miércoles, julio 19, 2006

El estilo de Uribe

Hace poco se preguntaba un columnista de este blog por qué el presidente mantiene una actitud tan dócil ante Chávez, si no sería conveniente que se acordara del peligro que representa el sátrapa y de la necesidad de conjurarlo. Y concluía que de algún modo la política internacional del gobierno debería orientarse hacia la formación de un bloque alternativo que sirva de contrapeso a la expansión del régimen chavista.

El peligro del nacionalismo

______Más allá de lo acertada o equivocada que sea esa visión, hay algo que desde mi punto de vista falla: es la comprensión del carácter del presidente colombiano. Precisamente lo que no se puede esperar de él es que haga eso. Tal vez otro político encabece un frente regional contra Chávez, aunque creo que sería un error: cualquier enfrentamiento que dé lugar a la explotación del sentimiento nacionalista y de los típicos complejos de inferioridad de los latinoamericanos sería un refuerzo para un personaje del estilo de Chávez: daría lugar a una oposición entre «bolivarianos» y «malinchistas» que debilitaría el bando modernizador.

Una constante: contemporizar

______Pero eso ya es irse por las ramas, pues aunque fuera una política correcta no es lo que haría Uribe. Lo que intento demostrar es que ante cualquier circunstancia o adversario el presidente asume la misma actitud que ha asumido ante Chávez. Y también arriesgaré una explicación de eso. Respecto al sátrapa, puede que los motivos de Uribe sean reprobables en un estadista —pues la visión de la política exterior de un país como la de una empresa es errónea y peligrosa—, pero en las circunstancias concretas es muy acertada: la sensación de amenaza a su régimen podría llevar a Chávez a apoyar de forma más descarada a la guerrilla colombiana, que no ha hecho más que retroceder desde que Uribe ocupa la presidencia. La tensión con el país vecino daría argumentos a los antiamericanos en Colombia, y a otros países dependientes del petróleo venezolano para aislar a nuestro país.

El Clan de la Montaña

Es una actitud que me recuerda a esos ajedrecistas defensivos, como Anatoli Kárpov, que son los más resistentes, o al clan de los personajes de Kagemusha, cuya fuerza consistía en no moverse, como la montaña. Al no darle excusas a Chávez, al sumarse a sus proyectos de cooperación y al ofrecerle reconocimiento Uribe se asegura la neutralización de un enemigo: si no obstante la actitud de Chávez fuera hostil, nadie podría culpar a Colombia. Entre tanto, los objetivos de su política se van cumpliendo, se ha hecho reelegir, las AUC se han desmovilizado, la economía se ha estabilizado y con una reforma más amable con los productores se sientan las bases de un crecimiento sostenido. (Las empresas no son «los ricos», como afirman los mentirosos de los medios: la mayoría de los ricos colombianos, como los mismos columnistas, no son empresarios; y en cambio, de las empresas dependen millones de pobres que podrían prosperar si los recursos no se fueran a manos de los parásitos.)
Cultura de la victoria

______
El lector de periódicos puede mantener una coherencia granítica ante cualquier circunstancia: no le cuesta nada. Es como esas personas, por desgracia predominantes en nuestro medio, que condenan a los empresarios por su falta de generosidad. Pero el político sólo es líder y ocupa cargos importantes en la medida en que acierte.
______La democracia siempre ha permitido el ascenso de individuos más bien mediocres que triunfan simplemente porque no cometen errores, hasta que los cometen, claro. Se me ocurre ahora alguien como José María Aznar, que podría ser candidato a jefe de contabilidad de una empresa, pese a su alta extracción social, pero gobernó con éxito España hasta que se olvidó de tener en cuenta el rechazo de la gente a la guerra de Irak.
______Uribe es un político en el que eso es característico, el tener unos objetivos y no fracasar en cumplirlos. La única vez que creyó en un ensueño reformador que no contaba con un respaldo resuelto de la mayoría se encontró con que la oposición y los medios, junto con el hampa de la administración, consiguieron hacerlo fracasar, pues la gente no se atrevió a depositar su confianza en el gobierno.
______Desde entonces cada paso que da está calculado con extrema prudencia, para evitar nuevas «sorpresas». Antes del comienzo de la campaña electoral incluso subió los sueldos de los empleados estatales, lo contrario de lo que se pretendía con el referendo, pues tiene en cuenta que esos votos hostiles eran la gran esperanza de la oposición para forzar una segunda vuelta.

