jueves, noviembre 02, 2006

SACANDO JUGO A LOS REHENES

Mientras no haya una actitud resuelta de la sociedad para condenar los crímenes de la izquierda (democrática, claro), éstos seguirán y cualquier sacrificio de los militares o policías viene a ser inútil. Por ejemplo, la campaña de los medios para presionar al gobierno a fin de que se preste a la farsa del intercambio humanitario (a favor de la izquierda democrática, claro, en el mundo al revés todo es así) es deliberadamente un intento de legitimar a las FARC, pues cada vez que el gobierno da muestras de querer ceder, las exigencias de la guerrilla suben, así como sus demostraciones de fuerza: ¿cómo es que no envían un e-mail al gobierno planteando las condiciones en que soltarían a los rehenes? Porque los rehenes son sólo el pretexto para conseguir un territorio autónomo desde el cual reforzar el poder de matar e intimidar: puede que suelten un día a los rehenes, cuando sea completamente seguro para ellos el triunfo sobre la sociedad colombiana. Eso lo saben muy bien los dueños de los grandes medios (El Tiempo, Cambio, Semana, El Espectador, Cromos), que a fin de cuentas son los mismos accionistas de la guerrilla, por eso hacen esas campañas.

Rehenes muy rentables


______
Ya he explicado muchas veces que en cierto modo esas cosas les pasan a los colombianos como a quien arroja a un bebé hacia lo alto y después protesta porque caiga, pues esperaba que se quedara en el aire: vencer la fuerza de gravedad requiere algo más que desearlo. Muchos colombianos se ponen a juzgar un hecho como el del nudo de Paramillo esta semana y se sienten más bien a favor de los triunfadores. Otros condenan esos hechos y creen que otros deberían remediarlos. ¿Cómo es que las FARC obtuvieron 2,7 millones de votos en las elecciones de mayo? ¿O que en los medios se alienta abiertamente el asesinato en masa que cometen esos muchachitos? ¿Alguien ha visto una manifestación contra el secuestro? Claro: muchas, todas le piden al gobierno que premie a los secuestradores. ¿Alguien se figura que las FARC tienen a decenas de miles de personas en las ciudades trabajando para sus intereses? ¿A quién se le va a ocurrir? Eso sí es estar muy loco. ¡Cayeron de la luna por puro castigo bíblico!

Un censo de columnistas


______
¡Qué injusticia, condenar así a la mayoría de los colombianos! Si bien es cierto que casi todos los columnistas hacen propaganda de las FARC, también hay que acordarse de que no los lee ni uno de cada cien colombianos. Y que tampoco es muy claro que quienes los leen los entienden. Pero si los entienden casi con seguridad estarán de acuerdo, porque es una forma de sentirse parte de la gente culta y elegante del país. Todo esto que digo puede escandalizar a mucha gente, pero no a alguien que crea que unos asesinos no pueden imponer leyes y al mismo tiempo lea la prensa colombiana. Al menos en Colombia quienes cumplen estas dos condiciones son poquísimos, por eso el asesinato de 20 personas no motiva prácticamente ninguna columna, ningún post en blogs, mientras que un artículo que discrepaba de un editorial de El Tiempo ya ha merecido varias decenas de diatribas amenazantes. Es un tema que da aliento a la tropa de comentaristas, como los falsos positivos o las torturas a los soldados, etc.

Dichos y hechos

______Esas cosas ocurren porque alguien se propone hacerlas antes, y para eso las dice. La persona que no lee ve los cuerpos despedazados y se aterra, pero el que está acostumbrado a leer ya los había visto, pues siempre los anuncian los columnistas y blogueros, así como los políticos de la izquierda democrática. Y el hecho de que nadie quiera prestar atención a esas evidencias es casi la única causa de que sigan ocurriendo, y de que al cabo de varias generaciones no haya cambiado nada: el asesinato es rentable, luego los colombianos quieren estar en el lado de los asesinos. Su particular sentido moral les dice que no conviene estar en el lado de los asesinados. Dentro de medio siglo seguirá fatalmente lo mismo, pues el crimen es cada vez más rentable y honroso.

Escándalo


______
Ya sé que casi todos los lectores encontrarán excesivo todo lo que he escrito hasta ahora. Bueno: yo les voy a demostrar con un ejemplo hasta qué punto la tarea de los medios en Colombia es promover a las FARC y cobrar sus desmanes. Como hay tantos que tienen argumentos muy serios y juiciosos para demostrar que yo digo alguna inexactitud, los lectores podrán encontrarlos en las respuestas, siempre y cuando hablen del post y no de cómo pueden intimidarme, calumniarme o insultarme. Eso es ridículo, ciertamente. Los amigos de las FARC no pueden hacer otra cosa. Bueno, el que quiera puede leer este artículo de uno de los más señalados herederos de las FARC, podrá darse cuenta de que el dueño de El Espectador tiene un claro interés en promover a esa organización, por eso publica a tantos de sus ideólogos. Voy a comentar las muchas lindezas del mencionado escrito.

