

    Creo que muy poca gente desconoce la intervención de Estados Unidos en el derrocamiento de Allende, pero de ahí a venir con la soberbia de pretender que todo el mundo tiene que creer en las teorías complotistas de "todo lo malo que le pasó al socialismo es culpa de Estados Unidos" es realmente una manera infantil de excusar el fracaso de dicho sistema.

    En cuanto a la oposición venezolana, usted no puede juzgarla como a un todo, siendo un sector que aún no ha decidido si se unifica o si define más de una propuesta alterna al chavismo. Le recuerdo que en la oposición no solamente están algunos de los corruptos de siempre. También hay gente que no es nefasta, y hay gente nueva que aún no ha tenido la oportunidad de mostrarse en acción.

    Yo creo que lo más conveniente es que la oposición se divida en dos sectores: los que solamente están descontentos porque Chávez sacó a los corruptos de siempre para cambiarlos por nuevos corruptos, y los que si bien en un principio deseaban un cambio del sistema político tradicional, no quieren tener nada que ver con un régimen antidemocrático e hiperestatista.

    ResponderEliminar
  6. Mary T: para responder mejor acerca de esta extraña unión cubano-venezolana que a última hora anunció Chávez y parece confirmar el gobierno cubano, reproduzco un editorial de Analitica.com, porque es que ni siquiera creo que haya un solo venezolano inteligente que la pueda entender:

    El país más democrático del planeta

    Lunes, 10 de octubre de 2005

    El bien que esperas es más bueno esperado que cuando llega
    Refranero


    Según el vicepresidente de Cuba, Carlos Lage, su país es uno de los más democráticos del mundo porque tiene dos presidentes, Fidel Castro y el venezolano Hugo Chávez. ¿Quién se cree eso? ¿Acaso la República Árabe Unida era el régimen más democrático del planeta por tener un mismo presidente? Y eso que el teniente coronel Gamal Abdel Nasser, era de otra dimensión. Eran épocas distintas en las que él, Nehru y Tito trataban de darle forma a un verdadero movimiento de no alineados.

    Aquí en nuestras latitudes tropicales se trata de más de lo mismo con distinto ropaje. El objetivo es mantenerse en el poder esgrimiendo ideologías, que en la práctica sólo se aplican a las masas y a los disidentes, pero ciertamente no a las nomenclaturas. ¿ A quién le conviene más esa unión: a la empobrecida Cuba, después de más de cuarenta años de “ socialismo del siglo XX” o a la relativamente rica Venezuela?

    Esa idea de crear un solo país que se llamaría Cubazuela o Venecuba es el sueño atolondrado de una noche de verano. Cuba y Venezuela aunque estén bañadas por las mismas aguas del Caribe son países diametralmente diferentes. Distinta es su historia. La lucha por la independencia en los dos países no fue la misma, ni en la forma ni en el tiempo. La tradición democrática es un bien escaso en la historia de Cuba, mientras que en Venezuela es parte integral del sentimiento libertario del venezolano, a pesar de las muchas horas de oscuridad en nuestra historia republicana.

    Lo que si parece ser común a ambas naciones es la ambición de poder de algunos hombres que están dispuestos a acabar con todo con el fin de perpetuarse, así como la necesidad de reconstruir la historia para mimetizarse con los héroes de las respectivas luchas por la independencia.

    Tener solidaridad con Cuba, así como con otras naciones, mas desfavorecidas del Caribe, es una cosa, otra es subordinar el porvenir de Venezuela al salvamento de un país destruido económicamente por un régimen anacrónico y dictatorial.

    Pero como todo es posible en estos tiempos de cambios, a lo mejor mañana tendremos que escuchar al vicepresidente Rangel decir que Venezuela también es el país más democrático porque tiene dos presidentes vitalicios Fidel y Hugo y que ambos de la mano unidos nos conducirán por el sendero de la felicidad hacia el socialismo del siglo XXI.

    ResponderEliminar
  7. Chávez y Hitler: una nueva similitud.

    No solamente basta con ver el empeño de Chávez en resaltar el nacionalismo, tal como lo hacía Hitler, enfocado en identificar un enemigo-culpable-de-todo (judíos / yanquis). Ahora esta extraña unión de última hora entre Cuba y Venezuela, que parece querer ir mucho más allá del petróleo regalado y el ejército de ¿médicos? ¿y solamente médicos? cubanos que invaden Venezuela, me hace recordar otro rasgo del nazismo: la pretensión de Hitler y Himmler de asimilar la raza aria con los pobladores tibetanos.

    Aunque sean muy distintos los altos, a veces rubios, sajones de ojos claros, con respecto a los bajos, trigueños tibetanos de ojos rasgados y negros, comparten una herencia genética lejana (tan lejana como la que comparte cualquier otra raza europea con cualquier otra raza asiática). Pero Hitler tenía razones místicas para querer demostrar cierta afinidad con los tibetanos, aún si tenía que reinventarse la historia.

    Y podría apostar que Chávez tiene pensado hacer algo similar: no me sorprendería que pronto, muy pronto, Chávez se aparezca con algún discurso en el que vincule históricamente a Venezuela con Cuba, a Martí con Bolívar, de la manera que sea. A él muy poco le interesará si viene un historiador medianamente serio de cualquier país a ridiculizarlo por sostener una idea semejante. Chávez sabe muy bien que lo único que necesita es proclamar su discurso con cara de convencido ante todo su país, y la chusma solidaria y adoctrinada lo respaldará sin problema.

    ¿Acaso no era eso mismo lo que hacía Hitler, a quien le preocupaba poquísimo la sorna con que los historiadores occidentales lo desmentían, mientras las masas de alemanes adoctrinados le creyeran y obedecieran?

    Aclaro: cuando ví el documental sobre Hitler, en ese momento pensé que Chávez se le parecía en un 70%. Ahora pienso que se le parece en un 80%, y va subiendo.

    ResponderEliminar
  8. Es obvio que Chávez se parece más a Hitler que a Marx porque este último era un filósofo y no un agitador, pero no creo que realmente se pueda comparar la Alemania hitleriana con la Venezuela bolivariana. Primero porque aun vencida y humillada, Alemania era una de las grandes potencias del planeta, el país más desarrollado tecnológicamente, si se pasa por encima de los Estados, como haría Hitler, sería el centro cultural del mundo, pues cualquiera puede mencionar por ejemplo a diez compositores que hubieran vivido en algún imperio alemán (Prusia y Austria) en los 200 años anteriores a Hitler, y hace falta ser un entendido para mencionar diez compositores de cualquier otro país en ese periodo.

    Y también el drama que sufrió Alemania al perder todos los elementos de su cultura tradicional pues la historia reciente le había hecho creer (antes de 1914) que impondría su modelo a Europa. Tenía bastantes razones para eso: su población sin contar el imperio Habsburgo ya era como el doble de la de Francia, su desarrollo tecnológico era muy superior (no olvidemos que el motor de explosión fue un invento alemán, igual que el motor diesel) y su peso cultural crecía sin cesar. Las vanguardias pictóricas alemanas ya pesaban casi tanto como las francesas en las primeras décadas del siglo. Los únicos enemigos verdaderos e importantes eran Inglaterra y Rusia, pero a uno solo de esos imperios lo habría podido vencer en cuanto al dominio de Europa, y lo que fracasó a partir de 1914 fue la pretensión de vencerlos a ambos al tiempo, incluso en unión con el imperio austrohúngaro.