Enemigos más próximos que Chávez

______
Algún día los colombianos verán el drama del gobierno de Andrés Pastrana como algo más que la falta de carácter de un delfín y la maldad de unas fieras exóticas. Eso ocurrirá cuando los historiadores extranjeros analicen la conducta de los poderosos en esos años: el director de El Tiempo, el dueño de El Espectador, los de Semana... La Corte Constitucional y todo el Poder Judicial, el Partido Liberal, los sindicatos estatales (lo cual en Colombia es una redundancia, la poca industria que había la destruyeron hace tiempo, los sindicatos no estatales reunirán menos gente que las asociaciones de ajedrecistas o de filarmónicos). En lugar de buscar el enfrentamiento con cualquiera de esos sectores, Uribe ha buscado complacerlos y encontrar una «coexistencia pacífica». La ruptura y el conflicto sólo significarían poner en riesgo su éxito.

Interpretación del Caguán

______
Simplificando un poco, se puede decir que el Caguán fue el último esfuerzo del viejo orden para echar atrás la rueda de la historia y abolir la democracia colombiana. El proyecto de unos políticos de tercera de acordar con una banda de asesinos la institucionalidad futura contó con un apoyo entusiasta de la prensa, de la judicatura, de la clase política, de los intelectuales y artistas, de las potencias europeas, de las ONG en que se organiza y se paga sueldos la izquierda y de las universidades. En esos años era unánime entre los poderosos el temor a que cualquier resistencia, por ejemplo a los secuestros, amenazara el acuerdo: ni la destrucción sistemática de pueblos con cilindros de gas ni la multiplicación de los secuestros y masacres generó ningún rechazo entre esa gente. El que busque en las hemerotecas un solo artículo de los grandes medios que desautorizara esa imposición de unos terroristas haría bien en publicarlo. Por el contrario, era fácil encontrar escritos en que se aplaudía a los terroristas.

Titiriteros
______
Es tan simple que un niño lo entendería. No lo pueden entender los colombianos identificados con los valores tradicionales y con las clases poderosas porque la evidencia los acusa. El editor del blog Carta desde Cali hablaba en una ocasión de los titiriteros que manejaban los hilos tras los tumultos de los asesinos universitarios. Esos titiriteros en el caso del Caguán eran evidentemente los dueños de los grandes medios y la cúspide judicial. Su apoyo al suicidio de la democracia lo demuestra. Pero como no se trata de una conspiración de unos intrigantes sino de la esencia profunda del país, tranquilamente siguen hablando de la maldad del Capitán Garfio. Tras esa credulidad se oculta todo un orden social. Por eso cada vez que oigo hablar de las FARC como un cartel de la cocaína me siento como insultado: ¿cómo es que tantos poderes presionaban para que se les entregara el poder? ¿Cómo es que de ninguna universidad salió una docena de personas a desaprobar tal proyecto?

¿Tienen poder?, se «transa» con ellos

______En lugar de buscar el enfrentamiento directo con el temible castrista que dirige El Tiempo, Uribe le ofrece la vicepresidencia a su primo: no amenaza el poder del principal promotor de las FARC, sino que lo neutraliza creando división en la familia y entre los propietarios del periódico. De ahí que todas las insidias que publica el diario estén siempre matizadas y aun un punto doctrinario antaño irrenunciable como la solución negociada ha desaparecido de los editoriales. Para su segundo mandato, esa coexistencia es más comprometida para Santos Calderón, pues ahora son más miembros del accionariado del periódico los que ocupan cargos en el gobierno, lo cual sí que es una jugada eficacísima de Uribe, que no deja de crearles angustia. No es que dejen de hacer oposición, es que el apoyo al narcoterrorismo les resulta mucho más difícil. El caso de Chávez es idéntico.

La fuerza del Cartel de la Tutela

______Este blog es un proyecto modesto que se entiende simplemente con su nombre: denunciar a Colombia como un país freaky, como un muladar en el que lo humano se ha degradado hasta niveles que deberían preocupar a toda la especie. ¡Todo el que puede aplaude las interpretaciones de los «derechos fundamentales» que pueden dar lugar a un abuso que demuestre el poder de los jueces, especie de mandarines bárbaros que más bien parecen una secta de psicópatas, pero cuando se trataba del asesinato en masa practicado a discreción por los narcoterroristas, del reclutamiento forzoso de más de cinco mil niños (a veces quemando vivos a sus padres), de la castración de policías y demás, no hubo ninguno que acogiera ninguna tutela! La Corte Constitucional no interpretó el abandono de una parte de la población en manos de unos asesinos como inaceptable desde el punto de vista de la Carta Magna. Los colombianos son «gente» así, nunca he oído ni leído a nadie que desapruebe esa distracción de los en otros casos diligentes magistrados.
______Bueno, ya lo he dicho arriba, las masacres tenían sus patrocinadores, el supuesto cartel de la drogas tenía y tiene licencia para matar a ojos de los constitucionalistas. Ya he explicado el caso del delito político.