MUCHO PODRÍA DECIRSE SOBRE la decisión presidencial de cerrar los caminos hacia un acuerdo humanitario, los hechos que se afirma la motivaron y el anuncio de intentar rescates a sangre y fuego.

______Mucho, mucho, de momento se dice la mentira que interesa divulgar, la de que 1. Podría haber ¡acuerdo humanitario! (cosa completamente falsa, como he explicado antes, las FARC sólo buscan terreno despejado para transportar armas, drogas y secuestrados, sólo canallas desvergonzados como este asesino pretenden que por ese medio iban a quedar libres los rehenes), 2. Es culpa del gobierno la interrupción de los posibles contactos, como si no hacer nada tras la bomba de la Universidad Nueva Granada no hubiera sido precisamente el gran triunfo de las FARC, la demostración de que el gobierno estaba rendido y seguiría solícito entregando el país a los terroristas para que sus jefes viajeros no dijeran que pasaba por encima de la situación de los secuestrados; y 3., que se han cerrado caminos: ¿cómo es que las FARC no le escriben a él con una propuesta sobre intercambio que no sea la entrega como rehenes de cuarenta millones de colombianos? Mientras no se vea que toda esa campaña es ya la explotación más inmisericorde de los secuestrados para los fines de las FARC, sólo se estará retrocediendo al Caguán, y no precisamente por culpa del gobierno.

______No obstante, prefiero hoy ceder la palabra a Marleny Orjuela, la líder de Asfamipaz, quien aceptó mi invitación para escribir aquí esta semana:sábado, 28 de octubre de 2006.

______¡Era tanto lo que podría decir que su generosa disposición prefirió sacrificarlo para dar la palabra a alguien más elocuente que él! Ojalá los lectores fueran capaces de ponerse en la piel de esa señora e imaginarse las condiciones en que se dispone a buscar el apoyo de este columnista solidario, una víctima como ella del conflicto y de la violencia política que asola al país. ¿Saben qué elementos de persuasión usan para que ella se preste a eso? Por ejemplo, la promesa de no mezclar excrementos con la comida de su esposo, o de no someterlo a tratos infames, como dormir a la intemperie, en el suelo, etc., o no darle algún medicamento que precisa. Es muy fácil imaginarse todo eso. El que conozca un poco la historia del comunismo (en todas partes donde ha tenido poder) sabrá que esas cosas son rigurosamente ciertas, igual que la relación que hay entre las advertencias y la amistad con el columnista. Pero no me molesten a Marx, Santodomingo, Santos Calderón, López Caballero y demás joyitas no existen por culpa de ese barbudo sino de la indolencia de los demás colombianos.

La voz de las víctimas

______Pobres lectores, ir leyendo tantas cosas que los escandalizan. Yo les voy a demostrar que todo lo que dice esa señora es dictado para favorecer la propaganda de las FARC. Es comprensible que una persona que se encuentra con la insolidaridad de una sociedad degenerada defienda sólo su interés particular, pero de ahí a que saque las conclusiones del Secretariado (o de Cepeda II, que son obviamente las mismas) media un trecho:

______»El infierno que vive alguien cuando tiene a un ser amado privado de su libertad, es indescriptible. No puedo ocultar que ese dolor de los familiares de los policías, soldados, políticos y civiles secuestrados, cada día se pega más y más a mi ser. Tampoco podré olvidar aquello que viví cuando convencí a los comandantes de la guerrilla para que nos permitieran visitar a nuestros seres queridos y saber el estado de salud en que se encontraban.

______Naturalmente, a los captores de su esposo les tiene un gran respeto y se jacta de haberlos convencido de que le permitieran ver a su esposo. Si alguien cree que no fue su poder de persuasión sino el interés de los amigos de Cepeda II, de los que dictaron y corrigieron el escrito, empieza a ser desconsiderado con una víctima. ¡Los comandantes de la guerrilla también tienen su corazoncito y se dejan convencer de las víctimas para dejarlas ver a sus seres queridos!

______»Cada día que avanzábamos en la selva, aumentaban las fuerzas para llegar a abrazarlos. Quedaron atónitos cuando nos vieron allí. Nos miramos todos en silencio, pero por los rostros de ellos y de nosotras corrían lágrimas. Qué difícil momento. Lo que más nos impactó a primera vista fue el color de su piel, pero poco a poco entendimos que eso se debía al poco sol que entra en esos lugares. Hice mítines con ellos dentro de esas cárceles, pidiendo libertad. Nada más difícil que tener que dar la espalda abrazando tan solo un paquete de cartas, fotos y videos que ellos enviaban a sus familias. Sólo eso traíamos de las profundidades de las selvas.

______Valiente mujer, haciendo mítines sin público en lugares remotos de la selva a donde la condujeron para que el combo de Cepeda II la pudiera utilizar en su campaña de propaganda. Aquí los elementos patéticos sirven para despertar la compasión y al mismo tiempo la gratitud hacia los comandantes de la guerrilla que permiten ese emotivo encuentro. Ya se verá cómo todo es por culpa de la guerra y de quienes la quieren (qué cosas escribo, la queremos) continuar.