    Hitler era una novedad surgida de la democracia en un país que la desconocía, del resentimiento y la humillación, de las convicciones ideológicas antiguas, del fanatismo religioso, que es lo que da origen al antisemitismo (el partido nazi prosperó y tiene simpatizantes sobre todo en las regiones católicas: Baviera y Austria), PERO SOBRE TODO EL HAMBRE. Lo que pasa es que en Latinoamérica el hambre es inimaginable para la mayoría de la gente, todos creen que el hambre es acostarse un día sin comer o comer sin carne. En las hambrunas, como las que asolaron a Alemania en 1919 y después hacia 1930, no quedan muchas ratas ni perros vivos, y las personas terminan devorándose unas a otras. De esa desesperación surgió Hitler, el primer demagogo que los alemanes sufrían en muchos siglos.

    En cambio Chávez es lo de siempre, tan genuino que uno se pregunta cómo es que no surgió antes. Golpista latinoamericano que invoca a Bolívar y vocifera contra EE UU y el capitalismo para eternizarse en el poder y destruir las instituciones. Lo más normal.

    A quien sí se parece Chávez por lo VULGAR es a Mussolini. Mientras que Hitler era un verdadero fanático que no quiso encontrarse con Winston Churchill porque el político británico comentó en privado que no encontraba justificable el antisemitismo, Mossolini es el hombre de Aló Presidente, el individuo del pueblo bajo que tiene unos cuantos guiños que le llegan a su gente y la llenan de patriotismo y de delirios de grandeza que reemplazan la conciencia de ser un país de mierda (Italia había nacido menos de 60 años de Mussolini y su importancia en el continente era ínfima).

    Pero con todo esos países tenían tradiciones milenarias, una intelectualidad de cierto nivel y todo tipo de recursos espirituales. En Latinoamérica los intelectuales son un tipo de gente que colecciona cuadros de sus amigos para presumir de tener obras originales y a menudo deriva su sustento de secuestros y milagros así.

    ResponderEliminar
  9. Digamos, pues, que Chávez es una caricatura de Hitler. Al fin y al cabo todo latinoamericano que pretende imitar lo europeo termina en la caricaturización.

    ResponderEliminar
  10. Rockerf7:06 p.m.

    Aunque no conozco mucho sobre la realidad venezolana, pues la última vez que viajé al país vecino fue en diciembre de 1993, cuando llegó Rafael Caldera al poder, con apenas 15 años de edad y en plan de pasar unas ricas vacaciones, puedo analizar que el artículo de Diego está muy bien escrito, redactado y argumentado.

    Voy opinar con base en lo que leo de la prensa de distintas posturas, porque ha sido lo único que he tenido para enterarme de lo que pasa en Venezuela, así como también en lo que dice Diego.

    En primer lugar, la oposición venezolana necesita de nueva gente que pueda fiscalizar con buen criterio al gobierno de Chávez, sobretodo gente joven y carismática que no haya tenido relaciones con la "vieja oposición", aquella que a pesar de haber sido tan corrupta como la chavista, carece de credibilidad ante la opinión pública interna e internacional para criticar al gobierno venezolano.

    Cuando la oposición de cualquier país está debilitada, el gobierno tiene más motivos para volverse arbitrario y autoritario; se vuelve un gobierno más perezoso para responder a las demandas de la población y creo que eso está pasando en Venezuela.

    Hay cuatro aspectos me han indignado especialmente sin demeritar las que ha nombrado Diego.

    1) Que el poder judicial se haya vuelto chavista hasta el punto de que varios de los nuevos magistrados hayan afirmado ser chavistas como lo leí una vez en las opiniones de un artículo de Atrabilioso hace muchos meses. Eso es algo aberrante para cualquier democracia que no exista un poder judicial imparcial.

    2) Que se hayan utilizado las firmas del referendo revocatorio para perseguir a los que firmaron contra el presidente hasta el punto de no darles empleo sólo por no apoyar al presidente. Eso es muy antidemocrático.

    3) Que no hayan tenido en cuenta las denuncias de Walter Martínez sobre la corrupción dentro del gobierno. A pesar de que el tipo tenía su simpatía por Chávez, su programa era el mejor o si quieren llamarlo mejor, el menos malo del canal oficialista. Walter Martínez se molestó mucho porque no pudo entrar a la ONU de Nueva York. Me consta porque veía "Dossier" en internet. No tengo la menor idea de por qué pasó eso, pero me parece que se deben aclarar muchas cosas por parte del gobierno venezolano.

    4) Que el gobierno de Chávez no sea enérgico en controlar los abusos, las torturas y las detenciones arbitrarias que realiza la fuerza pública contra la gente que protesta. Alguna vez una historiadora venezolana y que se considera "nini" me contó que el gobierno de Chávez comete errores garrafales al momento de mandar a controlar las protestas y que eso lo desprestigia internacionalmente. Y yo le creo.

    Esa es mi humilde opinión con respecto al artículo de Diego. Espero no estar tan equivocada en lo que dije. ¡Jejejeje!

    Chaíto.

    Rockerf.

    ResponderEliminar
  11. Rockerf: gracias por tus comentarios, pero te claro algunas cosas.

    En el artículo sí mencioné, y califiqué de "maromas", lo que hizo Chávez cuando aumentó el número de magistrados en la Corte Suprema de Justicia, a la vez que propuso, según disposición presidencia (nombramiento a dedo) cuatro magistrados leales al gobierno para convertir lo que antes era una minoría en una mayoría con un tronar de dedos.

    Lo de usar las firmas del referendo para negar puestos laborales es muy grave, pero no es lo peor. El gobierno venezolano no solamente está disponiendo de la facultad de nombrar funcionarios públicos y empleados en empresas estatales. Lo que es aún peor es que Venezuela sea un país donde cada día hay menos empresas privadas y las oportunidades de empleo en el sector privado sean cada día más escasas, a la vez que la contratación en empresas públicas aumente a un ritmo mucho menor que lo que aumenta el desempleo y es administrada según criterio descaradamente partidista. Es decir, cada día es más difícil conseguir trabajo en el sector privado, y en el público aunque también es difícil pero no tanto, solamente quienes han demostrado de alguna manera ser leales al régimen tienen oportunidad de conseguir un puesto.

    Lo que pasó específicamente con Walter Martínez es que cometió el error de violar la ley de responsabilidad de contenidos, o "Ley Mordaza" como la bautizaron los opositores, según la cual nadie puede acusar ni denunciar nada contra el gobierno sin tener pruebas concretas en la mano. Si bien el gobierno necesitaba regular la andanada de acusaciones y hasta calumnias que la oposición le dedicaba a diario, lo curioso es que la primera víctima de esta ley haya sido un chavista declarado, quien comentó al aire que estaba cansado y decepcionado de ver tanta corrupción entre los chavistas en el gobierno. Su programa fue suspendido hasta que Martínez se retractara o mostrara pruebas de que había "mucha corrupción" (y no un poco, ni más o menos, tenía que ser "mucha") en el gobierno. Al parecer en Venezuela le va peor al chavista que se arrepiente y denuncia, que al opositor que acusa por deporte. Al fin y al cabo, ¿cuál de los dos puede dañar más la imagen del gobierno?