Respeto a las normas

______De nuevo, la actitud de Uribe no es la de buscar el enfrentamiento sino la de esperar a que la nueva mayoría determine el ascenso de magistrados menos alineados con el ensueño atávico. Puede que una reforma radical que redujera el poder de la Corte contara con un gran apoyo popular. Lo cierto es que se tomaría en todo el mundo como una escalada dictatorial. Uribe y la Corte coexisten y cada día que pasa pierden poder los demagogos que han ascendido a magistrados, como Araújo. Mientras se mantenga el apoyo popular mayoritario, la resistencia de esa casta será leve, pues por ejemplo si hubieran tumbado la reelección el nuevo presidente tendría un mandato que podría reducir drásticamente el poder de la Corte, y la amenaza de tener a Uribe de nuevo en 2010 sería terrible.

Fecode

______Otro tanto se podría decir del sindicato de maestros: mientras no hagan huelga no se les pregunta por su aplauso a las FARC. En la medida en que no pueden multiplicar la conflictividad se convive con ellos: al igual que Chávez, no tienen otra alternativa que mantener un bajo perfil para no resultar arrinconados por el rechazo de la mayoría. Es otro ejemplo. Los nombramientos de enemigos declarados como Serpa y Pastrana, otro, etc.

Conclusión

______
Esa actitud tan circunspecta no es la mejor en términos generales, pero a fin de cuentas ha dado resultado. Lo que debemos entender es que los amigos de las FARC y del castrismo son muchos y muy poderosos, y un político que buscara el enfrentamiento sin la certeza del respaldo mayoritario podría ayudarlos a recuperar fuerza, pues la madurez política de la sociedad deja mucho que desear y no se consigue en un lustro. Las mismas fricciones que hay entre los partidos que apoyan a Uribe dejan ver lo frágil, lo caudillista que es la mayoría social que lo sostiene. Si se buscara un sector consciente de que desea un crecimiento económico dentro de un proyecto liberal, sin duda se estaría ante una minoría. Es que la guerrilla sólo expresa el país tradicional, y la resistencia efectiva que se le ofrece se le parece muchísimo: fue lo que pasó con las AUC y también lo que pasa con esos militares que terminan de sicarios del narcotráfico.
______De momento se ha conjurado la amenaza de cubanización, pero sacar al país del pozo de cieno en que está hundido requiere un esfuerzo mucho mayor. Algo que tal vez los niños de ahora lleguen a ver.

11 comentarios:

  1. Se nota que Jaime estaba atormentado al ver que Uribe no es realmente muy diferente del resto de presidentes que ha tenido Colombia, y tuvo que inventarse toda una explicacion enredada para poder quedar en paz consigo mismo en su rol de "fan" de Uribe.

    ResponderEliminar
  2. galactus: no sé, no sé, pero sí me parece que por ejemplo la jugada de nombrar a Serpa en la OEA, a Pastrana en la embajada de Colombia en E.U. y a los Santos, han sido muy efectivas para 'calmarle los nervios' a toda esa gentecita, además de conseguir resultados muy aceptables con estos nombramientos. Por ejemplo: ¿A quién le importa la OEA? Entonces por qué no mandar a Serpa bien lejos del país y sacarse ese estorbo de encima. A los Santos los calmó hartísimo con el nombramiento de Francisco Santos, a tal punto que El Tiempo publicó editoriales muy duras por esa época y después salió el mismo Francisco Santos a quejarse de la actitud de su familia. De ahí en adelante, El Tiempo salió con su famosa editorial en la que 'apoyaban la candidatura de Uribe'. Además Franciso Santos ha hecho una buena labor, ciertamente mucho más productiva y eficaz que la de muchos otros vicepresidentes del pasado. Otra jugada maestra de Uribe -aunque no tiene nada que ver con los nombramientos-: En la entrevista que le hizo Caracol antes de las pasadas elecciones, aprovechó 30 segundos de cada pregunta para hablar de temas como las pensiones de los jubilados del seguro social y los sueldos de los maestros, que seguramente le sirvieron para aplacar a más de uno. Finalmente, le cuento que Uribe ya tiene club de fans pero no sé si lo dejen inscribirse en su newsletter. Pregunte, de pronto tiene suerte...

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Icarus, fíjese que esta gentecita jamás opina en esos blogs dedicados al presidente.

    Aunque yo casi nunca veo esos blogs, y creo que Jaime Ruiz tampoco, de las pocas veces, jamás he encontrado un comentario de la mamertada bloguera. De alguna manera es satisfactorio tenerlos aquí diciendo las cosas que dicen. Aunque el alcance de los blogs, especialmente los que son como éste, es muy limitado, no se le tira piedras al árbol que no da frutos.