______»Hemos venido cumpliendo la tarea, caminando senderos arduos que parecen no tener fin. A todas las familias las animo día a día y las invito a no desfallecer, a seguir luchando contra toda desesperanza porque nuestra causa libertaria no será estéril. Muchos colombianos creen que para que dos enemigos se encuentren tienen que pensar igual, sabiendo que es precisamente la diferencia la que invita a dialogar. Cuando escucho canciones a la guerra y aplausos a las balas, me pregunto qué tendrán por dentro los compatriotas que siguen creyendo que la guerra es la solución.

______Es una perspectiva muy justa y razonable, ¿cómo va a ser la guerra la solución?

¡Hagamos la paz!

______Siempre se encuentra uno con esa cuestión de perspectiva: ¿quién cree que la guerra es la solución? No, señores. La solución es la paz, que nadie salga a matar gente, que se respeten los derechos de todos, que cada cual tenga oportunidades. ¿Es que acaso alguien se opone a eso aparte de las FARC? Bueno, yo digo las FARC. La izquierda democrática, es el nombre apropiado. ¿Conoce mi lector a algún demente que quiera la guerra y que no quiere que se respeten los derechos de todos? Por Dios, ¿cómo va a ser la guerra la solución?

Guerra a la guerra

______El gran pensador Ralph Waldo Emerson decía que los argumentos no convencen a nadie, y es que si hay quien haya leído hasta aquí lo que dice la señora y todavía dude de que se trata de algo que le dictan y que ella reproduce para librar de torturas a su marido, nada lo va a convencer. Mejor dicho, lo sabía antes. Todo el mundo sabe eso antes, es casi ocioso insistir en explicarlo, pero al menos como testimonio hay que escribirlo. ¿Dónde están los colombianos que quieren la guerra? ¿Es que el gobierno no está dispuesto a negociar con la guerrilla? Bah: lo que para la izquierda democrática es la guerra es cualquier resistencia a convertir en gobernantes a los que empalidecen a los rehenes. ¡Maldita guerra! ¿Cómo puede haber alguien tan duro de corazón?

______»Llevamos más de cuarenta años de conflicto armado en Colombia y lo que encuentra cada generación es lo mismo: miseria, desolación, desplazamiento, desaparición, muerte y secuestro. Por eso nuestras voces y nuestros aplausos se los damos al acuerdo humanitario y a la Paz.

______¿Qué es la paz? El redactor de la carta combina la amenaza con un argumento cierto: la señora Orjuela desea el acuerdo humanitario. Pero ¿qué es acuerdo humanitario? ¿Puede haber algo más humanitario que soltar a todos los rehenes y aprovechar para que los guerrilleros presos se vayan a otro país? ¿O para qué quieren que sigan en la guerrilla si no es para matar gente, tal vez por humanitarismo? El acuerdo humanitario es el nombre de la guerra y el asesinato y el secuestro que esperan hacer recuperando a sus asesinos y secuestradores presos, ¿dónde está lo humanitario? ¿Quién hace la guerra? ¿Quién busca la guerra? ¿Quién llega a creer que cediendo a las pretensiones de las FARC se avanza hacia la paz? Pero ¿entonces por qué las campañas para que el gobierno ceda al intercambio? No se puede decir que el PDA sea lo mismo que las FARC, es un honor que esos canallas perfumados no se merecen.

______»El secuestro no debe seguir siendo una bandera de la revolución y tampoco la guerra debe seguir siendo un proyecto de Estado, porque ni el secuestro ni la guerra nos permitirán encontrarnos nunca para vivir en hermandad. La guerra termina pisoteando la dignidad humana y la soberanía nacional, y nos aleja de todo heroísmo político, social y crítico. En la guerra de nuestro país no ha habido ni habrá ganadores, porque los únicos que se benefician con ella son los grandes fabricantes de armas en el mundo, que disfrutan las ganancias de sus ventas sobre la sepultura de los miles de muertos. A ellos les corresponden las ganancias, y a nuestras familias, el sufrimiento.

______¿Desde cuándo la guerra es un proyecto de Estado? ¿Acaso no se muestra el gobierno dispuesto a dejar impunes a todos los asesinos de la guerrilla y a permitirles disfrutar de lo que han obtenido secuestrando y extorsionando colombianos y explotando a los peones de la gran hacienda cocalera? ¿Cómo que la guerra es un proyecto de Estado? Todo lo que dice la carta después sobre la guerra es cierto, aunque el «heroísmo crítico» requiere un mamerto muy envilecido para proclamarlo. Lo que pasa es que la guerra no es un proyecto del Estado, y sobre todo que cualquier debilidad del Estado abriría el paso a una verdadera guerra civil. ¿Quién ignora eso? A mí siempre me reprochan que sea más crítico con los colombianos corrientes que con la misma guerrilla, pero ¿cómo es que no han salido a manifestarse por semejante infamia?