    En cuanto a los "errores" del gobierno para controlar los abusos de autoridad, no son ningunos errores. En mi artículo mencioné la "teoría del caos", según la cual Chávez NECESITA cierta dosis controlada de anarquía; necesita cierto nivel de caos acosando al ciudadano de a pie, para tener una base para justificar luego medidas restrictivas contra las libertades civiles, y para protegerse así de cualquier intento de la oposición de organizarse y dar la pelea. Al respecto hay un dato preocupante en Venezuela: antes de ser presidente Chávez, ese país era famoso en la región por los motines carcelarios sangrientos que protagonizaban los presos de varios recintos saturados, ya que la población carcelaria era muy numerosa para las pocas edificaciones destinadas como cárceles. Actualmente, a pesar de que los índices delictivos no han dejado de aumentar, los motines carcelarios se han reducido considerablemente. Creo que el último fue hace unos meses, y era el único en un año o más. Entonces, si cada día hay más delitos y menos presos, ¿qué está pasando? Chávez hace años ordenó la libertad de miles de delincuentes con la excusa de que cometer delitos por necesidad no debía ser castigado por la autoridad, y así alivió el hacinamiento, pero disparó los crímenes. Estoy seguro de que esa no fue ninguna torpeza del gobierno.

    ResponderEliminar
  12. verga pana te recomiendo aprender, porque no fue el 4 de abril, fue el 4 de febrero y segundo, de verdad que no tienes ni idea de lo que aqui se vivio durante el caracazo, para que vengas con los mojones de que robaron computadoras y eso, aqui se estaba buscando comida, ropa y productos de línea blanca. los abusos policiales no llegan ni a un cuarto que los que hay en colombia, y sería interesante que me dijeras quien en la oposición está preso. lo de walter soy uno de los que dice que chavez se peló, pero tu de verdad que no tienes ni idea de lo que aquí ocurre, coño ojalá te agarre la guerrilla igual que al diegoth

    ResponderEliminar
  13. "Emiliano Zapata": Gracias por corregirme una fecha, pero creo que usted con su blogsito no tiene ninguna autoridad moral para venir a decir que alguien opina de lo que no conoce, ya que debería atender más las respuestas y burlas que le dedican allá, que venir aquí a decir que yo no conozco el tema porque... este... porque... pues... porque usted lo dice.

    Creo que debe haber muchísimas hemerotecas que contienen fotos de periódicos de la época del "caracazo" en que aparecen saqueadores llevándose electrodomésticos, licores, muebles y muchas cosas que no eran precisamente consideradas de "primera necesidad". En fin, yo no voy a ponerme a discutir con usted si existe un país donde en situación de revuelta popular, a la gente no se le ocurra sino saquear exclusivamente comida e implementos de supervivencia básicos. Ni siquiera en un país más civilizado y con niveles de pobreza mucho menores, como Estados Unidos, la gente mantiene semejante nivel de respeto por la propiedad pública como usted pretende venir a sugerir de parte de Venezuela, sólo para encerrar los hechos del "caracazo" en un contexto únicamente de "pobre y hambriento vs. rico oligarca". No ofenda el nivel de este blog con esa clase de comentarios, por favor. Le recuerdo que este NO es su blogsito.

    En cuanto a los abusos policiales entre Venezuela y Colombia, creo que es muy atrevido de su parte afirmar que en Colombia son más abundantes sin contar con estadísticas confiables al respecto. ¿Ya las consultó? Lo dudo mucho, pero un ejemplo de cómo se puede desmentir a un atrevido ignorante que tiene por afición hablar de lo que no sabe es publicando datos de HRW:

    Informe sobre Venezuela, 2004: http://hrw.org/english/docs/2005/01/13/venezu9843.htm

    Informe sobre Colombia, 2004: http://hrw.org/english/docs/2005/01/13/colomb9847.htm

    Como puede ver, estimado ignorante, en Colombia no se mencionan casos preocupantes de abusos policiales, lo cual no dice que no existan, pero sí indica que no son tan graves como para destacarlos en primera plana. En cambio en cuanto a Venezuela, uno de los temas principales tratados por Human Rights Watch es precisamente el de las torturas y ejecuciones extrajudiciales por parte de la policía.

    Y finalmente: quien desea que alguien sea "agarrado" por la guerrilla no merece ningún tipo de respeto, ni tolerancia ni consideración, tal como usted constantemente exige en su blogsito a la multitud de personas que se burlan de usted. Yo en cambio espero que a usted sí lo atrape la justicia (la venezolana post-chavista), y lo investiguen y reciba todo el peso de la ley por cada uno de los crímenes que ha cometido o en que ha participado hasta el momento de su captura.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo12:56 a.m.