    ResponderEliminar
  4. Decir que Uribe es igual a los otros presidentes no creo que sea cierto. Mi admiración a la inteligencia del presidente Uribe es grande. Espero no me defraude. Estar metido en un cuarto y rodeado de tantos enemigos no le queda otra. Quién se mete en un pozo y no sale untado?? Que están creyendo que Uribe es Dios?? Un ser humano, que todas no le pueden salir perfectas.

    Lo que sucede es que nosotros no sabemos negociar. Muchas veces ceder es ganar, muchas veces si no podemos con el enemigo nos aliamos, muchas veces tenemos que perder un combate, muchas veces nos tenemos que retirar antes de combatir, muchas veces tenemos que parecer estúpidos.... en fin es mejor utilizar el cerebro a las balas. Sobre todo con los enemigos que dicen ser sus amigos.

    ResponderEliminar
  5. Diegoth: ese blog apareció inscrito en la blogoteca y se lo mencioné a Galactus para fastidiarlo un poco. Yo sé que el hombre es miembro de club de fans de Papá Noel y nada lo va a cambiar de parecer.

    ResponderEliminar
  6. Galactus: lo enredado de mi explicación es algo que comparte con cualquier texto que exija haber terminado la primaria. Son cosas difíciles de arreglar.

    ResponderEliminar
  7. Stella, Uribe es un político tradicional que lleva más de treinta años ocupando cargos públicos importantes. No es alguien nuevo que transforma el país sino el líder que ha conseguido desactivar la guerra civil que se venía y que muchos esperaban para ascender socialmente. Porque eso es lo que hay que entender, hace diez años y hace cinco años y ahora, que la guerra es un negocio del que se lucran muchos doctores disfrazados de pacifistas y santos.

    Entonces Uribe se sabe todas las mañas de los políticos porque es uno de ellos y ha estado metido en las tripas de la política colombiana. Su estilo siempre es el de entenderse con todos según la conveniencia que le puede dar resultados. Sobre esos resultados hay que leer un reportaje que apareció ahora en la revista Cambio. Es que sólo hay que recordar cómo estaba Colombia hace cinco años.

    Pero los cobramasacres están ahí agazapados a ver si consiguen la guerra civil y se nombran ministros y cónsules vitalicios. Son como un residuo de la vida colombiana y si no se les presta atención volverán a hacer de las suyas. Bueno, de hecho ahí siguen las tropas de niños produciéndoles rentas de todo tipo a montones de gabinetes de doctores inescrupulosos dedicados a envenenar el lenguaje y la información para enriquecerse y acumular poder.

    Gracias por participar.

    ResponderEliminar
  8. ¡El tiempo no hace oposición! por favor, si toda la casa editorial el tiempo esta en contra de un gobierno de que cualquier forma puede resultar en algo modernizador, inclusive tienen la cara dura para sacar cada vez que tienen oportunidad a personajes como Petro para definirlos como todos unos héroes.

    ResponderEliminar
  9. Santandereano5:49 p.m.

    ¿Francisco Santos lo ha hecho mejor? No era el vicepresidente santos quien quería eliminar la presencia en Colombia de la oficina del Alto Comisionado de ONU para los derechos humanos?

    ¿Club de fans para un presidente? Yo detesto el fanatismo. Eso es otra forma de ejercer el poder sobre terceros.

    ResponderEliminar
  10. Albeiro Giraldo: la oposición de El Tiempo es muy matizada porque uno de los directores no apoya a la guerrilla y la mayoría de los accionistas tampoco. En eso influye mucho el hecho de que el vicepresidente sea Francisco Santos, lo cual es una típica jugada de Uribe, que podría meterse en una guerra contra ese periódico pero podría perderla: igual que con Chávez, con los políticos tradicionales, con los sindicatos estatales, con la Corte Constitucional... Está hecho a jugar cuando va a ganar, como un jugador de póquer prudente.

    Yo no puedo decir si eso es lo mejor que se puede hacer, lo cierto es que el reportaje de Cambio que comenté arriba deja ver grandes avances en todos los terrenos. Si no es lo mejor, hay que reconocer que sí es algo bueno. Claro, no lo es desde el punto de vista de la resistencia de la caverna de parásitos y socios de Pablo Escobar, que ahora van a salir a flote. Puede que medio establecimiento mamerto termine acompañando a Santofimio.

    ResponderEliminar
  11. Santandereano, la oficina de DD HH de la ONU es tan responsable de los asesinatos de la guerrilla como el mismo secretariado. Es que la mentalidad esa de ir exculpando al de más arriba termina haciendo responsable de cada asesinato a la bala, que tenía que entrar por ahí y dejar sin vida a la persona: antes había que culpar al dedo que apretó el gatillo, a la mano que tomó el arma, al que disparó, al que le dio la orden... No, hombre, todos los que promueven a las FARC son igual de asesinos que los pobres niños sicarios.

    Le recomiendo esta entrevista que concedió Michael Frühling.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.