El espíritu nacional

______
Ojalá los lectores intentaran figurarse la situación en que esa señora firma eso presionada por las advertencias sobre el trato que obtendría su pariente caso de resistirse, o aun ilusionada con la promesa de que le llegaría alguna carta o algún regalo que ella le envió: ¿qué clase de persona puede llegar a hacer lo que hacen los intimidadores que escriben eso? ¿Qué clase de monstruo es este heredero de las FARC que pone la cara para publicar semejante crimen? Cada colombiano tiene que ir corriendo al espejo y ver al culpable, pues él o ella lo ha permitido. Estoy seguro de que si mañana yo presenciara el encuentro de Cepeda II con algunos colombianos que no conociera, todos tendrían ante él una actitud solícita. Más urgente que acusar a los criminales es llamar la atención de la sociedad que los tolera y hasta los alienta.

Los únicos que se benefician

______
Entre las mentiras más repulsivas que ponen a firmar a esa señora está el cuento de que los únicos que se benefician de la guerra son los fabricantes de armas. ¿Y los cientos de millonarios que viven en Europa como embajadores de la izquierda democrática rodeados de lujos y de harenes? ¿Ésos no se benefician? ¡Ésos quieren la paz que consista en su transformación en gobernantes gracias a las masacres que han ordenado y se quejan del guerrerismo que no acepta que, como decía Adolf Hitler, es mejor un final con horror que un horror sin final! No, no vengan a escandalizarse porque esos malos de la película son muy representativos del país, y los demás colombianos tal vez no los aborrecen tanto como a los corruptos porque pasan varias horas al día leyendo y hasta han estudiado idiomas extranjeros (y en ese sentido despiertan menos envidia, con la pereza que da hacer todo eso).

El dolor de las madres

______
La retórica del escrito casi describe el pensamiento universitario colombiano, de los adefesios increíbles como el heroísmo crítico se pasa a las asociaciones delirantes, como lo del secuestro como bandera de la revolución: pero lo verdaderamente eficaz es el efecto melodramático. ¡El dolor de las madres!

______»Señores del Gobierno, entiendan y compartan el dolor de las madres, los padres y familias que desde hace casi nueve años vienen padeciendo la separación forzada de sus hijos. No permitan que más madres mueran en la espera del regreso de sus hijos. No permitan que los hijos de los secuestrados sigan creciendo sin conocer a sus padres o a sus madres. No intenten rescates a sangre y fuego. Señores del Gobierno y la guerrilla, demuestren su voluntad política en hechos reales, no virtuales. Denle un respiro a la vida, firmen el acuerdo humanitario, y permítannos volver a abrazar a nuestros familiares vivos y libres. A la vida todo, a la guerra ni un peso ni más vidas. Marleny Orjuela.»

______Para no permitir que las madres mueran esperando que sus hijos vuelvan, el gobierno debe facilitar la comisión de secuestros, así las madres pierden toda esperanza desde el principio. Esta señora, ya vencida por la desesperación y por el miedo está proponiendo que se mate a los hijos de los secuestrados, dice que no los dejen crecer y al mismo tiempo que se faciliten más secuestros. ¿O no dice que se faciliten más secuestros? ¿O es que el gobierno se niega a canjear los rehenes por los presos con tal de impedir que vuelvan a delinquir? Pero no, ella sólo firma lo que redactan en Escandinavia los jefes de la guerrilla, que por medio de la voz dolorida esperan encontrar entre sus partidarios los que vayan a decir en sus blogs o en sus comentarios en la prensa que basta con devolver los secuestradores a su labor para que no haya más secuestros.
______Bah, yo no me quejo si el agua de la lluvia no se detiene un metro por encima de mí, me quejaría del que podría presarme un paraguas y no lo hace. Esa mayoría de colombianos indolentes, subhumanos, cobardes terminarán cayendo, o lo harán sus hijos, cuando los dueños de los medios y las mafias de herederos de la izquierda consigan reforzar su tropa y sacar adelante su guerra civil. ¿No será un favor que se hace al mundo que un tipo humano tan despreciable se reduzca?

Aclaración: noviembre 4. Por un error de comprensión del texto, sin duda agravado por los tonos patéticos con que la señora Orjuela describe su encuentro con su pariente, entendí que éste permanecía aún en manos de las FARC, lo cual no corresponde a la verdad. Ese dato, no obstante, no cambia en nada el hecho de que el escrito de la señora sea hasta en la última coma la propaganda de las FARC. Más bien queda la duda de su papel después de la liberación de su esposo. Lo que cuenta es que se vea que los rehenes son muy necesarios para las FARC para divulgar su propaganda, y por eso no habrá ningún canje.

25 comentarios:

  1. “Cuando escucho canciones a la guerra y aplausos a las balas, me pregunto qué tendrán por dentro los compatriotas que siguen creyendo que la guerra es la solución.”

    Resulta que cuando las personas piensaN que la guerra es la solución están pensando así como una Consecuencia de un conflicto, esta posición es una reacción y no una acción. La acción es de los narcoterroristas FARC (¿deberían registrar esa marca y comenzar a producir cosas con su sello no?) es por esta razón que no me sorprende ni me pregunto “qué tendrán por dentro los compatriotas que siguen creyendo que la guerra es la solución” sino que por el contrario me sorprende como se olvida que las FARC son los únicos responsables de que el familiar de esta señora este secuestrado; tambien me sorprende que se olvide que no se puede sacrificar ni vender todo un país para quitarle la pena a los familiares de los secuestrados. El intercambio humanitario es una buena herramienta que favorece al narcoterrorismo ya que esta ligada con los sentimientos de las personas, y ya sabemos que el sentimiento fácilmente se antepone a la razón.