    Una evidencia de la mentalidad totalitaria de Jaime Ruiz es ese abuso, como tan colombiano, consistente en poner palabras y pensamientos en otros. Mi parecer es mi parecer, no el que a Ruiz le parece. Pienso que Chávez va por mal camino y es mi soberana individualidad la que me lleva a pensarlo y a afirmarlo. Ruiz definitivamente ignora qué es lo que hago yo para vivir, pero le basta ser cuestionado para sacar su arsenal verbal descompuesto. Utiliza adjetivos como mamerto, lo cual muestra el daño que ha hecho en su frágil y crédula mente la tradición sicarial de los lectores religiosos de Plinio.
    Me llama a mí partidario del crimen mientras minimiza tres mil muertos como si la cantidad hiciera que los homicidios no lo fueran. Tanta simpatía por el gatillo embrutece.
    Un poquito de español para el guardián de nuestra lengua materna. La expresión "parte de" implica que no se habla de la totalidad sino de una partición de ella. Por ejemplo, en el párrafo mal leído sobre el regalo de Fidel Castro, comento que el AK hacía parte del fallido plan de contingencia asesorado por La Habana. Esto significa que el fusilito de comando no constituía la totalidad del plan. La expresión "parte de" significa que sólo era parte de. Vale decir, el grupo que defendió La Moneda utilizó abundante armamento del llamado bloque socialista, incluidos fusiles Kalachnikov y aun morteros de la serie RPG, como se ve en una de las fotos, en la cual Allende asiste el lanzamiento de uno de estos. El resto del plan contaba con el apoyo del ejército y se deduce que fue un fiasco.
    Ahora bien, la anécdota vino a son de recordar a la informada concurrencia del inefable blog, que había certeza sobre movimientos golpistas y que hubo un plan de contingencia. Que Jaime Ruiz, mal lector, no conozca las cínicas declaraciones de Kissinger sobre el particular, es apenas natural. Como en el comercial de cerveza Bahía: ¿esperaban algo distinto? Pero son conocidas también las declaraciones de casi contrición de Colin Powell, acerca del papel de su país en el 11 de septiembre del 73.
    Que un capitalista decida retirar su capital de un país cuyo gobierno no le cae bien, es comprensible. Que un empresario obligue a sus empleados a parar, pasando sobre su libertad individual es tanto o más grave que la práctica sindical de forzar a parar a quienes no apoyan voluntariamente la huelga. Liberales de mentiras, como también los hay en los "países ricos" no ven la inmoralidad de tales prácticas. Les queda grande.
    Y, lo siento, por el joven Ruiz. Puede sonarle muy infantil - a su edad todavía no distingue - pero el conjunto de acciones políticas, y psicólogicas asociadas al golpe de Chile incluyó esconder alimentos. ¿Qué porcentaje de la escasez era atribuible al equivocado socialismo? El que se le dé la gana. Ruiz no ha entendido que condenar los métodos utilizados por los "liberales" chilenos para derrocar un gobierno y regalar a su país el paraíso del libre mercado, es compatible con condenar las felonías que los mesías de la izquierda han hecho para acercarnos a su Nirvana. Por supuesto hay muchos que no se pueden desprender el brazalete de la piel y sienten que toda crítica a sus héroes es una apología de los enemigos de estos. Un poco de madurez ayuda a curar ese sectarismo.
    Ruiz me pretende sobreideologizado. Se presenta como más próximo a la realidad por su pintoresco apega a algunas consignas del libre mercado. Como corolario me necesita marxista, colectivista, socialista, anarquista o populista (escuela rusa, no norteamericana). Los que han pensado y dicho sobre economía están relativamente bien, en su aproximación. Visto desde una aproximación física, todos son igualmente charlatanes o con ligeras diferencias. No pretendo, como abusivamente me pone a decirlo Ruiz, que las cosas son del gobierno. De hecho, el tema de la propiedad es una quimera. Aun en sociedades que se fundamentan en el derecho de propiedad como la más sagrada institución, existen canciones o poemas que recuerdan que a la tumba uno no se lleva nada, que no me puedo llevar un océano a mi mesita de noche. Comparados con la termodinámica, con las dimensiones finitas de nuestro planeta y sus recursos, los más reputados analistas y gerentes son unos charlatanes y unos irresponsables.
    Pero volvamos a la degradación moral del blogueador. Que el gobierno de Allende fuera equivocado, perverso y ruin, no hace menos terroristas las acciones terroristas que se hicieron para derrocarlo. Una bomba que diga "no quiero a Uribe" no es mejor, ni más simpática ni tiene la razón. Supongamos que Posada Carriles no tuvo que ver con la bomba al avión del 76. Es de común aceptación que se trató de un atentado brutal, contra civiles (aunque no falta el Castaño que dice en su página que si es cubano no se respeta) y mediante una modalidad que en occidente aborrecemos. Quien quiera que sea el culpable es una alimaña para nuestra cultura, para nuestra tranquilidad. Decir que eso no es nada comparado con todas las víctimas de otras confesiones y prácticas es propio de una mente degradada por el fanatismo.
    Chávez fabrica pobreza, lo sé mejor que Ruiz, porque tengo más fuentes y más diversas, porque a mí el sectarismo me da sarpullido. Eso no significa que los planes de golpe hechos contra él no incluyan golpes a la economía y promoción del descontento social. Hace rato que la humanidad perdió la inocencia acerca de cómo se hacen las guerras y cualquiera puede ver que la tentación de usar esos métodos está ahí.

    ResponderEliminar
  15. Para el anónimo de las 9:56 PM

    Una evidencia de la mentalidad totalitaria de Jaime Ruiz es ese abuso, como tan colombiano, consistente en poner palabras y pensamientos en otros.

    Bueno, el totalitarismo es la supresión de las libertades y derechos para que impere un Estado todopoderoso. Vamos a ver qué es lo que pongo en boca de otros.

    Mi parecer es mi parecer, no el que a Ruiz le parece.

    Pues me parece que muchas veces los juicios esenciales se dan por sobreentendidos, con lo que ni siquiera se llegan a plantear.

    Pienso que Chávez va por mal camino y es mi soberana individualidad la que me lleva a pensarlo y a afirmarlo.

    Claro, lo único es que uno no puede desear al mismo tiempo cosas contradictorias, por mucho que se engañe pensando que no lo son. Hoy he leído una cita en un blog, no sé si será apócrifa y en todo caso forma parte de su tiempo y aun quedan los problemas de la traducción: "Los legisladores y los revolucionarios que prometen igualdad y libertad al mismo tiempo son o bien unos psicópatas o unos charlatanes" (Goethe). Generalizando un poco, es lo que se podría decir de la Constitución colombiana de 1991, que es un modelo de Estado socialista para dirigir la apertura económica. Bueno, en su caso también. Para llegar a ser como Cuba, según el planteamiento unánime de la izquierda colombiana, Chávez va por buen camino por mucho que usted crea que Cuba es lo mismo que Noruega.

    Ruiz definitivamente ignora qué es lo que hago yo para vivir, pero le basta ser cuestionado para sacar su arsenal verbal descompuesto. Utiliza adjetivos como mamerto, lo cual muestra el daño que ha hecho en su frágil y crédula mente la tradición sicarial de los lectores religiosos de Plinio.

    Aun dándole la razón, ¿no le parece preocupante que se lo llegue a tomar por un mamerto como el que describí en el último párrafo de mi comentario? ¿O es que esa clase de personajes no existen o no son la base del chavismo?

    Me llama a mí partidario del crimen mientras minimiza tres mil muertos como si la cantidad hiciera que los homicidios no lo fueran.

    La cantidad, como el tamaño, importa. Por ejemplo, si fuera por asesinatos, sólo en Colombia en los últimos sesenta años han muerto a manos de tropas ligadas al partido comunista unas cien veces esa cantidad. Y en el siglo veinte el comunismo produjo en todo el mundo unas ¡DIEZ MIL VECES! esa cantidad. Y eso sin contar las hambrunas, la merma de la esperanza de vida, el sometimiento en campos de concentración, etc. La fama de Pinochet, cuya condición criminal nadie niega, es en todo caso injustificada.

    Tanta simpatía por el gatillo embrutece.

    Claro, es mi problema, mi afición a las armas.

    Un poquito de español para el guardián de nuestra lengua materna. La expresión "parte de" implica que no se habla de la totalidad sino de una partición de ella. Por ejemplo, en el párrafo mal leído sobre el regalo de Fidel Castro, comento que el AK hacía parte del fallido plan de contingencia asesorado por La Habana. Esto significa que el fusilito de comando no constituía la totalidad del plan. La expresión "parte de" significa que sólo era parte de. Vale decir, el grupo que defendió La Moneda utilizó abundante armamento del llamado bloque socialista, incluidos fusiles Kalachnikov y aun morteros de la serie RPG, como se ve en una de las fotos, en la cual Allende asiste el lanzamiento de uno de estos. El resto del plan contaba con el apoyo del ejército y se deduce que fue un fiasco.

    No, aun cuando hubiera cien fusiles y morteros y armamento de calidad que pudieran usar los guardaespaldas de Allende, es infantil pensar que la defensa contra un golpe de Estado estaría en impedir la toma de La Moneda. No hay nada que hacer contra tanques y aviones y gases lacrimógenos y cartuchos de dinamita. El fusil era un llamado a organizar milicias como las que defienden la satrapía cubana. Para resistir un golpe de Estado hay que contar con una fuerza que responda al ejército o bien con la posibilidad de dividirlo. Las armas de defensa de un edificio son como de juguete. La afición al gatillo le permite a uno enterarse de ciertas cosas.

    Ahora bien, la anécdota vino a son de recordar a la informada concurrencia del inefable blog, que había certeza sobre movimientos golpistas y que hubo un plan de contingencia. Que Jaime Ruiz, mal lector, no conozca las cínicas declaraciones de Kissinger sobre el particular, es apenas natural. Como en el comercial de cerveza Bahía: ¿esperaban algo distinto? Pero son conocidas también las declaraciones de casi contrición de Colin Powell, acerca del papel de su país en el 11 de septiembre del 73.

    Supongo que no habrá mucha gente que niegue que hubo alguna implicación estadounidense en el golpe, ni que había ruido de sables desde mucho antes. ¿Dónde he negado yo eso? Es normal porque por una parte está la tensión de la guerra fría en una de sus peores épocas, sólo cinco años atrás han matado al Che, hay reductos guerrilleros en muchos países y las universidades de todo Occidente hierven de fiebre colectivista. Y el régimen de Allende había sido especialmente entusiasta robándose las propiedades estadounidenses. Es que cuando el prestigio de Pablo Neruda se pone al servicio de esa "recuperación", a mucha gente le parece de lo más justificado. Lo molesto del antiamericanismo es que entonces se convierte en un lamento con un solo motivo: ¡NO SE DEJARON ROBAR! ¡NO SE DEJARON GANAR LA GUERRA FRÍA!, ¡AH BRIBONES!

    Que un capitalista decida retirar su capital de un país cuyo gobierno no le cae bien, es comprensible. Que un empresario obligue a sus empleados a parar, pasando sobre su libertad individual es tanto o más grave que la práctica sindical de forzar a parar a quienes no apoyan voluntariamente la huelga.

    A ver: en todas las huelgas laborales hay una parte del personal que no quiere o no querría ir a la huelga y los sindicalistas impiden a la fuerza que esa gente trabaje. Es que en sociedades bien concebidas no hay huelgas, no porque se remedien con represión sino porque las relaciones laborales son flexibles y la gente se acomoda a las realidades de mercado. Los ingresos vienen de la especialización y no de la presión. En todo caso, se piense lo que se piense sobre las huelgas, las presiones sobre los que querrían trabajar son por lo general toleradas. No es el caso del cierre patronal. Nadie es libre de hacer nada en la propiedad de otro. Si un señor contrata a otro y le promete pagarle una cantidad al mes, no puede decirle sin excusa: váyase. Es decir, hay unos contratos que se respetan, pero el cierre no coarta la libertad de nadie.

    Es el viejo problema de que un gobierno como el de Allende gana las elecciones en un país de democracia formal para destruirla. Exactamente igual que Hitler.

    Liberales de mentiras, como también los hay en los "países ricos" no ven la inmoralidad de tales prácticas. Les queda grande.
    Y, lo siento, por el joven Ruiz. Puede sonarle muy infantil - a su edad todavía no distingue - pero el conjunto de acciones políticas, y psicólogicas asociadas al golpe de Chile incluyó esconder alimentos. ¿Qué porcentaje de la escasez era atribuible al equivocado socialismo? El que se le dé la gana.


    Vamos a admitir para no emprender una investigación imposible que hubo ocultaciones de alimentos para generar descontento. Pero entonces viene la cuestión de cuánto se atribuye al socialismo. Y ahí está el problema de los sobreentendidos, que la cuestión importante, la del derecho de propiedad no se llega a plantear nunca. Es decir, se dice: "Había pleno abastecimiento pero los conspiradores lo compraron todo para esconderlo y generar escasez", y parece que ése es un crimen, pero cuando se piensa en el coste de todo eso no se plantea qué puede llevar a alguien a hacer eso. Es decir, se da por supuesto que era una maniobra ilegítima para destruir a un gobierno y se olvida que los empresarios por lo general están más pendientes de su lucro y a menudo dispuestos a transigir con cualquier gobierno antes de arriesgar grandes fortunas en aventuras semejantes. Pero ésa es la superficie y es perfectamente posible que no ocurriera nada parecido. Sólo que los dueños de camiones hicieron una huelga porque el gobierno claramente se desentendió de sus problemas y mediante ciertas medidas los condenó a tener pérdidas. Algo típico de esa clase de gobiernos. O que se llevaron los camiones a trabajar a otro país más tranquilo, y eso generó desabastecimiento. O que se llevaron los capitales del país y así no había recursos ni inversión para abastecer a las ciudades. Respecto a Venezuela los chavistas dicen eso todos los días, que la miseria de 2002 fue culpa de los empresarios que se llevaron la plata a otro país. ¿De quién era esa plata?

    Es decir, si no hubiera escondido nadie alimentos, siempre se podría culpar a cualquier medida autónoma de los empresarios el desabastecimiento, con lo que "ocultar alimentos" se vuelve una metáfora de no dejarse robar.

    Ruiz no ha entendido que condenar los métodos utilizados por los "liberales" chilenos para derrocar un gobierno y regalar a su país el paraíso del libre mercado, es compatible con condenar las felonías que los mesías de la izquierda han hecho para acercarnos a su Nirvana. Por supuesto hay muchos que no se pueden desprender el brazalete de la piel y sienten que toda crítica a sus héroes es una apología de los enemigos de estos. Un poco de madurez ayuda a curar ese sectarismo.

    El caso de Pinochet y sus asesinatos es típico de Latinoamérica, por mucho que contara con apoyo de EE UU. En todas partes se encuentra siempre el gobierno dispuesto a cometer masacres de opositores para asegurar el poder. En el supuesto de que en Chile hubiera habido un partido de orientación liberal significativo y la situación de caos hubiera forzado un golpe de Estado (pues una verdadera guerra civil podría significar cientos de veces más muertos), es seguro que ese partido se habría opuesto a todas las prácticas criminales de Pinochet. Este dictador procede en realidad de las viejas clases altas latinoamericanas, y su régimen recuerda en parte al de Franco. Lo que pasa es que también el régimen de Franco fue capaz en cierto momento de tomar el rumbo de la prosperidad, mientras que los sátrapas que gustan en las universidades colombianas sólo convirtieron a un país que entonces era mucho más rico que España y que Puerto Rico en uno que sólo puede competir en miseria con Haití.

    Ruiz me pretende sobreideologizado. Se presenta como más próximo a la realidad por su pintoresco apega a algunas consignas del libre mercado.