    QUE VIVA LA PROPAGANDA POLÍTICA CARAJO….

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:48 p.m.

    HOY SALE UNA ENCUESTA QUE MUESTRA AL PRESIDENTE URIBE BAJANDO - OTRO TEMA DE DSCUCION- LO CURIOSO ES QUE MUESTRA AL PAIS POLARISADO EN PARTES IGUALES, UNOS A FAVOR Y OTROS EN CONTRA DEL INTERCAMBIO, PERO SI LA COSA ES ASI ¿POR QUE MAS DEL 70% APOYO AL PRESDENTE DESPUES DE LA BOMBA? LA ECUESTA TOCA OTRO TEMA INTERESANTE, MUESTRA A LA SOCIEDAD POLARISADA A FAVOR Y EN CONTRA DE LOS ESTADOS UNIDOS ¿ENTONCES POR QUE NO HAY MAOR RESISTENCIA POR PARTE DE LA SOCIEDAD AL ALINIAMIENTO QUE TIENE EL PAS CON LA POTECIA DEL NORTE? PREGUNTAS QUE NO SON RESPONDIDAS POR LA ACTITUD DE LAS PERSONAS, SOLMENTE CUANDO SE LES PREGUNTA.

    ResponderEliminar
  3. Ay Jaime. Otra vez edificando casas en el aire. Esta vez solo es que el secuestrado con el que Cepeda chantajea a Marleny Orjuela no existe. Marleny es la directora de esa fundación desde la época de Pastrana. Su familiar, que no era su esposo, sino un primo, fue liberado por las Farc en los intercambios humanitarios que se hicieron bajo ese gobierno. Y así es usted con todo: impreciso, falso, contradictorio, incoherente... Yo en serio le sugiero que le cambie el nombre al blog por ese "La Casa en el Aire de jaime Ruiz", sabrían los nuevos lectores a qué atenerse.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:18 p.m.

    La mayoria de los que habitualmente entran como anonimos a las columnas de JR, parecen siempre responder desde la negacion.

    Quizas necesitan negar lo que otros dicen para poder sentirse valorados.

    Siempre contradiciendo por placer, entes sin voz propia.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:35 p.m.

    BRABONEL.

    Es un hecho que las FARC y sus brazos Políticos no quieren la Paz sino el poder, lo ha dicho Antonio Caballero, en su forma, también Maria Isabel Rueda, Daniel Coronel y muchos otros, entonces el Intercambio de psicópatas por gente decente es solo una vía para llegar a ese fin. Yo veo al Intercambio como un pulpo donde nadie sabe con exactitud que brazo va a ser usado por las FARC para debilitar al Gobierno, es muy posible que entre los medios de comunicación los brazos Políticos e intelectuales de las FARC acorralen al Gobierno para que seda a las peticiones del terrorismo y una vez ocurra esto el terror se expanda con tanta fuerza con el único fin de tratar de convertir a Uribe en otro Pastrana, es decir, con pocos argumentos para maniobrar en una dirección diferente que no sea entregarle parte del poder al Terror. León Valencia es mucho mas explicito en la Columna titulada La balacera de fin de año: la guerra sale del Estado que a su vez empuja a las FARC a no tener otra repuesta que no sea la misma guerra y el único perdedor es el pueblo, para eso la salida a ese desastre desolador debe ser pactar la Paz, es decir, darle el poder a las FARC como lo ha reconocido Antonio Caballero y demás secuaces.

    Luís Eduardo Garzón (componente del brazo Político de las FARC) ve el Intercambio como un Oasis en medio de esa guerra ¡Hágame el Favor! ¡Quizás el arma Política más eficaz que tiene el terror para acordar a la Sociedad Colombiana de bien, para ese delincuente es un Oasis! Esa gente dice lo que le viene en gana por que se cree con el derecho de escalar utilizando al terror como vía ¿Ya lo han hecho en el pasado por que no ahora? Denunciarlos, talvez esta sea la única formula para evitar que la sangre siga fluyendo como hasta ahora, por que mientras sigan actuando abiertamente con tanta facilidad será muy difícil ver al terrorismo ceder.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4:40 p.m.

    BRABONEL.

    Perdon, el arma mas eficas que tiene las FARC para acorralar a la Sociedad Colombiana es el Intercambio.

    ResponderEliminar
  7. Bobo el Gobierno si se deja acorralar, aquí la guerra la esta haciendo las guerrillas contra la Sociedad y el Estado la esta defendiendo, el que diga todo lo contrario simplemente es un colaborador de la subversión.

    Yo soy de los que esta de acuerdo con un intercambio humanitario pero de un verdadero acto humanitario donde las FARC no exijan nada para liberar a los prisioneros que tienen en su poder de lo contrario estamos frente a actos meramente Políticos y se pierde lo humanitario.