    Bueno, quien cree que Nixon estaba para organizar sabotajes en Chile o que los fusiles de Allende iban a prevenir un golpe de Estado tiene su racioncita de ideología. Lo que pasa es que todos creemos que somos moderados y razonables y si alguien les dijera a los de las FARC que ellos son extremistas fanáticos totalitarios dirían que no, que son socialdemócratas a la sueca. Extremistas los de Abimael.

    Como corolario me necesita marxista, colectivista, socialista, anarquista o populista (escuela rusa, no norteamericana).

    Como es predominante en Colombia. Pero creo que usted es más bien "optimista", no en el sentido del que cree que las cosas vendrán bien, sino que tiene una imagen de Bill Gates, otra del Che Guevara, otra de Jesucristo, otra de Napoleón y otra de Beethoven y quiere hacer una síntesis. Pero como lo que "mama" es la vida colombiana, le sale con su tinte totalitario, y no se da cuenta.

    Los que han pensado y dicho sobre economía están relativamente bien, en su aproximación. Visto desde una aproximación física, todos son igualmente charlatanes o con ligeras diferencias.

    No entiendo.

    No pretendo, como abusivamente me pone a decirlo Ruiz, que las cosas son del gobierno.

    Ahora ya estoy cansado para buscar ejemplos concretos en sus escritos, pero ¿es que había participado usted antes en este bloc? En todo caso, supongamos que usted no pretende que las cosas son del gobierno, ¿tiene a menudo discusiones por ese motivo con amigos colombianos? La mayoría de nuestros compatriotas sí lo creen.

    De hecho, el tema de la propiedad es una quimera. Aun en sociedades que se fundamentan en el derecho de propiedad como la más sagrada institución, existen canciones o poemas que recuerdan que a la tumba uno no se lleva nada, que no me puedo llevar un océano a mi mesita de noche.

    Lo cual no tiene nada que ver con que la propiedad sea una quimera. La cosa es que alguien construye un edificio porque espera venderlo más caro y ganar dinero, o pone una tienda y cree que las cosas que hay ahí son suyas o tiene derecho a poseerlas aunque las deba, pero toda la vida el tendero ha tenido que hacer frente al saqueador, al hombre primitivo que no ha asimilado la vida en comunidad ni su propia autonomía. Este tipo de hombre es el mercenario de los tiranos, como Chávez.

    Comparados con la termodinámica, con las dimensiones finitas de nuestro planeta y sus recursos, los más reputados analistas y gerentes son unos charlatanes y unos irresponsables.

    Sobre todo los que explotan la demagogia ecológica.

    Pero volvamos a la degradación moral del blogueador. Que el gobierno de Allende fuera equivocado, perverso y ruin, no hace menos terroristas las acciones terroristas que se hicieron para derrocarlo. Una bomba que diga "no quiero a Uribe" no es mejor, ni más simpática ni tiene la razón. Supongamos que Posada Carriles no tuvo que ver con la bomba al avión del 76. Es de común aceptación que se trató de un atentado brutal, contra civiles (aunque no falta el Castaño que dice en su página que si es cubano no se respeta) y mediante una modalidad que en occidente aborrecemos. Quien quiera que sea el culpable es una alimaña para nuestra cultura, para nuestra tranquilidad. Decir que eso no es nada comparado con todas las víctimas de otras confesiones y prácticas es propio de una mente degradada por el fanatismo.

    ¿Y yo cuando he defendido a Posada Carriles?

    Chávez fabrica pobreza, lo sé mejor que Ruiz, porque tengo más fuentes y más diversas, porque a mí el sectarismo me da sarpullido. Eso no significa que los planes de golpe hechos contra él no incluyan golpes a la economía y promoción del descontento social. Hace rato que la humanidad perdió la inocencia acerca de cómo se hacen las guerras y cualquiera puede ver que la tentación de usar esos métodos está ahí.

    En efecto, y al final llega el momento en que el hombre ecuánime se queda con su condena general de Chávez y de quienes se le oponen, en espera de lo óptimo. Lo que más le conviene a Chávez.

    El problema no es tanto el de los métodos sino el de saber hacia dónde se quiere ir. Y Venezuela tiene, según he explicado ya y según mi opinión poco fundada, como usted dice, fuertes elementos identitarios que se ven representados en el chavismo. No creo que sea fácil contrarrestar su deriva hacia una nueva Cuba.

    Para satisfacción de cientos de miles de doctores colombianos, a los que usted y yo desaprobamos. Jejeje.

    ResponderEliminar
  16. Decálogo del populismo iberoamericano

    ENRIQUE KRAUZE

    EL PAÍS - Opinión - 14-10-2005

    El populismo en Iberoamérica ha adoptado una desconcertante amalgama de posturas ideológicas. Izquierdas y derechas podrían reivindicar para sí la paternidad del populismo, todas al conjuro de la palabra mágica: "pueblo". Populista quintaesencial fue el general Juan Domingo Perón, quien había atestiguado directamente el ascenso del fascismo italiano y admiraba a Mussolini al grado de querer "erigirle un monumento en cada esquina". Populista posmoderno es el comandante Hugo Chávez, quien venera a Castro hasta buscar convertir a Venezuela en una colonia experimental del "nuevo socialismo". Los extremos se tocan, son cara y cruz de un mismo fenómeno político cuya caracterización, por tanto, no debe intentarse por la vía de su contenido ideológico, sino de su funcionamiento. Propongo 10 rasgos específicos.

    1) El populismo exalta al líder carismático. No hay populismo sin la figura del hombre providencial que resolverá, de una buena vez y para siempre, los problemas del pueblo. "La entrega al carisma del profeta, del caudillo en la guerra o del gran demagogo", recuerda Max Weber, "no ocurre porque lo mande la costumbre o la norma legal, sino porque los hombres creen en él. Y él mismo, si no es un mezquino advenedizo efímero y presuntuoso, 'vive para su obra'. Pero es a su persona y a sus cualidades a las que se entrega el discipulado, el séquito, el partido".

    2) El populista no sólo usa y abusa de la palabra: se apodera de ella. La palabra es el vehículo específico de su carisma. El populista se siente el intérprete supremo de la verdad general y también la agencia de noticias del pueblo. Habla con el público de manera constante, atiza sus pasiones, "alumbra el camino", y hace todo ello sin limitaciones ni intermediarios. Weber apunta que el caudillaje político surge primero en los Estado-ciudad del Mediterráneo en la figura del "demagogo". Aristóteles (Política, V) sostiene que la demagogia es la causa principal de "las revoluciones en las democracias" y advierte una convergencia entre el poder militar y el poder de la retórica que parece una prefiguración de Perón y Chávez: "En los tiempos antiguos, cuando el demagogo era también general, la democracia se transformaba en tiranía; la mayoría de los antiguos tiranos fueron demagogos". Más tarde se desarrolló la habilidad retórica y llegó la hora de los demagogos puros: "Ahora quienes dirigen al pueblo son los que saben hablar". Hace veinticinco siglos esa distorsión de la verdad pública (tan lejana a la democracia como la sofística de la filosofía) se desplegaba en el Ágora real; en el siglo XX lo hace en el Ágora virtual de las ondas sonoras y visuales: de Mussolini (y de Goebbels) Perón aprendió la importancia política de la radio, que Evita y él utilizarían para hipnotizar a las masas. Chávez, por su parte, ha superado a su mentor Castro en utilizar hasta el paroxismo la oratoria televisiva.