    ResponderEliminar
  8. Higu6ra: el problema es que a los secuestrados no los liberarán porque la utilidad de sus familias como propagandistas es mucho mayor que cualquier rescate, incluso que la recuperación de los asesinos presos.

    Y lo triste es que nadie les responde. Uribe en lugar de tantos Consejos Comunitarios debería dirigir una alocución al país explicando qué pasa con Asfamipaz.

    ResponderEliminar
  9. Chico de la Tapa:

    Vamos a suponer que eso lo escribe la señora con plena convicción y sin incentivos. Eso sólo demostraría que es una militante de las FARC (o de su rama política). El que hubieran liberado a su pariente demostraría un premio para ella.

    Lo cual no cambia nada respecto a que se use a los familiares de los secuestrados para hacer propaganda de la guerrilla.

    ¿O es tan descarado usted que niega que esa columna y esa carta son abierta propaganda de las FARC?

    ResponderEliminar
  10. Chopper:

    Bueno, entran como anónimos porque las respuestas los suelen dejar mal parados.

    ResponderEliminar
  11. Brabonel: es que la "paz" es el nombre que ellos le dan a su triunfo, por eso sus propagandistas, como esa señora Orjuela y como Cepeda II, creen que el intento de impedir las masacres es el guerrerismo.

    Pero siempre sigue siendo fundamental entender que son los agentes de un orden difuso y hegemónico entre las clases altas.

    Por eso los medios están cada semana mintiendo al respecto.

    ResponderEliminar
  12. Pruno, el gobierno ofrece soltar a todos los guerrilleros presos por los 60 rehenes políticos y militares. Sólo es que no vuelvan a secuestrar.

    El problema es de percepción. O mejor dicho, de moral de la sociedad. Los grandes medios son claramente propagandistas de las FARC, y la gente partidaria es muy influyente.

    Mientras que los demás son más pero también muy indolente. Así consiguen que a pesar de la generosidad del gobierno parezca que es el presidente el que no quiere que los secuestrados vuelvan.

    La gente que es consciente del problema es poca, y por eso tiene un trabajo ingente: despertar a los demás y hacerlos responsables del futuro del país. Si se permite que los agentes o socios de esos criminales sigan monopolizando el uso de la palabra, nunca se reducirán los secuestros y masacres.

    Y la prueba de que las FARC sí expresan a las clases parasitarias es que por cada blog que es solidario con los policías hay al menos diez dedicados a cobrar los secuestros.

    ResponderEliminar
  13. Jaime, no se ha puesto a pensar que tal vez, y solo tal vez, la guerrilla y el Gobierno( o quien lo represente en su momento)tienen un acuerdo tacito o explicito (ayudeme usted a resolver eso), de mantener vivo el conflicto (real o imaginado), pues de esa manera pueden y podemos repartir apelativos y señalamientos de buenos y malos, segun la orilla donde estemos, y mientras hacemos eso, las diferencias entre unos y otros se van acrecetnando y asi las causas de la lucha de unos y de otros encuentra fundamento...pienso que los muertos, de donde sean son muertos, y no deberia ser asi, nadie deberia morir por defender ideas, las ideas deberian discutirse...pero ante la incapacidad o la falta de disposicion de hacerlo, se asumen posiciones de fuerza que terminar por justiifcar la violencia en una o en otra orilla...una pregunta estupida para terminar: cuantos muertos mas se necesitan para confirmar nuestra estupidez?...y

    ResponderEliminar
  14. Anónimo7:15 p.m.

    Para los admiradores de los "guerrilleros del chico", Toñito Caballero y Kike Santos, pasense por las sociales de semana, aqui les dejo el link
    http://www.semana.com/wf_InfoArticulo.aspx?IdArt=97994
    que risa me dio ver bailando a los dos mayores "lideres" de opinion del pais; y que conste que lo que digo no va en tono peyorativo; ya le gustaria a JR estar asi de apachuchado con la presentadorcita aquella; en fin, a mi si me da envidia....

    ResponderEliminar
  15. Yo no sé, pero mientras se siga dejando a los familiares de los secuestrados decir lo que quieran los terroristas los seguirán utilizando a su antojo, después de que el Presidente dijera que no negociara hasta que sedan los ataques terroristas los familiares de los secuestrados salieron a decir que ese era un obstáculo para liberal a sus familiares y lo mejor era que el gobierno no pidiera tanto, como ya se dijo a los familiares de los secuestrados no les importa sino ellos y el resto de Colombianos que los devore las explosiones de los carros bombas y fusiles de las FARC. Es cierto que ellos también son victimas y son hábilmente utilizados por las FARC pero también es cierto que aquí no debe haber ciudadanos de primera y de segunda clase y eso se les debe recordar alguien.

    ResponderEliminar
  16. No. No sea descarado ud. Jaime. Utiliza una mentira en su escrito,a partir de lo cual elabora la tesis de que Marleni escribe esa columna chantajeda por las Farc, y cuando lo desmiento, dice, que eso lo que demuestra es que esa señora es una guerrillera. No sea tan criminal. ¿O en qué momento fue que se volvio la guerrillera? ¿antes, durante o después de que esos bandidos le mantuvieran pudriendose en la selva por más de un año a su primo? Esa salida suya si es muy caradura. Ahora hasta las victimas de las Farc hacen parte de ellas. ¿Y tambièn se lucran cómo yo?