    3) El populismo fabrica la verdad. Los populistas llevan hasta sus últimas consecuencias el proverbio latino "Vox populi, Vox dei". Pero como Dios no se manifiesta todos los días y el pueblo no tiene una sola voz, el gobierno "popular" interpreta la voz del pueblo, eleva esa versión al rango de verdad oficial, y sueña con decretar la verdad única. Como es natural, los populistas abominan de la libertad de expresión. Confunden la crítica con la enemistad militante, por eso buscan desprestigiarla, controlarla, acallarla. En la Argentina peronista, los diarios oficiales y nacionalistas -incluido un órgano nazi- contaban con generosas franquicias, pero la prensa libre estuvo a un paso de desaparecer. La situación venezolana, con la "ley mordaza" pendiendo como una espada sobre la libertad de expresión, apunta en el mismo sentido: terminará aplastándola.

    4) El populista utiliza de modo discrecional los fondos públicos. No tiene paciencia con las sutilezas de la economía y las finanzas. El erario es su patrimonio privado que puede utilizar para enriquecerse y/o para embarcarse en proyectos que considere importantes o gloriosos, sin tomar en cuenta los costos. El populista tiene un concepto mágico de la economía: para él, todo gasto es inversión. La ignorancia o incomprensión de los gobiernos populistas en materia económica se ha traducido en desastres descomunales de los que los países tardan decenios en recobrarse.

    5) El populista reparte directamente la riqueza. Lo cual no es criticable en sí mismo (sobre todo en países pobres hay argumentos sumamente serios para repartir en efectivo una parte del ingreso, al margen de las costosas burocracias estatales y previniendo efectos inflacionarios), pero el populista no reparte gratis: focaliza su ayuda, la cobra en obediencia.

    "¡Ustedes tienen el deber de pedir!", exclamaba Evita a sus beneficiarios.

    Se creó así una idea ficticia de la realidad económica y se entronizó una mentalidad becaria. Y al final, ¿quién pagaba la cuenta? No la propia Evita (que cobró sus servicios con creces y resguardó en Suiza sus cuentas multimillonarias), sino las reservas acumuladas en décadas, los propios obreros con sus donaciones "voluntarias" y, sobre todo, la posteridad endeudada, devorada por la inflación. En cuanto a Venezuela (cuyo caudillo parte y reparte los beneficios del petróleo), hasta las estadísticas oficiales admiten que la pobreza se ha incrementado, pero la improductividad del asistencialismo (tal como Chávez lo practica) sólo se sentirá en el futuro, cuando los precios se desplomen o el régimen lleve hasta sus últimas consecuencias su designio dictatorial.

    6) El populista alienta el odio de clases. "Las revoluciones en las democracias", explica Aristóteles, citando "multitud de casos", "son causadas sobre todo por la intemperancia de los demagogos". El contenido de esa "intemperancia" fue el odio contra los ricos: "Unas veces por su política de delaciones... y otras atacándolos como clase (los demagogos) concitan contra ellos al pueblo". Los populistas latinoamericanos corresponden a la definición clásica, con un matiz: hostigan a "los ricos" (a quienes acusan a menudo de ser "antinacionales"), pero atraen a los "empresarios patrióticos" que apoyan al régimen. El populista no busca por fuerza abolir el mercado: supedita a sus agentes y los manipula a su favor.

    7) El populista moviliza permanentemente a los grupos sociales. El populismo apela, organiza, enardece a las masas. La plaza pública es un teatro donde aparece "Su Majestad El Pueblo" para demostrar su fuerza y escuchar las invectivas contra "los malos" de dentro y fuera. "El pueblo", claro, no es la suma de voluntades individuales expresadas en un voto y representadas por un Parlamento; ni siquiera la encarnación de la "voluntad general" de Rousseau, sino una masa selectiva y vociferante que caracterizó otro clásico (Marx, no Carlos, sino Groucho): "El poder para los que gritan el poder para el pueblo".

    8) El populismo fustiga por sistema al "enemigo exterior". Inmune a la crítica y alérgico a la autocrítica, necesitado de señalar chivos expiatorios para los fracasos, el régimen populista (más nacionalista que patriota) requiere desviar la atención interna hacia el adversario de fuera. La Argentina peronista reavivó las viejas (y explicables) pasiones antiestadounidenses que hervían en Iberoamérica desde la guerra del 98, pero Castro convirtió esa pasión en la esencia de su régimen, un triste régimen definido por lo que odia, no por lo que ama, aspira o logra. Por su parte, Chávez ha llevado la retórica antiestadounidense a expresiones de bajeza que aun Castro consideraría (tal vez) de mal gusto. Al mismo tiempo hace representar en las calles de Caracas simulacros de defensa contra una invasión que sólo existe en su imaginación, pero que un sector importante de la población venezolana (adversa, en general, al modelo cubano) termina por creer.

    9) El populismo desprecia el orden legal. Hay en la cultura política iberoamericana un apego atávico a la "ley natural" y una desconfianza a las leyes hechas por el hombre. Por eso, una vez en el poder (como Chávez) el caudillo tiende a apoderarse del Congreso e inducir la "justicia directa" ("popular, bolivariana"), remedo de Fuenteovejuna que, para los efectos prácticos, es la justicia que el propio líder decreta. Hoy por hoy, el Congreso y la Judicatura son un apéndice de Chávez, igual que en Argentina lo eran de Perón y Evita, quienes suprimieron la inmunidad parlamentaria y depuraron, a su conveniencia, al Poder Judicial.

    10) El populismo mina, domina y, en último término, domestica o cancela las instituciones de la democracia liberal. El populismo abomina de los límites a su poder, los considera aristocráticos, oligárquicos, contrarios a la "voluntad popular". En el límite de su carrera, Evita buscó la candidatura a la vicepresidencia de la República. Perón se negó a apoyarla. De haber sobrevivido, ¿es impensable imaginarla tramando el derrocamiento de su marido? No por casualidad, en sus aciagos tiempos de actriz radiofónica, había representado a Catalina la Grande. En cuanto a Chávez, ha declarado que su horizonte mínimo es el año 2020.

    ¿Por qué renace una y otra vez en Iberoamérica la mala yerba del populismo? Las razones son diversas y complejas, pero apunto dos. En primer lugar, porque sus raíces se hunden en una noción muy antigua de "soberanía popular" que los neoescolásticos del siglo XVI y XVII propagaron en los dominios españoles y que tuvo una influencia decisiva en las guerras de Independencia desde Buenos Aires hasta México. El populismo tiene, por añadidura, una naturaleza perversamente "moderada" o "provisional": no termina por ser plenamente dictatorial ni totalitario; por eso alimenta sin cesar la engañosa ilusión de un futuro mejor, enmascara los desastres que provoca, posterga el examen objetivo de sus actos, doblega la crítica, adultera la verdad, adormece, corrompe y degrada el espíritu público.