    ResponderEliminar
  17. Alcastero: bueno, usted ya lo descubrió, los demás seguiremos engañados dejándonos manipular.

    Hay gente para todo.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo 7:15 PM

    Usted está ayudando a dividir a la izquierda colombiana, formada sobre todo por personas humilladas por no salir en las páginas sociales. Hay que mantener el debate con altura.

    ResponderEliminar
  19. Javier Manguero: fíjese en el problema del lenguaje, yo creo que usted quiere decir que se debería responder a lo que dicen los familiares de los secuestrados, pero lo que se entiende directamente es que los deberían censurar.

    Hay una gran presión sobre los familiares de los secuestrados, que puede consistir en presiones como las que describí en el post, para que hagan la propaganda de las FARC. Y lo justo sería que el gobierno, el presidente, se tomara el trabajo de explicar eso a la gente en una alocución televisada o mediante una carta a la prensa.

    Pero creo que le queda más fácil y le da más resultado hacer gestos ruidosos.

    ResponderEliminar
  20. Chico de la Tapa:

    ¿Dónde he dicho que usted se lucre de los secuestros? Lo que no recuerdo si he dicho o si sólo he querido decir es que lo que usted dice es exactamente lo que conviene a las FARC, cosa que un buen marxista jamás relacionaría con tener nexos de ningún tipo. Sencillamente hay una clase social y un orden tradicional al que defienden las FARC, la "conciencia de clase" no viene de tener intereses distintos a los que se estima legítimos,

    Cualquier persona de un país civilizado pensaría que las leyes necesitan del consenso de la sociedad y no de la imposición de unos matones. Ustedes no, toda la vida han vivido esclavizando a los demás gracias a la violencia, ¿cómo va a ser que eso cambie ahora?

    Si algo sería absurdo sería pretender engañar a la gente en un texto como éste con la relación de esa señora con los secuestrados. Lo que he dicho es que el contenido de esa carta es pura propaganda de las FARC. Si usted no lo ve y en cambio encuentr la reivindicación legítima de una persona sufrida, pues digamos que se retrata ahí.

    Bah, se retratan todos los días y lo saben, saben que sin el Plan Colombia ya tendríamos unos cuantos millones de colombianos asesinados, pero todo eso se justifica por los contactos con la gente de arriba (de la sociedad, no de la guerrilla, aunque la guerrilla en última instancia obedece a los García Peña y compañía).

    Lo mismo: es tan descarado que se excusa en mi error respecto al parentesco de esa señora con un secuestrado actual y no responde a la cuestión de si es o no propaganda de las FARC.

    Sinceramente no creo que usted se lucre del narcoterrorismo. De esa señora ya no estaría tan seguro, me parece que tanta gratitud a quienes secuestraron a su pariente, tantos años después, tan manifiestamente favorable, tiene alguna explicación. Y no es que esa explicación no esté en sus convicciones: podría ser. El problema es que nadie denuncie que lo que dice y publica el siniestro heredero de las FARC es pura propaganda del terrorismo.

    Sólo por la hegemonía de esas mentiras se sigue matando gente en Colombia. Y le repito, conteste al post, diga que el intento de aplicar la constitución es hacer la guerra y que la guerrilla tiene derecho a impedir que los miembros de las fuerzas institucionales se asomen por ciertos sitios. O que no es lo que dice la carta de esa señora.

    ¡Cuánto descaro!

    ResponderEliminar
  21. Le contesto.
    "Cualquier persona de un país civilizado pensaría que las leyes necesitan del consenso de la sociedad y no de la imposición de unos matones"

    No se si cualquier persona y no se si en un país civilizado, pero así pienso yo. O asi desaría yo que fuera. Pero la verdad es que su propio presidente cosensua las leyes con los interesados, sean estos matones o no. No basta si no ver con quién se consesuó la Ley de Justicia y Paz. No fue precisamente con las hermanitas de la caridad, ni con la participación de todos los sectores de la sociedad. Sí, así es la imperfecta democracia, qué le hacemos. Y con ella hay que vivir. Eso no quiere decir que quiera que con las Farc se negocie la constitución -eso lo propusó su presidente y el partido conservador que lo apoya a él-. Pero si no se gana la guerra por la vía militar, lo más probable es que no haya de otra. No me gusta y no estoy de acuerdo, pero como yo no puedo ir a dar de baja a Tirofijo por mi mismo, de pronto me toca hacerme a la idea. Es igual que con el intercambio, como en 8 años no los hemos podido liberar por la vía militar, pues toca sentarse con esos señores a discutir la liberación de los civiles y los militares secuestrados. ¿Se le ocurre una mejor idea?

    "Ustedes no, toda la vida han vivido esclavizando a los demás gracias a la violencia, ¿cómo va a ser que eso cambie ahora?"

    Yo no soy "ustedes", para empezar. No soy más que yo mismo, y cuando hablo lo hago a nombre propio. No he esclavizado a nadie ¿o le consta?

    Y así es con todo. Poniendo palabras en boca de los demás, asumiendo que el desacuerdo es una conspiración monolítica en contra del gobierno y el estado de derecho. Cuando comience a individualizar las responsabilidades a lo mejor se da cuenta de que el mundo es un tricito más amplio que el chambón "ustedes" y "nosotros".

    ResponderEliminar
  22. Anónimo8:44 p.m.

    Quisiera que alguien me contestara una inquietud. Basicamente la hago antes de escribir algo deseo en mi bitacora.

    Las cuestiones son las siguientes:

    1. ¿Los familiares de las victimas (los secuestrados) hacen marchas de protesta?

    Es decir siendo tantas personas y familias afectadas, he imaginado un escenario similar al de cientos de madres golpeando sartenes y ollas en las calles

    2. Si existen estas protestas, ¿contra quien van dirigidas?

    En este punto me parece importante explicar el motivo de la pregunta:

    En el caso de Ingrid Betancourt, he visto en TV, que la protesta siempre va dirigida en contra de Uribe y de Pastrana, nunca en contra de las FARC.

    ¿Es igual en el caso de los "otros" secuestrados?

    Una vez yo haya aclarado y asimilado mis dudas podre opinar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Chico de la Tapa: bueno, el presidente fue el candidato que más votos obtuvo en 2002 y 2006 porque defendía la superioridad de las urnas y denunciaba la ilegitimidad de negociar las leyes con unos asesinos. El proceso de desmovilización de las AUC cuenta con una ley aprobada por el Congreso y en absoluto es una negociación de las leyes, a tal punto que las guerrillas podrían acogerse a esas leyes.

    ¿Quién ha dicho que deban participar todos los sectores de la sociedad? Eso se lo inventa usted.

    Bueno, no debería sufrir tanto por tener que resignarse a la solución negociada: nunca tendrá lugar, y si consiguen arrastrar al país a una guerra civil la perderán. Sólo mantienen las rentas sindicales y demás y el apoyo de la parte parasitaria de la sociedad al precio de las ilusiones de unos matones que hacen de señores cuando consiguen los remedios para la leishmaniasis.

    ResponderEliminar
  24. Schlecter, las marchas de los familiares no son de protesta sino de demanda al gobierno para que cambie a los rehenes por guerrilleros presos sin la exigencia de que no vuelvan al monte. No es serio esperar que vayan a manifestarse contra las FARC porque se lo cobrarían a sus parientes.

    El problema es que el secuestro se mantiene porque los familiares de los rehenes son activistas poderosos a favor de las FARC y los organizan los mismos que organizaban a los alcaldes amenazados y a los desplazados. Cuando alguien logre averiguar quién maneja a la señora Orjuela, se sabrá dónde está el frente más peligroso de la guerrilla.

    Colombia me parece cada vez más como un patio de prisión en el que un grupo de individuos más fuertes empala a la mayoría. Cuando se les dice que son mayoría y que bastaría que se mostraran enérgicos para que cesara todo eso, se dan cuenta de que ya se han acostumbrado y le han cogido gusto a la violación. En Colombia la llamada izquierda (es decir, los doctores improductivos y los empleados estatales) se lo roba todo pero los demás sólo sueñan con salir doctores y participar del gran desfalco.

    No son los familiares de los secuestrados los que deben protestar, sino los que todavía no han sido secuestrados ni mutilados por una bomba. El día que las masacres dejen de ordenarse abiertamente en los grandes medios, la guerrilla se desmoronará. Pero ese día está lejos porque hay una buena cantidad de personas identificadas con esas órdenes, que las leen como un anuncio de su ascenso social. Y los demás no llegan a tener dignidad para hacer frente a esa infamia.

    ResponderEliminar
  25. Jaime, a usten no le parece extraño por decir lo menos, que cuando el gobierno de turno (no hablo de este solamnete) ha tenido una situacion incomoda para ventilar publicamente de la cual podria salir desfavorecido, se presenta otra situacion donde se involucra la guerrilla , de modo qeu se pierde la atencion publica del fenomeno inicial y se enfoca en el segundo acontecimiento, hasta que se disuelven los dos...y vuelve a empezar dias despues....será, que la dirigencia de la guerrilla es tan bruta que en vez de aprovechar y explotar un hecho(el primero) que generaria rechazo en el publico y desprestigio del gobierno, lo que ayudaria a su proposito de tomarse el gobierno, repito en vez de hacer eso, le hace el juego estableceindo con su accion (la segunda) una cortina de humo, generalmente bien aprovechada por el gobierno para recuperar su imagen a partir de la tesis de la necesidad de atacar el enemigo ( o visceversa)...sera tonto pensar que el enemigo es uno solo, y que esta bien repartdio, estrategicamente organizado en guerrilla y gobierno, trabajando en "tandem"....gozando del status quo que han montado y que vienen usufructuando...?...son preguntas tontas, porque como usted dice , hay gente para todo...hasta para defender de modo recalcitrante una u otra posicion...

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.