    Para calibrar los peligros que se ciernen sobre la región, los líderes iberoamericanos y sus contrapartes españolas, reunidos todos en Salamanca, harían muy bien en releer a Aristóteles, nuestro contemporáneo. Desde los griegos hasta el siglo XXI, pasando por el aterrador siglo XX, la lección es clara: el inevitable efecto de la demagogia es "subvertir a la democracia".


    Enrique Krauze es escritor mexicano, director de la revista Letras Libres y autor, entre otros libros, de Travesía liberal.

    ResponderEliminar
  17. A PREPARSE SEÑORES:

    A prepararse por que lo que se viene es candela:

    Insisto en la teoria de que Chaves quiere guerra con Colombia, y es que son multiples los ejemplos y la realidad palpable que varios analistas pronosticaron hace 5 años cuando chaves ni siquiera habia hecho publico su anuncio de armarse, pues bien hay lo tienen compra 100.000 fusiles y se rumora y con mucho fundamento que el real negocio fue de 200.000 fusiles, aviones de ultima generacion, corbetas, la compra de un satelite chino, el reforzamiento de las reservas (entre otras 10.000 reservas cubanas)el cambio del uniforme por uno similar al cubano y muchas otras situaciones que analistas venezolanos y colombianos como Juan Manuel Santos y Fernando Londoño han venido advirtiendo tiempo atras sin tener eco en el congreso y poca aceptacion en la opinion publica, hace algunos años no se pensaba que chaves fuera capaz de hablar de armas atomicas o nucleares, ahora lo hace con el mayor descaro, existen fuertes denuncias de serios periodistas venezolanos de que se ensaya con Uranio en el mas estricto secreto, chaves tiene el dinero para comprar bombas atomicas y no se les haga raro que en algunos años lo haga, la tenaza se aprieta sobre Colombia y es en especial en la nacion colombiana donde chaves tiene sus ojos puestos ya que frena su expansion bolivariana por que colombia tiene una orientacion politica mucho mas fuerte hacia Washington, chaves ya tiene de un pelo a Bolivia, sera muy seguramente un estado comunista como el venezolano ya que en recientes declaraciones Evo Morales declara que el capitalismo ha sido la plaga de la humanidad, Evo Morales ahora es favorito para llegar a ser presidente y muy seguramente sera un dictador mas de Bolivia, ecuador se arrodilla ahora por la compra de bonos de deuda externa por parte de venezuela y chaves amenaza con romper relaciones con Panama solamente por un lio que solamente le competia a cuba y Panama, que mas ejemplos quieren y es que no olvidemos la epoca de los conflictos fronterizos en la cual cuando un dictador se iba a caer optaba por el nacionalismo moleido y lanzaba una guerrita para perpetuarse en el poder, chaves lo sabe y ya se prepara para ello, muchos hablan de que EEUU intervendria, yo lo dudo por que Chaves ha sido muy astuto en el manejo economico del petroleo y ha concedido una importante cantidad de licensias para la exploracion de compañias gringas en tierra venezolana, si estados unidos interviene en venezuela el no dudaria en cortar el suministro de petroleo y con los actuales precios del petroleo Estados Unidos no le convendria nada que el precio se volviera a disparar por que uno de sus principales importadores de pretoleo le quitara de un dia para otro el preciodo combustible, entonces ¿por que habria de defender a Colombia? que alguien me lo diga, segun declaraciones de un importante ex agente de la CIA efectivamente venezuela maquina una guerra contra Colombia, tambien con el proposito de fortalecer las guerrillas colombianas y la teoria de los analistas hace algunos años era lo siguiente: Crear accidentes provocados por parte del ejercito venezolano en la frontera, al principio se acusara a los paramillitares y el ejercito colombiano de violar su soberania y violar los derechos humanos dentro del territorio, la idea es desbordar estos hechos y colmar la paciencia de Colombia hasta provocar su conflicto, hay es cuando se convocarian las reservas colombianas y muchos soldados y comandos que se encargan ahora de ocupar territorios antes dominados por guerrillas se tendrian que trasladar a las fronteras a ocuparse del conflicto, en ese momento las guerrillas volverian a retomar lo que antes habian sido sus bastiones de actos criminales, todo esto ya ha sido acordado, asi mismo lo afirmo Juan Manuel Santos y el desaparecido Carlos Castaño (asesino y lo que sea pero algo habra que creer)desastabilizada colombia y con cartagena y cucuta sitiadas por ejercitos venezolanos entrarian a jugar su papel Petro (entre otras chaves se alojo en su casa despues del fallido golpe de estado que quizo propinar)y otras oscuras personalidades del gobierno Colombiano incliudo Luis eduardo Garzon (Solapado de la Convencion de Rio)todos estos sujetos junto con cancilleres guerrilleros (Rodrigo Granda) en las famosas convenciones de rio pretenden pescar en rio revuelto en la situacion que chaves pretende generar en algunos años, todo esto no me lo estoy inventando lo llevan adviertiendo hace algunos años importantes personalidades que ya han acertado en muchas acciones politicas del gobierno venezolano cuando antes se les tildaba de locos, no lo crean imposible esto puede suceder o chaves pretendra hacerlo en sus ansias locas de poder, ojala me equivoque pero es que los hechos hablan por si solos.

    ResponderEliminar
  18. Para John Jairo Patiño:

    Chávez no invadirá Colombia porque de eso no ha la más remota tradición en Latinoamérica, porque los militares corruptos que lo sostienen no lo secundarían, porque los venezolanos de origen colombiano le plantearían un problema muy grande, porque no tendría muchas posibilidades de vencer a un ejército más grande y porque no tiene nada que ganar. Puede que esté pensando en armar a las FARC, pero hoy en día eso le plantearía un conflicto serio con la comunidad internacional. Quedaría deslegitimado. Y en caso de que un sátrapa de mierda planteara realmente una amenaza a EE UU, una invasión que acabara con Chávez tardaría pocos días. No se trata de Irak, donde la dictadura es más natural, lleva treinta años y ha exterminado a sus adversarios, todos antioccidentales, sino de un país de Occidente. Petro y compañía tampoco podrían estar con una invasión, porque la gente que los apoya se les echaría en contra. De modo que todo eso me parece poco fundado. La amenaza no es Chávez sino la Colombia profunda, el poder de la prensa, de las mafias políticas como el Partido Liberal, de la izquierda, de las mafias judiciales, etc. Eso es mucho más difícil de vencer porque es la cultura del país.

    ResponderEliminar
  19. Viva Fidel , Chavez, Lula e Morales. Por uma America Latina unida e forte. Abaixo o Alca.

    ResponderEliminar
  20. El anónimo cree que copiando panfletos va a demostrar que miento. ¿Qué veracidad tiene una nota generada por el gobierno venezolano? Del referendum hay muchos indicios de fraude, pero claro, el entonces secretario general de la OEA que dijo que Fujimori no cometió ningún fraude, dijo que todo estaba bien.

    Mejor diga concretamente en qué mentí y por qué, con sus propias palabras y explicaciones, no saturando los comentarios con un panfleto aburrido.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.